¿Para qué sirve la embajada yanqui en La Habana?

Lea más de: ,

Por Arthur González

embajada-de-euEl 17 de julio de 2015, al informar la apertura de la embajada de Estados Unidos en La Habana, el presidente Barack Obama fue claro y preciso en lo que deseaba con ese paso, al argumentar:

“[…] Podremos aumentar considerablemente nuestro contacto con el pueblo cubano”. “Tendremos más personal, y nuestros diplomáticos podrán participar de manera más extensa en toda la isla…incluida la sociedad civil y con los cubanos que buscan alcanzar una vida mejor”.

“[…] Nadie espera que Cuba se transforme de la noche a la mañana, pero creo que el compromiso estadounidense, mediante nuestra embajada, empresas y ante todo nuestro pueblo, es la mejor manera de representar nuestros intereses, y apoyar la democracia y los derechos humanos”.

En 1977 cuando el presidente James Carter decidió abrir la Sección de Intereses, pretendía algo semejante y por eso su sede diplomática se convirtió, de la noche a la mañana, en el nido de oficiales CIA y de otras agencias de inteligencia, para reclutar y atender a sus agentes cubanos y extranjeros, unido a la obtención de informaciones de su interés a través de sofisticados medios técnicos, capaces de grabar todas las conversaciones telefónicas y de otros equipos de comunicación y transmisión de datos por el éter.

Diez años más tarde, en 1987, desconociendo los llamados de atención que públicamente les hizo el presidente cubano Fidel Castro, Cuba denunciaba públicamente la actividad ilegal de inteligencia que varias decenas de oficiales CIA ejecutaban en la Isla, para abastecer a sus agentes con sofisticados equipos de transmisión satelital y direccional, dinero y otros materiales de espionaje, según se observó en los programas de la TV cubana.

De igual forma, los yanquis aprovecharon la oportunidad de su regreso a La Habana para fabricar “disidentes”, entrenarlos y abastecerlos dentro de sus locales diplomáticos, en total violación de la Convención de Viena de 1961.

Así fue como el Departamento de Estado, pisoteando toda norma diplomática, dio apertura a Centros de preparación para esa contrarrevolución nacional, que iba en busca de dólares fáciles y la posibilidad de calificar para un visado de “refugiado político”, mediante un aval por sus acciones firmado por alguno de los jefes de las decenas de organizaciones que se fabricaron en esos años, con la ilusión de derrocar el socialismo en Cuba, tal y como hicieron en los países del Este europeo.

Variadas fueron las actividades realizadas, desde cursos a la carrera para formar a los llamados “periodistas independientes”, clases de lucha “no violenta” con el método de Gene Sharp que tanto éxito tuvo en Polonia, entrega de cientos de miles de radios portátiles para que captaran la emisora subversiva Martí, alimentos y medicinas para atraer a los “disidentes”, hasta la organización de eventos provocativos contra el poder del estado cubano.

En esa época nacieron los tres Centros para la subversión dentro de la propia Sección de Intereses, SINA, los cuales fueron denominados Eleonor, Lincoln y Benjamín Center.

Teleconferencias, video conferencias y clases con profesores presentes en La Habana, fueron dándole cuerpo a la preparación de la contrarrevolución, fortalecida con invitaciones a cocteles y cenas en la residencia del jefe de la misión diplomática, unido a las reuniones que sostenían con altos funcionarios de Estados Unidos y de países aliados, como respaldo a sus acciones contrarrevolucionarias.

Después de diciembre de 2014 nada ha cambiado, excepto que ahora los llamados “disidentes” viajan a Miami y Washington donde son preparados con más facilidades, e incluso recibidos por senadores, representantes y hasta el propio presidente Obama que cenó con dos de ellos en la residencia en Miami del jefe de la FNCA.

Ahora el periodista M. H. Lagarde, denunció en su blog, Cambios de Cuba, que en la propia embajada yanqui en La Habana se organizó, el 16 de octubre 2018, una reunión con los pocos “opositores” que aun residen en Cuba, para visionar, vía videoconferencia, el show anticubano organizado dentro del Consejo de Económico y Social de las Naciones Unidas, y debatieran la denominada campaña “¿Jailed for What?”,presentada por Kelley E. Currie.

Nada ha cambiado, los yanquis cual simples perros hueveros siguen en el mismo camino de violar los principios básicos de la no intromisión en los asuntos internos de otros estados, y utilizar los locales de su embajada para fines subversivos.

Lagarde relata con lujo de detalles la reunión en el Eagle Bar, evento dirigido por el diplomático estadounidense Todd Henderson, Primer Secretario Político Económico, y la Asistente de la Oficina de Diplomacia Pública, Mónica Fernández Salina.

Además, señala, con fina ironía, que Estados Unidos retiró en septiembre del 2017 a la mayoría de su personal de Embajada, bajo un fabricado y falso pretexto que busca afectar el turismo hacia Cuba. Sin embargo, no tuvieron el más mínimo temor de que sus asalariados pudieran “enfermarse”, porque al final Roma paga a sus traidores, pero los desprecia y esos “disidentes” solo sirven para justificar el millonario presupuesto de una política fracasada.

