Los seis meses de Allup ¿y ahora qué?

Lea más de: , ,

bandera venPor Consejo Regional del Poder Popular

A lo largo de la marcha, la Columna Prestes trató de motivar un gran levantamiento armado contra la República Velha, contando para ello con el apoyo de la gran masa del pueblo de Brasil. Si bien a lo largo del recorrido la Columna debió enfrentarse a soldados del gobierno y a las tropas privadas de los grandes terratenientes, no por ello descuidaban la labor de propaganda y la difusión del espíritu revolucionario contra el régimen.

En El Claroscuro. Entramos a la mitad del mes de Julio y así han transcurrido los seis meses en que el Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos profetizaba la salida de Maduro de la dirección del estado. Razones para tal predicción, sin dudas las tenía, el barril petrolero se cotizaba a menos de 24$, se arrastraba una inflación anualizada de 170%, disminución del PIB en un 7,1%, percepción de acaparamiento de rubros principales 87%, todo esto como consecuencia de la caída de los ingresos petrolero que en el 2015 fue de 68% y este año se ha atenuado, el período de sequías obligó al gobierno nacional a administrar las cargas eléctricas. Sin luz, sin divisas, las colas, el hambre, todo parecía estar en el orden planteado por la MUD y Fedecamaras, a pesar de ello, Maduro no cayó, su defensa apalancada en la constitución, y en la movilidad de la FANB, el TSJ, y en las calles, el chavismo de base y su influencia política y cultural evitaron que la derecha volcara el descontento social hacia un jaque final.

Hoy las condiciones económicas y de los servicios son otras, el repunte de los precios del petróleo y la llegada de las lluvias cambian poco a poco el medioambiente político, el gobierno con más oxigeno anuncia que la vía del revocatorio está cerrada para este año y convida a la derecha al dialogo para acordar y prefigurar los tiempos y condiciones de la batalla crucial.

Significa entonces que la MUD al no lograr su objetivo insurreccional en seis meses, ¿está derrotada? Por el contrario, los agentes de la derecha que en este tiempo lograron apalancar con el uso de la institucionalidad adquirida con la mayoría en el parlamento, para que sumado al inmenso poder del capital transnacional, ejercer una presión internacional inaudita sobre Venezuela, lo que instala una supervisión legitima y legal supra- nacional sobre la acción del gobierno bolivariano. El dispositivo para ello, ha sido la declaración de emergencia humanitaria por la AN. Y esta carta que han usado con muy buenos resultados, ha activado en la OEA el pulseo para activar la carta democrática, además del pronunciamiento del parlamento Europeo, y de los presidentes de EUA Barack Obama y de España Mariano Rajoy, todos ellos abonando el terreno explicativo para una acción de fuerza.

El asedio económico internacional, ha sido otra carta, CitiBank ha anunciado repentinamente suspender la banca corresponsal y el cierre de las cuentas del Banco Central y el Banco de Venezuela, buscando frustrar la regularización de las operaciones de importaciones y la continuidad de los pagos de deuda, colocando a Venezuela a la vista de los buitres de las finanzas internacionales. Se trata de una acción de bloqueo.

La MUD también ha estado detrás e insiste, en la preparación, organización y ejecución de los saqueos y operaciones de desestabilización, como sucedió en Sucre y Delta Amacuro, también en la operación en la que 500 mujeres vulneraron el cierre de fronteras en Táchira para “comprar alimentos” en Cúcuta, atentados contra el sistema eléctrico, la acción de mercenarios y su guerrillas urbanas contra dirigentes revolucionarios y objetivos considerados claves.

Con presión internacional, asedio económico internacional, los saqueos y operaciones de desestabilización, con preparativos de golpe militar, la MUD y Fedecamaras deben maniobrar en el marco de su ofensiva porque al no poder sumar a las mayorías (enfocados en los problemas cotidianos y de subsistencia) a su plan de movilización y golpe, podría quedar ahogada su propia iniciativa; por lo que dependerán estratégicamente de la acción electoral, para lo que deberán acudir al dialogo o a la presión de fuerza para pautarlo. Entre tanto, el movimiento revolucionario del poder popular en las comunas, centros de producción, en el campo, aún en su condición de fuerza subalterna en relación al gobierno nacional dentro del bloque antiimperialista, debemos estar más atentos, superar en medio de la crisis la postura pasiva de los trabajadores respecto al capital y la propia disgregación y avanzar a tomar medios de producción, ponerse al frente en la demanda de alimentos y medicinas y conquistar una autoridad social. Aristóbulo lo ha dicho, han pasado los tiempos de resistencia estricta, ahora debemos pasar a una contraofensiva.

Aporrea

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.