Nunca está de más denunciar por Venezuela

Lea más de:

Alfredo Castro*

El concepto cansancio no tiene espacio en el discurso que hoy me exijo si de defender el proyecto Bolivariano y Chavista se trata.

Al evaluarse de aberrante todo lo que mediáticamente se injuria contra la nación Venezolana desde los emporios del poder informativo, y atendiendo a la difícil situación que hoy experimenta el hermano país, se impone una reflexión objetiva respecto a la coherencia imperial que desata la coalición afiliada a los intereses injerencistas de los Estados Unidos.

Si realizamos un análisis cronológico tomando como partida la detonación de los disturbios (guarimbas) a mediados del mes de febrero del 2014, observamos cómo se evidencian claramente las distintas etapas concebidas por la élite ultraderechista venezolana bajo la guía Imperial, donde gradualmente fueron intensificando los niveles de violencia a medida que el actuar sensato e inteligente del Gobierno de Maduro contrarrestaba y desmontaba gradualmente las campañas desestabilizadoras.

Siendo así, esta turba fascista en su empeño de quebrar el proyecto político-económico-social y cultural bolivariano, incursiona en nuevas maniobras que intensifican la violencia en el país, al punto de incluir la presencia de grupos paramilitar en algunos puntos, los cuales han segado la vida de varios venezolanos, además del surgimiento de recientes focos de insurrección que responden a la puesta en escena del guión golpista.

Cabe señalar que el desmonte abrumador de la acción injerencista presentada por el presidente saliente de Panamá ante la OEA en su rol de lacayo, así como el descrédito plausible internacional asestado a la operación contra Venezuela, presentó una dinámica desfavorable a los intereses imperiales, precisando estos arremeter de manera contundente para lograr sus firmes propósitos.

De igual modo se destaca soberanamente como toda una región, fue capaz de decir y reafirmar una posición sólida de defensa contra un imperio que por décadas ha empleado el escenario de las Cumbres de las América para fraguar su estrategia hegemónica sobre Latinoamérica.

Todo este acompañamiento, de conjunto con la extendida guerra económica auspiciada por la oposición dirigida a desgastar y provocar desatino en el gobierno, nos muestra un preludio intervencionista en Venezuela, donde sus principales actores persiguen fundamentalmente fracturar la articulación de integración regional liderada por esta nación, así como los suculentos recursos naturales en explotación y de reserva que posee.

Por todo ello, hacemos un llamado a no bajar la guardia los revolucionarios a todos los niveles que componen el proyecto emancipador de Hugo Chávez, el campesino, el obrero, las amas de casa, los estudiantes, el pueblo todo, hoy estamos librando la batalla más importante de la historia.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

1 Comentario

Carrasco dijo:

De obligada lectura para todo aquel latinoamericano comprometido con la integración

29 junio 2015 | 11:14 am