Ojalá que las relaciones diplomáticas dieran fruto para sostener una relación de respeto y con el ánimo de encaminarlas a una futura normalización, pero sino ofrecen servicios consulares a los cubanos, no alientan las relaciones culturales y comerciales, su posición política es de enfrentamiento total a la Revolución cubana, y solo les interesa la actividad de espionaje y de subversión política, ¿de qué le sirve a Cuba tener esa embajada en la Habana?

Visionario fue José Martí cuando afirmó:

“Hay que andarse con tiento en eso de cantar victorias diplomáticas”.

El Heraldo Cubano

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

14 Comentarios

Armando dijo:

No sirve para nada,deberian cerrarla y hacer apartamentos para los necesitados.

21 octubre 2018 | 11:11 am
Linda dijo:

Para fastidiar, para intentar subvertir el orden de este país, para alentar a la exigua contrarrevolución interna y pagarles a los mercenarios… para cosas como esas sirve la embajada yanqui en La Habana.

21 octubre 2018 | 11:14 am
hectico dijo:

Hay algo que me despierta interes y quisiera saber y es que si el autor de este articulo es cubano o no?, porque si fuera cubano deberia firmarlo como ARTURO GONZALEZ, ya que esa firma de Arthur Glez, solo me da a entender su gusto por el estilo americano hasta la hora de pronunciar su nombre, a pesar de su escrito en contra de la embajada y hasta de los propios americanos. Este autor con quien esta con los indios o con los cowboys en su real pensamiento?.
Por favor alguien que me aclare mi duda, o yo estoy equivocado.
Muchas gracias

21 octubre 2018 | 01:40 pm
Alberto N Jones dijo:

El parcial desmantelamiento de la Embajada de los Estados Unidos en Cuba, es el preludio de los esfuerzos de la ultra derecha cubanoamerica, que nunca acepto el restablecimiento de relaciones entre nuestros dos paises y su meta es, el cierre y un regreso al periodo de George W. Bush.

Debiles e impotentes para llevar a cabo sus suenos, tienen a su lado al ultra-reaccionario John Bolton, el principal consejero de presidente que ha llevado a esta administracion a cancelar retirarse de los acuerdos con la Union Europea, una crisis politica con el presidente de Francia, el Primer Ministro de Canada y la Canciller Alemana, el desmantelamiento de NAFTA y el Acuerdo Trans Pacifico, todos mas importante que Cuba.

Cuba no puede seguir expuesta a la daga del enemigo, sin aprovechar el desastre dejado por el huracan Michael, al ofrecerle abrigo a decenas de miles de jubilados sin hogar, la posibilidad de arrendar terrenos, construir sus viviendas y traer millones dolares al pais.

21 octubre 2018 | 01:41 pm
Ernesto dijo:

100 x 100 de acuerdo y más. La embajada del imperio solo sirve para la subversión, sirve a los intereses de dominación imperiales y en el estado actual, podíamos prescindir de ellos, estaríamos mejor pues sus oficiales CIA no tendrían inmunidad diplomática.

22 octubre 2018 | 06:43 am
YO dijo:

SIRVE LA ESTRUCTURA, LA CUAL SE LE DEBERIA DE ENTREGAR EN PROPIEDAD APARTAMENTOS A MEDICOS, ENFERMERAS, TRABAJADORES DE LA SALUD, MAESTROS. NO LOS DIRECTIVOS SINO LO QUE ESTAN DIRECTOS CON LOS CIUDADANOS ROMPIENDOSE LA CABEZA Y NO TIENEN EL DINERO PARA COMPRAR UN APARTAMENTO. ASI EVITAMOS MUCHAS COSAS Y PONEMOS TRANQUILADAD A ESAS PERSONAS QUE SALVAN MUCHAS VIDAS Y A OTRAS QUE NOS ENSEÑAN.

SALUDOS. MUCHAS GRACIAS

22 octubre 2018 | 09:46 am
Neyvis Padilla Duany dijo:

Como parte del pueblo cubano manifiesto que para nada nos sirve esa embajada, que la considero por sus propias acciones, una posta del gigante, a lo largo de los años se ha utilizado para enfrentar a nuestra Revolucion y para divulgar una falsa diplomacia a fin de engañarnos, y hacernos pensar que la discordia la sembramos nosotros y que el pueblo y gobierno noreteamericano son buenos , que el genocidio del bloqueo es una invension nuestra, cuando en mi niñez yo lo sufri en carne propia.Dedican millones a hacernos la guerra en vez de dedicarlo al desrrollo de los pueblos pobres ,que ellos empobrecen con sus guerras y sus mecanismos economicos desiguales ¿acaso el pueblo de los estados unidos no le pide cuenta a su gobierno en donde esta gastando su dinero?.La cosa es que no hay mejor ciego que el que no quiere ver.

