Los secretos del álbum de Fidel

Lea más de: , ,

Por Rosana Rivero Ricardo

En un lugar de Holguín, de cuyo nombre sí puedo acordarme –San Germán- se produjo el encuentro. Era la primera vez que el pequeño de 11 años lo veía en vivo, en colores y en “3D”. Y todo producto de la casualidad.

“Siempre he admirado a Fidel, porque mi familia es muy revolucionaria y hay una tradición de cercanía espiritual a él. Sin embargo, nunca pensé que podía verlo personalmente, y menos allá en San Germán, un pueblito de campo”, confiesa Víctor Aguilera Nonell, joven profesor de Historia de la Universidad de Holguín.

“La provincia luchaba por obtener la sede del 26 de Julio y el 6 de mayo de 1996 Fidel visita el central Urbano Noris, municipio de igual nombre, uno de los de mayor molienda de Cuba. A mí me puso frente a él la casualidad. Iba de la casa de mi madre a la de mi abuela cuando entró al central y me quedé para verlo salir.

“Al otro día la maestra de Historia, antes de empezar la clase, nos explicó la connotación de la visita. Me dio por guardar la foto de ese suceso y a partir de ese momento empecé a guardar, como un hobby, todas las imágenes que caían en mis manos del Comandante. Las conservaba en guías telefónicas.

En el espacio en blanco que quedaba en estas páginas escribía la actividad que era, con las fechas. Si decía quien era el fotógrafo y las personas que estaban con él, lo anotaba también. Eso solo lo sabía mi familia y los amigos más cercanos.

“Se supo de mi colección cuando estaba en el preuniversitario, cuando me llamaron para una actividad de la Unión de Jóvenes Comunistas y mostré algunas de las fotos que tenía. Llegué a tener en papel 13 álbumes. Hoy tengo 40 gigas de fotos, pero solo he podido organizar por fecha 22 mil 733”.

De la admiración al amor y el compromiso…

Víctor Aguilera Nonell imparte conferencias sobre las fotografías de Fidel.

Víctor Aguilera Nonell imparte conferencias sobre las fotografías de Fidel.

“Cuando entré a la universidad pude digitalizar las fotos, porque al pasar los años el papel periódico se deteriora. Además realicé búsquedas en internet para sustituir a las impresas y algunos compañeros supieron de mi afición y me donaron imágenes.

“Al graduarme comencé a tener vínculos con más personas, asistí a eventos y eso me llevó a obtener más fotos. Luego en el XXII Congreso Nacional de Historia, que se realizó en Holguín en marzo de 2016, hice una presentación de 25 fotos poco vistas de Fidel en el Centro de Arte.

“Después de ese momento de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado  me solicitan que los ayude a organizar las fotos que tienen en archivo de Fidel. Estuve una semana trabajando, les gustó mi desempeño y se hizo oficial mi condición de investigador de ese centro.

“El trabajo consiste en descubrir la fecha exacta en que se hicieron las fotos, el lugar, la actividad, el fotógrafo, las personas que le acompañaban…

“Vi en un documento que en la Oficina hay cerca de 30 mil fotografías. El grueso mayor se centra entre los años 1959 y 1976, que fueron las que Celia Sánchez resguardó. Hasta ahora hemos concluido 20 cajas. El compromiso es terminar con la colección de esta institución, más las que puedan llegar de donaciones, para finales de 2018 o inicios de 2019.

Un álbum “millonario”…

“No conozco todas las fotos de Fidel. Es imposible. Se piensa que él tenga el Récord Guinnes de fotografía en el mundo. Sus fotos comienzan con casi dos años, en 1928. En los años ´40 y ´50 hay un volumen grande de instantáneas cuando era líder estudiantil y luego tiene muchas del exilio en México y de la Guerra de Liberación Nacional en la Sierra Maestra.

“Desde febrero de 1959 hasta diciembre de 1976 estuvo como Primer Ministro. Luego hasta el 2008 fue presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Estos años jugando un papel fundamental en el poder del país, además de su trascendencia internacional, los recorridos constantes por Cuba, hacen que su colección sea inmensa. Es muy raro el día en que no haya fotos de sus visitas.

