Médicos cubanos cumplen crecientes compromisos internacionales

Lea más de: ,

Por Roberto Morejón

9218-medicos_cubanos

La colaboración cubana en la esfera de la salud adquiere a mediados de cada año un movimiento acentuado, al coincidir relevos de brigadas médicas en algunos países y el inicio de esa asistencia en otros.

Cuando llega el mes de junio egresan nuevas hornadas de profesionales y el Ministerio de Salud Pública aumenta disponibilidades para cumplir con las solicitudes de otros países.

En esta fase del año, funcionarios cubanos continúan la revisión de los convenios y formalizan otros para organizar la fuerza enviada al cumplimiento de tan noble misión.

Hace pocas semanas concluyó una visita a Argelia el vicepresidente cubano y ministro de Salud Pública, Roberto Morales, quien constató una parte de las tareas a cargo de los 905 cooperantes antillanos.

En el aniversario 55 del inicio de la colaboración médica internacional cubana en Argelia, destaca la presencia del contingente técnico en 14 wilayas o provincias y 51 comunas.

Igualmente abarcadora es la asistencia a San Vicente y las Granadinas, pequeño territorio insular donde se cumplen dos décadas de prestaciones cubanas de este tipo.

Un importante número de enviados cubanos de ese sector llegó recientemente al Estado caribeño.

Mientras se despliegan los especialistas en San Vicente y las Granadinas, en Guatemala la brigada médica cubana que habitualmente trabaja allí se vuelca a la asistencia a los damnificados por la erupción del Volcán de Fuego.

Y al otro lado del mundo, en África, también se reportan movimientos de colectivos cubanos dedicados al cuidado de salud.

Un centenar de esos profesionales ya se encuentra en Kenya para cumplir un encargo del gobierno local con vistas a reforzar el sistema de atención.

A pesar de su condición de país pobre y sufrir el bloqueo estadounidense, la mayor de las Antillas tiene en la actualidad a

50 mil colaboradores en 64 naciones, con frecuencia en lugares de difícil acceso y sin mezclarse en asuntos políticos internos.

El precepto del líder histórico de la Revolución Fidel Castro de compartir lo que se tiene y no lo que sobra se acata fehacientemente, en contraste con realidades dolorosas de países donde la cobertura sanitaria es exigua.

Las transnacionales de la información silencian el estoicismo de los médicos, enfermeros y técnicos de salud de Cuba y la gratitud de los pobladores beneficiados con sus servicios.

En su lugar esos medios magnifican asuntos anecdóticos sobre supuestas dificultades creadas por los colaboradores cubanos.

Los difusores occidentales son renuentes a admitir la colaboración Sur-Sur como una herramienta útil para cumplir los valores de la Agenda 2030, a fin de lograr los objetivos de desarrollo sostenible en el planeta.

RHC

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.