Más allá de fórmulas preescritas

Lea más de: ,

feemLa mejor manera que tiene la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) de enfrentar toda actividad subversiva hacia  los jóvenes de estas edades, es lograr que la organización funcione en cada lugar como debe hacerlo. Así se defiende la continuidad y ellos tienen el privilegio de estar al lado de la Revolución, haciéndola.

Esta reflexión, compartida por la integrante del Buró Nacional de la UJC, Leira Sánchez Valdivia, en la Asamblea Provincial de la organización estudiantil en Santiago de Cuba, tuvo resonancias especiales en muchas de las reuniones de este tipo que tuvieron lugar recientemente en todos los territorios del país.

A las puertas de su 45 cumpleaños, el próximo 6 de diciembre, y en un contexto económico, social y políticamente diferente, la FEEM asume el reto de ser una organización propositiva, transformadora, participativa, y para ello debe trabajar por entronizar entre sus miembros el estudio consciente, sistemático y eficaz como el principal deber, el conocimiento de la historia local, nacional y de la organización, y la educación ideológica de su membresía.

Como en la de todas las provincias, en la asamblea santiaguera los delegados coincidieron en que es preciso contar con una organización fuerte, con dirigentes preparados, que hagan de la asamblea de grupo el lugar para discutir y buscar solución a los problemas de la escuela y en la que los diferentes procesos y movimientos se pongan en función de incentivar a los muchachos, que tributen a su desarrollo integral y encaucen su vocación.

Con énfasis se instó a aprovechar el tiempo de estudio desde el décimo grado sin esperar al duodécimo, para así no atiborrarse de contenidos y conseguir un desarrollo más completo de los conocimientos adquiridos. Ese enfoque y el aprovechamiento del movimiento de monitores y de las sociedades científicas, fueron vitales en los buenos resultados que tuvieron varios centros en las pasadas pruebas de ingreso, trascendió en el encuentro.

Varios delegados se pronunciaron por profundizar en el estudio de la historia como la mejor manera de encontrar los argumentos para la confrontación ideológica que entraña los tiempos actuales, aspiración a la que pueden tributar acciones como la realización de caminatas, visitas a museos y lugares históricos y el intercambio con protagonistas de los hechos, concordaron los participantes en la reunión.

Con ellos coincidió el integrante del Comité Central del Partido y su primer secretario en tierra santiaguera, Lázaro Expósito Canto, quien los exhortó a ser buenos estudiantes y a defender el socialismo desde el debate creador y argumentado en las aulas.

Suzanne Santiesteban, miembro del Secretariado Nacional de la FEEM, insistió en que sostener en el actual contexto social y político una organización capaz de formar jóvenes comprometidos con la Patria, interesados en participar de forma consciente, implica que sus miembros se sientan representados por la organización.

Profesionales y patriotas
Hay que estudiar mucho, pero, también, aprovechar al máximo el tiempo, haciendo, participando y preparándose para el futuro desde el palpitar de la organización, pues en ella se forjan valores y principios que habrán de repercutir posteriormente en el resto de la vida estudiantil, profesional y cívica de sus integrantes, dijeron los delegados a la asamblea provincial de la FEEM en Holguín.

Ocurre que en ocasiones las iniciativas que trascienden son las organizadas a nivel de centro y no así las del grupo, donde seguro no faltan ideas, preparación, ni el entusiasmo natural de sus integrantes, pero se espera un desempeño más dinámico de sus dirigentes y el respaldo de los consejos de dirección.

Lo que nunca deben faltar son las propuestas de iniciativas recreativas, culturales o deportivas, entre ellas aquellas que favorezcan el conocimiento de la historia y la geografía locales.

Es bien breve el paso por la organización, se comentó, tras el comentario de un dirigente estudiantil que señaló que muchos alumnos descubren las potencialidades de la FEEM cuando arriban al duodécimo grado, pero ya para entonces es la hora de decidirse por una carrera y de tomar nuevos rumbos.

Al participar en el diálogo, Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del partido en la provincia, ratificó la importancia del acompañamiento de la organización política, junto con la UJC y la dirección de Educación, para que el funcionamiento de la FEEM fructifique en la obtención no solo de buenos profesionales, sino, además, de patriotas que sepan asumir los retos de su tiempo.

Al respecto, Suzanne Santiesteban invitó a no conformarse con las charlas profesionales que se organizan dentro de las escuelas, sino también, propiciar visitas a centros laborales y a las universidades, pues aportan vivencias inmediatas.