“Hay fotógrafos cercanos a él que dicen que tienen más de 2 millones de fotografías, más todas la que pudo haber realizado la prensa internacional, más los aficionados. Por suerte, su larga vida también contribuyó a que su colección de fotos sea muy amplia, y eso que no llegó a estar en la época digital.

El método…

“Para ubicar temporalmente todo este volumen de imágenes me auxilio de las personas vinculadas a él como su escolta, equipo de apoyo, fotógrafos. El periódico es el mejor colaborador que tengo.

Además, hice un catálogo con las características físicas de Fidel en cada periodo: su rostro, el pelo, el uniforme, la gorra, los zapatos, las personas que se movían con él, los lugares que visitaba…

Fotografía tomada en la Sierra Maestra entre 1956 y 1957 cuando Fidel usaba una gorra con orejeras amarradas hacia arriba.

Fotografía tomada en la Sierra Maestra entre 1956 y 1957 cuando Fidel usaba una gorra con orejeras amarradas hacia arriba.

“Por ejemplo, sé cuando una foto se tomó en la Sierra Maestra entre 1956 y 1957, porque es en esa etapa Fidel usaba una gorra con orejeras que siempre las amarraba hacia arriba.

En 1958 comenzó a usar otra con dos ojales a los laterales como las que actualmente se usan en las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR). La empleó hasta el 2 de enero de 1959 cuando llega a Bayamo e inicia la Caravana de la Libertad con una gorra que está plasticada por dentro y se ve muy recta.

Fidel durante la Caravana de la Libertad usa una gorra recta plasticada por dentro.

Fidel durante la Caravana de la Libertad usa una gorra recta plasticada por dentro.

Esa empleó hasta el año ´60 y entre el 61 y el 64 usó una boina. Sin embargo, en medio de la Crisis de Octubre sustituyó la boina por una gorra.

Entre 1961 y 1964 Fidel usa boina.

Entre 1961 y 1964 Fidel usa boina.

“Otra pista la aportan las mochilas. Hay una foto muy difundida ahora, pues presidió las honras fúnebres del Comandante. Esa imagen fue realizada en la Sierra Maestra, pero no entre 1957 y 1958, sino en el ´60 durante un recorrido que él realizó en este periodo por lugares históricos de este macizo montañoso.

“La mochila que él usaba durante la guerra de liberación era las que empleaba el ejército norteamericano. Sin embargo, en la foto en cuestión la mochila forma parte de las que entraron como apoyo de la Unión Soviética en los años ´60.

Fotografía empleada en las honras fúnebres del Comandante en Jefe.

Fotografía empleada en las honras fúnebres del Comandante en Jefe.

“El uniforme también te ubica en la época por los cambios de modelo. Sus grados de Comandante, el rombo rojinegro con una estrella en el centro, no tuvo las ramas de olivo y laurel hasta el año 1974”.

El fin justifica el esfuerzo…

“Empecé en la oficina en marzo de 2016 y es un reto bastante grande organizar ese volumen de fotos. Nunca se sabe lo que viene en las próximas cajas. Una de estas te puede indicar `Recorridos por Oriente´, pero son 22 sobres dentro, y oriente es muy grande. ¿Dónde estuvo?

“No obstante, me interesa que algún día todos los libros, artículos, obras que salgan sobre Fidel, puedan tener la foto real del momento. No es poner una imagen por poner. Cuando graficas algo es para que la persona pueda visualizar mejor el contenido, aprender mucho más.

“Esto permitirá que se vea el liderazgo de Fidel. Los jóvenes que están entrando a la universidad ya no lo vieron como presidente y es necesario que a través de sus fotos vean al Fidel líder, pero también humano, al que podía estar en cinco lugares diferentes el mismo día, dar tres y cuatro discursos a concentraciones diferentes en una misma jornada, hablar siete u ocho horas a un pueblo, dialogar más que discursar desde una tribuna.

“Es el Fidel que vemos en un accidente, con un deportista, con un artista, vinculada a una persona que esté enferma, aunque no juegue un papel fundamental en la política del país. Ese es el ser humano que está más allá del político. Ese es el hombre que hay que rescatar”.

AHORA

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.