Las esencias femeninas del socialismo

Lea más de: , ,

Por Lisbet Penín Matos

Es apreciable su sencillez, pues enseguida accedió a la conversación. Defiende la máxima de la justicia, la lucha contra el imperialismo y la esencia femenina como elemento fundamental para lograr la igualdad social. Cree en la unidad como principio básico para el alcanzar y mantener las revoluciones. Su nombre es Blanca Eekhout y es miembro de la Dirección Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y de la Vicepresidencia de Movimientos Sociales.

blamquita1

Durante el recién concluido 24 Encuentro Anual del Foro de Sao Paulo, la dirigente del PSUV expuso que el debate es fundamental, al igual que el diálogo, el encuentro y la discusión.

Reiteró, además, la importancia de un plan de acción conjunto entre los partidos de izquierda en el continente y del mundo, y entre los movimientos sociales, entre los que sobresale el movimiento de mujeres.

“Este foro tiene extraordinaria importancia porque hoy, como nunca, la unidad de nuestros pueblos es determinante ante la contraofensiva imperialista que pretende recolonizar Nuestra América”.

¿Cuáles son los principales avances que han tenido las mujeres con la Revolución Bolivariana?

“Las mujeres con la Revolución Bolivariana hemos tenido avances notorios. Igual reconocemos el gigantesco aporte que ha hecho Cuba a la lucha de las mujeres en el mundo. La Federación de Mujeres Cubanas es un ejemplo de organización, de avance y de protagonismo de la mujer en la acción política; y Venezuela, recogiendo mucho eso y también de nuestra propia historia, hemos logrado el reconocimiento de las mujeres como ciudadanas plenas de derecho y de justicia.

“Tenemos la primera Carta Magna donde el lenguaje de género es reconocido, y a partir de ahí, un conjunto de logros como el Instituto de la Mujer, el Ministerio de la Mujer, el Banco de Desarrollo de la Mujer, y en este momento tenemos leyes de la paridad política, leyes de protección, de defensa al parto humanizado, donde se privilegia tanto el embarazo como el parto y el nacimiento, como elementos esenciales para la vida en sociedad.

“A pesar de las conquistas, nosotras también somos víctimas de la guerra económica, del bloqueo criminal, de las agresiones, sanciones ilegales y unilaterales contra nuestra república. Y al frente de esa batalla contra esa acción imperialista, han estado las mujeres y siguen estando las mujeres.

“Hoy, los comités locales de abastecimiento y producción son una herramienta vital, y más de 6 millones de familias reciben alimentos a partir de esta organización del pueblo, del poder popular, y en casi un 90% están liderados por mujeres.

“En la vanguardia del poder popular, el eje de la revolución bolivariana, la mujer está al frente y en esa enorme batalla seguimos luchando por conquistar nuevos espacios, pero entendiendo que lo fundamental es, justamente, derrotar al imperialismo, porque podemos ser ciudadanas plenas de derecho si tenemos un patria donde ser soberanas, pueblo soberano; donde tener la capacidad de construir el destino y el mundo de igualdad y de justicia que queremos”.

A partir de esta visión… ¿cómo enfrentar el patriarcado?

“Entendemos que no se puede enfrentar el patriarcado si no es derrotando al capitalismo. El capitalismo es una emanación directa del patriarcado, las primeras esclavizadas y explotadas fuimos las mujeres, nuestros hijos y nuestras hijas, por lo cual gran parte de la lógica capitalista y del patriarcado fue romper con la visión de cuido, de solidaridad y de amor que tiene la mujer en sociedad”.

Anteriormente comentó sobre la responsabilidad política que ofrecen las revoluciones a las mujeres…

“Las revoluciones asumen el cuido como una responsabilidad política y eso tiene mucho que ver con esa visión de la mujer en sociedad.

“Podemos destacar de la revolución cubana y de la revolución bolivariana la defensa de la salud, la educación, la defensa de la vida, y eso es una premisa fundamental de la visión feminista que  tiene que ver, justamente, con esa ruptura patriarcal donde la esclavización, al explotación, la dominación y la exclusión son una premisa”.

blanquita 2

¿Cómo asociar entonces la visión feminista a los procesos y movimientos de izquierda?

“Es imposible la defensa de la vida sin la visión de lo femenino que es el cuido, el amor, la solidaridad, y efectivamente la convivencia. Así que para nosotros tener patria es un primer acto soberano, y construir el socialismo como principal tarea: para nosotras, socialismo feminista. Así lo decía nuestro Comandante Hugo Chávez: no puede haber socialismo si no es feminista, si no estaríamos dejando a más de la mitad de la población fuera del protagonismo político que es fundamental para construir socialismo, la democracia participativa.

“En eso es fundamental la unidad de nuestros pueblos, el poder de nuestros pueblos para garantizar el equilibrio en este planeta, que a su vez debe evita la dictadura imperialista, y garantiza la soberanía,

“El modelo capitalista es un modelo destructor de la humanidad, pero también de la madre tierra, de la Pacha Mama. Hoy surge de nuestro continente, con nuestro hermano Evo Morales, la defensa de los derechos de la madre tierra. Esa es una visión matriarcal, feminista y profundamente anticapitalista.

“Así que esa es la tarea que tenemos pendiente: trazar un plan de lucha para lograr una movilización activa, consciente, en contra de la barbarie capitalista, imperialista que, como decía Rosa Luxemburgo, era la amenaza, socialismo o barbarie.

“Esa barbarie está más presente que nunca, pero también la fuerza de los pueblos hoy es más grande que nunca. Hoy se libran batallas en Brasil, Argentina, México, en Colombia. Hemos avanzado en Cuba, en Venezuela, con revoluciones que son ejemplo, que son inspiradoras, que son estandartes de dignidad no solo para Nuestra América, sino para el mundo.

“Otro mundo es posible y lo tenemos que construir hoy, ahora“.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.