Pasaportes bajo el microscopio

Lea más de: , , ,

Marah Paes

Viajar al exterior es uno de esos temas tradicionales que los enemigos de Cuba sitúan bajo un súper microscopio, pues la lupa ha quedado corta de megapíxeles en tiempos de Flickr y Photoshop.

¿Por qué callar ante las restricciones de viaje a los ciudadanos norteamericanos a “oscuros rincones del planeta” y las arbitrariedades de la Unión Europea (UE) con respecto a los inmigrantes? Sí, de vez en vez la prensa se asombra, pero jamás ha calificado de sangrienta dictadura a ninguno de los gobiernos del bloque, a pesar de los frecuentes “descubrimientos” de inmigrantes trabajando en condiciones de esclavitud.

La Unión Europea (UE) exige a países con menos recursos mantener las fronteras abiertas. Sin embargo, la Directiva de Retorno, aprobada por el Parlamento Europeo, regula los procedimientos de repatriación –voluntaria o forzada- de personas que viven en Europa ilegalmente. Esta disposición legaliza la retención de los extranjeros por seis meses, extensible hasta 18, mientras prepara su deportación y les prohíbe regresar a los países del bloque regional.

Por otra parte, el ejército israelí emplea de manera arbitraria bloqueos, concesiones de permisos, toques de queda y clausuras internas y externas rayanas en el fascismo, para restringir la libertad de circulación de los palestinos.  Tales autorizaciones permiten viajar solo en determinados días y durante ciertas horas, aunque ni siquiera la obtención de las mismas es útil si el ejército israelí niega el paso.

En el caso de Cuba, el sofisticado microscopio pierde los nortes de la objetividad y despoja circunstancias. Sus mediciones resultan magnificadas, y por demás, irreales.

Con la reciente Ley Migratoria, se fortaleció el marco jurídico para la protección de los derechos de los cubanos a circular libremente, salir del país y regresar a él.

Son ahora muchas de las embajadas de los satélites de Estados Unidos quienes niegan la posibilidad a los cubanos de viajar a sus territorios, al tiempo que otorgan permisos e invitaciones a contrarrevolucionarios para participar en eventos sobredimensionados. Es este otro de los obstáculos para la normalización de las relaciones con la UE en general, y a nivel bilateral con los Estados miembros.

Es en definitiva otra de las fórmulas para conseguir apoyo mediático, político y financiero hacia los mercenarios.

La política adoptada por el gobierno cubano en el campo de la migración ha estado determinada, en gran parte, por la agresividad de Estados Unidos y su manipulación con respecto al tema.

Mientras mexicanos, haitianos y latinoamericanos en general llegan a Estados Unidos “en busca del american dream”, los cubanos “escapan de la isla”.

El cinismo a lo Washington engorda al estimular la emigración ilegal a través de la Ley de Ajuste Cubano y la política “pies secos pies mojados”, además de la venta de la ilusión de éxito a todo cubano que llegue a territorio estadounidense.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.