Otra manera de tejer sueños

Lea más de: , , ,

Por Yaima Puig Meneses

“Lo más fundamental que tiene que hacer una revolución es preparar hombres y mujeres.
Lo más fundamental que tiene que hacer una re
volución es enseñar y educar. La tarea más
importante de una revolución, y sin la cual no hay revolución, es la de hacer que el pueblo
estudie.”
Fidel Castro

“Todo comenzó por la alfabetización”, evocaba el Comandante en Jefe de la Revolución cubana aquel 5 de febrero de 1993, durante la clausura del Congreso Pedagogía’93. Releer a Fidel es como escuchar su voz en cada palabra; sorber su propia bocanada de aire ante las pausas; imaginar el seño de siempre, el índice en alto, su mirada profunda…

“…todo lo que sabíamos nosotros de educación cuando triunfó la Revolución era que había que desarrollar la educación y algunas ideas de cómo hacerlo. Pero, desde luego, lo que resultó ser después todo este programa, las cosas que fueron surgiendo por el camino no estaban siquiera en nuestra imaginación en los tiempos en que luchábamos en la Sierra Maestra. Ya desde el Moncada habíamos hablado del problema de la educación como una de las cuestiones fundamentales a resolver (…) pero fue la vida, fue la batalla, fue la lucha por el desarrollo de la educación en nuestro país lo que engendró el conjunto de programas que se han realizado en estos años.”

Releer a Fidel es, de alguna manera, releer también el presente; es comprender la genialidad de su pensamiento y obra en sucesos trascendentales del magisterio cubano. Es imaginarlo, otra vez, pendiente ante cada nuevo reto: las escuelas formadoras de maestros, el gran programa de construcción de escuelas de nivel medio, los destacamentos pedagógicos, las escuelas tecnológicas de profesores de educación física, de auxiliares o de educadoras de círculos infantiles; las vocacionales, las vocacionales militares…; y también los tecnológicos para las distintas ramas de la industria —incluida la azucarera—, las escuelas de arte, de la educación especial, los preuniversitarios, los seminternados, las vías no formales… Estos son apenas unos pocos ejemplos de la obra educacional de la Revolución, nacida a través de todos estos años también del ahínco y la perseverancia de Fidel.

Acto de inauguración de Pedagogía 2017, realizado en el Teatro Karl Marx, en La Habana, Cuba, el 30 de enero de 2017. ACN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ/ogm

Acto de inauguración de Pedagogía 2017, realizado en el Teatro Karl Marx, en La Habana, Cuba, el 30 de enero de 2017. (Marcelino Vázquez Hernández / Fuente: ACN)

Por eso en estas jornadas, cuando más de dos mil delegados se dan cita en el Palacio de las Convenciones para dar vida a la XV Edición del Congreso Pedagogía 2017, necesariamente habrá que hablar de Fidel. Porque esta nueva edición de Pedagogía es también suya, artífice fundamental de la obra educacional cubana, maestro de generaciones, luchador insaciable por la cultura de nuestro pueblo.

Pedagogía constituye en sí el evento más grande que realiza el sistema de Educación en el país. Se gesta desde los propios centros educacionales, moldeando poco a poco ponencias, investigaciones, paneles, coloquios, conferencias y otros; para finalmente dar vida al intercambio de nuestros más importantes resultados.

Una cita de las ciencias pedagógicas con sede en la capital cubana, pero a la cual se suma la participación de delegados de más de 40 países que acuden también a socializar sus resultados científicos, para juntos aunar voluntades en el empeño de alcanzar una educación de calidad para todos.

También se hablará sobre perjuicios y políticas injustas que “lastiman” genuinos procesos educacionales, como es el caso del bloqueo económico que el gobierno norteamericano impone a la isla y obstruye el acceso a tecnologías, herramientas informáticas y materiales escolares.

La invitación es pues a pensar y hacer juntos, a unir experiencias, a estudiar el inconmensurable legado del líder de la Revolución cubana en la obra educacional de la Mayor de las Antillas, a conmemorar el aniversario 50 de la caída en combate de Ernesto Guevara y los 55 años de la Campaña de Alfabetización.

Para Cuba el camino ha sido trazado desde hace años. La cita, como en cada nueva edición, será también cosecha de conocimientos e intercambio de esfuerzos, porque la educación, la educación primera, ya lo sabemos, nace desde la cuna…, consolidarla, es también una manera de tejer sueños.

Tomado de Cubahora

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.