Recuerdo a Nelson Mandela

Lea más de: ,

Raisa Martín

Sudáfrica llora, llora  la humanidad toda. Ha muerto Nelson Mandela, el expresidente de Sudáfrica y activista a favor de los derechos humanos que luchó contra el apartheid.  Ha muerto el padre de la nueva Sudáfrica y el líder que se convirtió en el protagonista de uno de los capítulos más valiosos del siglo XX, consiguiendo derribar el muro del rechazo racial.

Al  Premio Nobel de la Paz, ningún adversario lo había podido vencer. Y solamente existía una razón para ello: Mandela salió de las tinieblas rurales para retar el poder del Gobierno de la minoría blanca y  guiar a Sudáfrica hacia la democracia tras un pasado de violencia y sangrientos enfrentamientos.

Se nos fue como vivió, luchando,  y esto se demuestra cuando libró su  última batalla contra su propio cuerpo castigado por el tiempo, por los 27 años en presión, por  las cicatrices de su paso por la vida. Se ha marchado quien parecía sencillamente un hombre inmortal.

Dijo a dios a la vida  a  los 95 años, sin embargo, en el tiempo que vivió,  trató  de lograr una Paz que  hasta hoy día permanece en el país sudamericano. Nelson Mandela demostró que el ser humano debía tener dignidad para vivir.

El también padre de Sudáfrica y primer presidente negro de este país, levantaba el puño y sonreía porque sabía que era lo que más le dolía al enemigo. Sonreía además, porque justamente la sonrisa, era una de sus más poderosas armas.

Nelson Mandela, el ex presidente sudafricano,  nunca predicó ideas políticas ni religiosas, encarnó valores universales.  Por esto, la humanidad  toda tiene que  aprender de este hombre que fue es y será por siempre símbolo de la resistencia del colonialismo.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.