Maceo y Che, hoy…

Lea más de: , , , ,

Por Daily Sánchez Lemus

El ejemplo de ambos los hermana más allá de la fecha. Los dos fueron  hermosos, exigentes, enteros, valientes, patriotas y amantes. Quizás por eso transitaron, en tiempos diferentes, el mismo camino de riesgos por un ideal que luego les demostró cuánto puede lograr la voluntad humana.

maceoEl Che pudo ver el triunfo en Cuba que a Maceo le negó el enemigo en San Pedro, pero en la continuidad persisten siempre los ejemplos de quienes nos antecedieron. Por eso una celebración trasciende las 24 horas del 14 de junio y puja por mantener la presencia de la rebeldía en lo cotidiano.

Por eso cuando llegas a Santiago, su mano invita a la ciudad, te recibe con fuerza de bronce, con la majestuosidad del combate y con la temperatura del sol que atraviesa el asfalto. Así espera Antonio Maceo a quienes llegan a la ciudad heroica. Por eso cuando se llega a Santa Clara, hay un guerrillero gigante que sigue su marcha y continúa inspirando con el ejemplo. Así el Che sigue demostrando que el dolor no mata la utopía y que son los sueños los que siguen tirando de la gente.

De los dos se conoce, se escribe, se habla….y también se puede aprender mucho más. El legado de ambos para estos tiempos está en sus hechos y en sus palabras. La fuerza en el brazo de Maceo para defender una idea de nación; su intransigencia ante lo que pueda significar una concesión en los principios; su lealtad, el saber poner la patria ante todo; y que Cuba no necesita de ayudas “externas” para lograr su independencia; amar de cerca y de lejos porque el sueño implica muchas veces sacrificios…

cheEl Che, tan cubano como Antonio, que vio la luz en Argentina pero que enlazó para siempre raíces y frutos en la Mayor de las Antillas; porque ser cubano, además de la circunstancia de nacer en Cuba, es la voluntad de serlo, el deseo de serlo y también amar serlo… Aquí realizó parte de sus sueños de libertad, aquí vio triunfar una revolución libertaria, aquí comenzó a construir un país diferente, y el camino para lograr el hombre feliz y consciente de su responsabilidad para crear y amar por el bien de todos. El Che de la palabra exacta, intelectual, romántico y profundamente antiimperialista.

“Yo voy donde me manden, porque, como cubano que soy, estoy obligado a todo”… Palabras de una vigencia tremenda para tiempos exigentes como los que vivimos, y escritas por ese mambí que nació el 14 de junio de 1845…y si a ellas sumamos aquellas del rebelde Che que nació otro 14 de junio –de 1928-, de que “el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor”, está claro el legado, resuelto y contundente.

Estamos entonces ante dos apasionados, de esos que dijo José Martí son primogénitos del mundo.

Este 14 de junio amanecen ambos, otra vez, en la necesidad de cargar al machete siempre que sea preciso cortar injusticias; cuando haya que asumir con modestia una responsabilidad o hacer la crítica oportuna; y, sobre todo, cuando haya que entregarse a la causa colectiva, convencidos de que siempre será un honor y hermoso, luchar por los demás.

14 de junio

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.