La OEA y sus contradicciones

Lea más de: , , ,

123Por Lisbet Penín Matos

Tal y como era de esperar… ya Venezuela anunció su retirada de la Organización de Estados Americanos (OEA). De esta manera se convierte en el primer estado miembro que inicia el proceso de salida formal y voluntaria de esta institución.

El gobierno y la cancillería venezolana han reiterado en varias ocasiones las políticas y posiciones injerencistas del Ministerio de Colonias y su secretario general Luis Almagro, a la vez que ha defendido su derecho a la soberanía e independencia.

El presiente Nicolás Maduro anunció que esta acción constituye un paso gigante ante el intervencionismo imperial, y sostuvo que la reunión de cancilleres, desarrollada este miércoles por el Consejo Permanente sin el aval de su país, ocurrió en un marco de coerción, si tenemos en cuenta que viola los artículos 19 y 20 de la Carta de la OEA[1]

Las normativas de los estatutos se contradicen con los hechos, por eso me pregunto: ¿qué legitimidad o autoridad moral puede tener organismo internacional si incurre en violaciones de sus propios estatutos?

La salida…

El artículo 143 de la Carta de la OEA plasma que el documento “”regirá indefinidamente, pero podrá ser denunciada por cualquiera de los Estados miembros mediante comunicación escrita a la Secretaría General, la cual comunicará en cada caso a los demás las notificaciones de denuncia que reciba”.

Pero la salida de Venezuela no tendrá efecto inmediato, pues el citado artículo también apunta que “transcurridos dos años a partir de la fecha en que la Secretaría General reciba una notificación de denuncia, la presente Carta cesará en sus efectos respecto del Estado denunciante y este quedará desligado de la Organización después de haber cumplido con las obligaciones emanadas de la presente Carta”.

De acuerdo con datos ofrecidos; Venezuela deberá pagar una cuenta pendiente dentro de la organización, cuya suma es superior a 8,7 millones de dólares antes del 2015, y no incluye la cuota actual del 2017.

A pesar de la existencia del artículo mencionado anteriormente, la carta de la  OEA no presenta ningún estatuto que sea garante de la normativa. Siendo así podría pasar otra cosa… la OEA podría suspender a Venezuela.

Claro, no sería la primera vez que algo así ocurra, pues es conocido que Cuba fue expulsada en 1962.

Como sabemos, Venezuela no ofreció su aprobación para la realización de la reunión de cancilleres. Si a pesar de esto, el encuentro tuvo lugar, ¿acaso no podría existir la posibilidad de convocar a la asamblea para suspender la actividad del país sudamericano en dicho organismo regional?

Una vez más la historia se repite. El nivel de deslegitimidad de la OEA crece, pues al parecer su función en esto momentos es restar miembros. ¿Quién será la próxima víctima?

 

[1] Artículo 19: Ningún Estado o grupo de estados tiene derecho de intervenir, directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo, en los asuntos internos o externos de cualquier otro. El principio anterior excluye no solamente la fuerza armada, sino también cualquier otra forma de injerencia o tendencia atentatoria de la personalidad del Estado, de los elementos políticos, económicos y culturales que lo constituyen.

Artículo 20: Ningún Estado podrá aplicar o estimular medidas coercitivas de carácter económico y político para forzar la voluntad soberana del otro Estado y obtener de éste ventajas de cualquier naturaleza.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.