La universidad que Mella hubiese conocido

Lea más de: , , , , , ,

15978159_563271500535917_1684311165_nPor Lisbet Penín Matos

Era 10 de enero de 1929. Estabas próximo a cumplir los 26 años cuando dos disparos pusieron fin a tu vida. Así solo evitaron la concreción de tus planes, tus aspiraciones, te apartaron de tu universidad, de tus seguidores.

En una ocasión Abel Santamaría dijo que “es mejor saber morir, para vivir siempre”, y tú sí que supiste morir; esa es la razón por la que aún hoy vives. Ya se cumplen 88 años de aquel crimen. Pero los ejecutores supieron que tu legado siempre se hizo presente.

Muchas veces me ocurrió que cuando entraba a la Universidad de La Habana, te imaginaba caminado por la Plaza Cadenas (actual Plaza Ignacio Agramnonte), o quizás sentado en uno de los los escalones de la Biblioteca Central. También me imagino viviendo en esa convulsa etapa, y te imagino en estos tiempos. ¿Cómo sería?

Hoy estarías organizando actividades en la FEU-UH, participarías en los Juegos Caribes, protagonizarías las marchas de las Antorchas… También te imagino en las aulas, destacándote en las asignaturas de la carrera de Derecho y posiblemente hasta hubieses conocido a Fidel.

Mella, Julio Antonio Mella. Quizás tu visión y tu profundo pensamiento te traspoló a una Cuba con un futuro mejor, donde no verías niños en las calles pidiendo limosnas o limpiando botas, sino que estarían vestidos de uniforme caminado hacia un destino común: la escuela.

A nosotros, los estudiantes y jóvenes, nos dejas tu legado, tus ideas transformadoras, tus planes y tus aspiraciones, porque no por haber dejado de existir físicamente fueron silenciadas las aulas universitarias, o fue olvidado el proyecto de concretar una revolución.

Tus acciones fueron numerosas, tod@s las conocemos. Y te recordamos en el Aula Magna, y te rememoramos cada vez que se entonan las notas del Himno de la FEU.

México te abrió los brazos, allí caíste. Pero tus preceptos martianos, tu ejemplo y personalidad encendió la llama en los que te siguieron, quienes lograron aunar las voluntades para construir esta Cuba que deseara hubises conocido.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

2 Comentarios

Luis dijo:

Yo igual me imagino a un Mella así, lidereando la FEU y demostrándonos su ejemplo cada día. Deberíamos ser más fiel a su legado y participar más en las actividades de nuestro tiempo para poder sentirnos orgullosos de todo lo que nos dejó.

10 enero 2017 | 12:17 pm
Susy Sosa dijo:

Hermoso artículo, digno de los jóvenes seguidores de Mella. Es cierto a Mella lo imaginamos siempre con nosotros y recordamos tú valía en 1975 Fidel expresó sobre Mella: “Julio Antonio Mella, un día dijiste que aun después de muertos somos útiles, porque servimos de bandera. ¡Y así ha sido! ¡Tú fuiste siempre bandera de nuestros obreros y nuestros jóvenes en las luchas revolucionarias, y hoy eres bandera alentadora, ejemplar, victoriosa e invencible de la Revolución socialista de Cuba!”. Así también veo al INVICTO Fidel castro.

11 enero 2017 | 09:25 am