22 octubre 2018 | 01:07 pm
visorcubano dijo:

Dice ese genuino y combativo hijo de la América nuestra, Evo Morales, que el único lugar donde no se dan golpes de Estados es en los EEUU, porque no hay embajada yanqui. En el caso de Cuba que la hay de medio palo, debemos tomar la iniciativa y cultivar a sus agentes de la CIA, digo a los representantes diplomáticos que quedan en ella y llenarlos de invitaciones las 24 horas del día, para que asistan a nuestros eventos culturales, fiestas populares, fiestas infantiles y de la juventud, de esa forma tendrían todos los argumentos del mundo para informar al Departamento de Estado que en Cuba “los atacan” con tantos Derechos Humanos, que éstos superan en número a las mentiras auditivas que han ragado por el mundo. Propuesta: Convertir a la embajada yanqui en una filial de los Hermanos Saiz, ¿no es buena idea?

22 octubre 2018 | 02:35 pm
hectico dijo:

Despues de leer los comentarios sobre la embajada tambien tengo otra duda, durante muchos años el edificio que ocupa la embajada (me refiero antes de crearse la oficina de intereses), estuvo practicamente cerrado y siempre he oido el comentarios que ese edificio es propiedad de la embajada suiza. Algo debe de existir en el fondo que siempre se respeto esa edificacion y ni aun en los principios de la revolucion que tantos lugares se confiscaron, ese se mantuvo intocable. Alguien puede decirme si conocen la historia de esa edificacion?. primero debemos documentarnos antes de lanzarnos a proponer hacerlo un edificio de vivienda. Espero con todo respeto que los historiadores me ayuden a conocer la verdad, sobre lo que aqui pregunto.

22 octubre 2018 | 02:39 pm
visorcubano dijo:

La embajada de cualquier país, sea amigo o enemigo según sople el viento neoliberal, es un espacio para la comunicación de cualquier índole, por tanto, la sola presencia de ella es un reconocimiento a nuestro país, aunque en el caso yanqui se estén retorciendo el hígado porque Obama diera ese paso. Todos sabemos que en la práctica trae más dolores de cabeza que satisfacciones, no obstante es importante para Cuba y para los ojos del mundo, que sean ellos los que actúen unilateralmente y no nosotros, al final, la razón está de nuestra parte y en política internacional, nunca el agresor tendrá el respaldo de los pueblos, quienes son los que en definitiva, necesitan a las embajadas para el intercambio cultural.
Sí, la embajada yanqui es un Puesto de Mando de la CIA y todo cubano revolucionario lo sabe, por eso el mono sigue siendo mono aunque lo vistan de seda.

22 octubre 2018 | 02:51 pm
Tahimí Hernández Juárez dijo:

Pues nada, sirve para lo mismo que sirven todas las embajadas de ese país en el mundo. Hacen lo que les da la gana, sin respetar convenciones internacionales ni diplomacia, ni siquiera siguiendo el sentido común. Son los dueños y señores y no les deben explicaciones a nadie ni tienen que respetar nada, porque la única verdad es lo que ellos proclamen, la única diplomacia, aceptada por ellos es la que ellos utilizan a favor de sus propios interese$. Los cubanos (al menos yo) nos sentimos orgullosos de que nuestro gobierno se dé a respetar y no permita que “anden y desanden” en nuestras tierras cubanas como acostumbran a hacer en el resto de los países. Por eso es que Cuba les duele tanto…
(A Hectico) El nombre del escritor del artículo es Arthur. No Arturo, es por esa sencilla razón que escribe su nombre con anglicismo. Saludos.

22 octubre 2018 | 04:57 pm
David dijo:

Alguien dijo que el único país del mundo donde no habían golpes de estado era Estados Unidos, porque no había embajada de ese país. La misma señora Roberta Jacobson lo dijo justo al comienzo de esta “normalización”: las embajadas de los Estados Unidos no son un regalo para los países en los que se encuentran. Bien lo sabe ella: sólo sirven para espiar, subvertir y sabotear las relaciones que las embajadas debieran fomentar.
No ha habido golpe de Estado o intentona golpista en nuestras tierras de América Latina que no haya sido organizada y financiada desde esas embajadas.
Estados Unidos intervino y frustró el esfuerzo y el sacrificio de los patriotas cubanos para independizarse de España, ocupó la Isla y le impuso una Enmienda Platt, de la que hoy nos queda la Base Naval de Guantánamo.

22 octubre 2018 | 08:20 pm
gloriaalicia dijo:

Como siempre se utilizó para intervenir en todos los aspectos de la vida pública del país y la Revolución los paró, desde 1959 su único propósito es derrocar a la esa Revolución y…no lo lograrán jamás.

23 octubre 2018 | 12:40 pm
Javier Segura dijo:

Suele ser bastante feo
Darle techo al enemigo
Sobre todo cuando ha sido
Y es agente del bloqueo.
Agresivo el desaseo
Su cnismo y su mentira.
Retirarles la acogida
Eso es punto que procede,
Qué les quitan esta sede
Y se cambien a Florida!!!

23 octubre 2018 | 01:11 pm