Lucía: orgullo de #madre y patriota

Lea más de: , , ,

05-06-lucia-iniguezLucia Íñiguez Landín-Moreno, quien falleciera un siete de mayo hace 110 años, fue de esas patriotas cubanas que dejó huellas de amor a sus hijos y sobre todo a su Patria, con la cual soñó siempre con verla libre.

Nacida el ocho de diciembre de 1819 en Holguín, la heroína contrajo nupcias con Ramón García, matrimonio del cual nacieron Calixto y sus dos hermanas Leonor y María del Rosario.

Con el inicio de las luchas independentistas en 1868 colectó fondos para los insurrectos, introdujo clandestinamente proclamas, preparó vendajes y envió sus escasos alimentos hacia los campamentos insurrectos.

Lucía Íñiguez perdió a su esposo y todos sus bienes, pero en unión de dos de sus hijos, trabajó para ganar el sustento diario y ayudar a la causa por la independencia.

Partió junto a su hijo a la manigua hasta que, en 1870, fue hecha prisionera por el ejército español y luego enviada de Holguín a La Habana, para mantenerla alejada de las zonas en conflicto en el oriente de la Isla.

El 16 de septiembre de 1874 el General Calixto García,  fue sorprendido por tropas españolas al mando del teniente Ariza en los potreros de San Antonio de Bajá, ante lo cual prefirió quitarse la vida antes de caer en manos de sus enemigos, aunque el disparo no fue fatal.

Al conocer la noticia la madre del insigne patriota respondió: “No es que dude de usted, General, pero yo no puedo creer que mi hijo haya caído ni caerá jamás prisionero de las tropas españolas. ¡Calixto es mi hijo, y por lo tanto no debe rendirse!

El oficial que llevó la noticia mostró a Lucía una nota donde aparecía escrito que “el cabecilla insurrecto Calixto García antes de caer prisionero prefirió suicidarse disparándose un balazo debajo de la barba”. Lucía al instante contestó: Entonces ese si es mi hijo, muerto antes que rendido.

Pocos años más tarde la madre de Calixto, enferma de gravedad y al presentir su muerte, reclama la presencia de su ahijado Manuel Avilés Lozano, director de la banda municipal de música, a quien pidió que en su sepelio la agrupación holguinera interpretara las notas del Himno de Bayamo.

La heroína y sus restos reposan en el mausoleo que lleva su nombre, erigido en la Plaza de la Revolución Calixto García, en su natal Holguín, donde  el destino aún la mantiene unida a su hijo.

Sirviendo de fondo a la Plaza de la Revolución se encuentra el Bosque de los Héroes, el cual perpetua, con monumentos conmemorativos, a los héroes caídos a lo largo de la lucha por la independencia y la libertad.

Tomado de ACN

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.