#MrObama y ahora qué?

Lea más de: , , , ,
President Barack Obama

Presidente Barack Obama

Por Ana Hernández

La verdad es que conociendo las entrañas del monstruo como la conocemos, a mi en lo particular no me ha agarrado de susto que los Estados Unidos, y muy especialmente su Cámara de Representantes haya aprobado nuevas sanciones contra mi Patria, si al final el imperialismo siempre reacciona así, y llegó al mundo con sus manos manchadas de sangre y lodo putrefacto, a lo que hay que agregarle que en esa cámara aparecen los elementos inescrupulosos que han vivido siempre del “negocio Cuba”, para tratar de quedarse hasta con el último kilo de los contribuyentes.

Vuelve el norte revuelto y brutal que nos desprecia a tropezar con la misma piedra. De nada valen los fracasos de su política anticubana durante más de 50 años, sus planes de terrorismo de estado, la creación de una contrarrevolución desunida y penetrada por la Seguridad cubana, su criminal Guerra Económica, y los intentos de asesinar al líder histórico Fidel Castro; como perro hueveros, se han quemado una y mil veces el hocico, pero pretenden seguir comiendo huevos y vuelven a caminar por el mismo sendero que los llevará al mismo fiasco.

Cuando comenzó todo, muchos compatriotas se dejaron llevar por el entusiasmo, así sacaron banderas gringas para portarlas a lo que diera lugar en cualquier parte, y hasta puedo creer que manifestaba un gesto esperanzador, en cuanto a que unas relaciones respetuosas pudieran ser verdaderamente posibles, pues hasta podíamos pensar en la idea martiana de: “Tener fe en el mejoramiento humano y la utilidad de la virtud”, hubo hasta quien en una ocasión me dijo: “Tal parece que quieres ripiar la bandera de EEUU que ahora, en este minuto se izan en la embajada gringa del Malecón habanero”.

De eso ya ha pasado un año…. Y unos meses después escribí esto: http://guajiritasoy.blogspot.com/2016/02/este-trabajo-me-lo-debia-yo-no-deseo.html

En más de un año:

De nada valió que decenas de senadores y representantes visitaran la isla en los últimos años, donde pudieron comprobar cuan desinformados estuvieron durante la mayor parte de sus vidas sobre la realidad cubana, a partir de la manipulación inescrupulosa que hacen los integrantes de la mafia terrorista anticubana, que diferentes administraciones crearon y estimularon, de la situación de Cuba dentro del Congreso.

No es un secreto que esos mafiosos financian con cientos de miles de dólares a otros representantes y senadores, algo que los pone en posición ventajosa para chantajearlos.

También es una verdad absoluta que ningún estadounidense puede defender su posición a favor de un cambio de relaciones con Cuba, como hacen apasionadamente los representantes y senadores de origen cubano, que atacan cualquier medida de mejoramiento en la diplomacia hacia la isla, pues llevan su odio en la sangre, al ser hijos de testaferros del tirano Fulgencio Batista, que perdieron su poder político y económico al triunfar la Revolución.

Ahora, los ingenuos e incautos que pensaron que los Estados Unidos desean el bien para Cuba tendrán una prueba más de la naturaleza del imperio, pues la aprobación de las nuevas sanciones en la Cámara de Representantes fue rotunda, lo que pone en crisis la actual estrategia diseñada por el Consejo de Seguridad Nacional para desmontar el socialismo desde adentro, volviendo al punto inicial de intentar matar de hambre y enfermedades al pueblo cubano y que ante la agudización de las penurias se lance a las calles, en un escenario donde no está Fidel Castro.

Craso error de los yanquis que la vida se encargará de enseñarles.

Mientras tanto, la posición asumida por los representantes a la Cámara, ha dado a los cubanos una excelente y oportuna lección de historia.

Por esa y muchas razones más, dijo José Martí:

“Confiar en lo que no se conoce no mejora mundos”

Y yo sigo con mi máxima Guevariana de que: En el imperialismo no se puede confiar ni tantico así()

Solo acotar al final que, si el Señor Obama, con toda su gentiliza, suavidad, caballerosidad y hasta familiaridad, con la que se presentó en Cuba, pero además, con la firmeza que debe caracterizar a un PRESIDENTE de una nación, si él quisiera y tuviera VOLUNTAD puede vetar semejante burla de esos elementos que lo dejarán muy mal parado en sus intenciones de restablecer relaciones con mi Patria.

Obama y ahora Qué ¿?

Con algunos datos tomados de : https://heraldocubano.wordpress.com/2016/07/13/una-buena-leccion

Blog Guajirita Soy

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.