La tradicional política de la OEA en América Latina

Lea más de: ,

Por Laydis Milanés y Claudia Yilén Paz

raul-roa-naciones-unidas-1961Cuando a finales de 1889 el gobierno estadounidense de Benjamín Harrison convocó a la Primera Conferencia Panamericana, José Martí, el más intelectual de los cubanos alertaba de lo que estaba sucediendo.

En su condición de cónsul de Uruguay, escribió para el periódico argentino La Nación que «jamás hubo en América, de la Independencia acá, asunto que requiera más sensatez, ni obligue a más vigilancia, ni pida examen más claro y minucioso, que el convite que los Estados Unidos potentes, repletos de productos invendibles, y determinados a extender sus dominios en América, hacen a las naciones americanas de menos poder, ligadas por el comercio libre y útil con los pueblos europeos, para ajustar una liga contra Europa, y cerrar tratos con el resto del mundo. De la tiranía de España supo salvarse la América española; y ahora, después de ver con ojos judiciales los antecedentes, causas y factores del convite, urge decir, porque es la verdad, que ha llegado para la América española la hora de declarar su segunda independencia».

Entonces se sucedieron ocho conferencias similares, tres reuniones de consulta y varias reuniones sobre temas especiales, estableciéndose así el avance de la penetración económica, política y militar de los Estados Unidos en América Latina. Sus palabras serían entonces una premonición.

La retórica diplomática de la OEA, relativa a los postulados sobre la independencia y soberanía de las naciones y los derechos del hombre y de los pueblos, entre los cuales asentó el principio de no intervención de ningún Estado en los asuntos internos de otros, es letra muerta frente a un abultado expediente verdaderamente sangriento. Estados Unidos necesita a la OEA viva para influir y dividir a la región y frenar la consagración de su único, inevitable y verdadero destino histórico: la integración martiana y bolivariana de sus pueblos.

Desde su surgimiento, muchas han sido las acciones que ha desarrollado esta organización contra los pueblos de América Latina.

Cubahora

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.