Lo que no ve el Observatorio de Derechos Humanos

Lea más de: , , , ,

Arthur González

El gobierno español presidido por Mariano Rajoy, además de los escándalos de corrupción y enriquecimiento ilícito, de tener el record del mayor desempleo europeo con 5,6 millones de personas en esa penosa situación, ahora se dispone a aprobar la controvertida Ley de Seguridad Ciudadana, que incluye importantes multas en caso de protestas consideradas “ilegales” por las autoridades.

La mencionada norma legal tendrá un impacto nefasto en los derechos de los españoles y prevé aplicar multas de hasta 600.000 euros por manifestarse delante de las instituciones gubernamentales sin autorización.

Los que se la pasan acusando a Cuba de violadora de los derechos humanos y cacareando mentiras contra la Revolución, hacen silencio total en complicidad con tales atrocidades, como la señora  Soledad Becerril, “Defensora del Pueblo”, Catherine Ashton, Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a lo que se suman los cubanos asalariados de Washington como la inculta y grosera Berta Soler, Elizardo Sánchez Santa Cruz, la bloguera oficialista de la Casa Blanca Yoani Sánchez Cordero, Guillermo “Coco” Fariñas y otros más que se la pasan buscándole manchas al sol cubano.

La callada por respuesta de esos personajillos al servicio de la política norteamericana, es la mejor prueba de su falsa moral y despreocupación por los verdaderos derechos humanos, pues la mencionada Ley viola flagrantemente los derechos del pueblo a exigir una vida mejor con trabajo asegurado, preparación educacional para todos y atención gratuita a la salud.

Ante tales proyecciones y las penurias en que se ha visto envuelto el pueblo español desde hace varios años, es obligatorio recordar a José Martí, cuando dijo:

“Solo la moralidad de los individuos conserva el esplendor de las  naciones”.

Tomado del Blog  “El Heraldo Cubano”

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.