Precisamente, como fruto de la labor de uno de los movimientos de la FEEM en las escuelas donde estudiaron, las actuales soldados Arletis Cuevas Díaz y Milena Ricardo Clemente, expusieron ante el plenario sus experiencias como integrantes de las tropas de prevención de las FAR, donde cumplen actualmente con el Servicio Militar Voluntario Femenino, y convocaron a otras féminas a continuar sus pasos en las tareas de la defensa.

Asimismo, Anisley Rodríguez, de la filial pedagógica en el municipio de Moa, recordó cómo su vocación pedagógica comenzó a perfilarse precisamente al calor de los movimientos de la organización, por lo que difícilmente podrá desprenderse de su impronta.

El grupo, escenario principal
En territorio agramontino la asamblea de la FEEM devino polémica responsable, al apostarse por solucionar problemas en el escenario más importante de esta organización: el grupo.

Una de las intervenciones que elevó el intercambio juvenil fue la de la esmeraldense Annis Saínz Olivera, del Instituto Preuniversitario Urbano (IPU) 8 de Octubre. «Nuestros padres no entienden que están poniendo en peligro al maestro del mañana y el aprendizaje de los niños y jóvenes cubanos, cuando se oponen a que sus hijos, nuestros compañeros de aula, opten por carreras pedagógicas».

Pero la muchacha no se satisfizo con narrar el problema y como resorte continuó: «Por eso en mi escuela el programa para los estudiantes que son monitores es diario y funciona desde el primer día de clase».

Las alternativas para transformar los escenarios no son cosa de una jornada, sino del quehacer permanente de esta organización en la base, dijo la jovencita Annis Saínz.

Desde esta misma perspectiva, los guaimarenses Yurisney Gil Monteagudo, del Instituto Politécnico Agropecuario (IPA) Levantamiento de Jucaral, y María del Carmen Trujillo Díaz, del IPU Asamblea de Guáimaro, junto a Brenda Rivero Sánchez, del IPU Salvador Cisneros, en Minas, insistieron en la necesidad de no dejar que los movimientos juveniles y actividades dentro de las escuelas se tornen monótonos.

Leira Sánchez Valdivia puntualizó  que en la asamblea de grupo se gana gran parte del funcionamiento de la FEEM, porque es en ella donde se conocen no solo los problemas que preocupan a los estudiantes, sino qué piensan acerca de su organización y de todos los procesos que se desarrollan en su escuela.

La FEEM es una organización viva, que se oxigena con el accionar de sus integrantes, aseveró Damara Sánchez López, miembro del Buró Provincial del Partido en Camagüey, quien habló de la importancia de mantenerla revitalizada con acciones concretas, pues no existe fórmula preescrita para funcionar.

Pensar en las carreras pedagógicas
Organizados en tres comisiones principales: funcionamiento orgánico de la FEEM, defensa de la Patria, y adecuaciones en el sistema nacional de educación, los alumnos habaneros en su Asamblea Provincial de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), identificaron como tema cardinal la incorporación de jóvenes a carreras pedagógicas.

Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación, valoró de vital que los jóvenes piensen en la importancia de este perfil de estudios para el futuro. Propuso incorporar este tema como línea de trabajo permanente y de primer orden para la FEEM capitalina. «Fidel nos dijo que sin educación no hay Revolución posible, pero para ello es imprescindible contar con los maestros que deben salir de ustedes», dijo.

Al respecto, Leira Sánchez Valdivia hizo un llamado a los estudiantes presentes a ocupar el lugar de vanguardia que necesitan la organización y el país en estos momentos.

Otras temáticas discutidas en la capital fueron la lucha contra el fraude académico, el movimiento de monitores en apoyo al déficit de profesores, la necesidad de elevar el protagonismo estudiantil dentro de las filas de la organización y la incorporación femenina al servicio militar voluntario.

Rachel Brown Rodríguez, presidenta de la FEEM en la capital, presentó las líneas de trabajo a desarrollar este curso. Entre ellas se destacan incentivar el debate profundo y la creatividad en las asambleas de grupo, evaluar rigurosamente los ingresos municipales a la FEEM y la ejecución del presupuesto de la organización, y sistematizar el trabajo en los períodos vacacionales.

Según Suzanne Santiesteban Puertas, las plenarias de La Habana y Granma, celebradas el mismo día, cierran el período asambleario de la organización que en este aniversario ha tenido como característica principal el debate profundo y franco de los delegados en cada comisión.

Tomado de Juventud Rebelde

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2015-11-13/mas-alla-de-formulas-preescritas/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.