La Mafia cubanoamericana sembrando #veneno

Lea más de: , , , ,

EL DUENDE

Mi hermano gemelo El Duende anda por La Habana, y que mejor ciudad que visitar en este verano.

Mientras el mundo ayer 20 de julio de 2015 sonreía junto a millones de cubanos por la apertura de embajadas en La Habana y Washington apoyando el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, otros, los históricos enemigos del pueblo cubano, los congresistas Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Carlos Curbelo, sembraban el veneno de la discordia al afirmar en el nuevo Herald, según ellos, “la embajada de Cuba en Washington será una sede de espionaje del gobierno castrista y representa un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos”. Sin dudas, el veneno lo que ve es veneno en todas partes. Ellos sin son un peligro.

Estos señores, “cuña del mismo palo” son los que se oponen a los viajes a Cuba, al envío de remesas y a todo contacto de cultura o deportes que vengan desde la isla del Caribe. Son ellos y no otros los que están intentando desde el primer momento que no existan buenas relaciones entre los gobiernos y pueblos de ambas naciones. Son ellos los sembradores de veneno.

Mario Díaz-Balart y los mencionados señores son lo que presentan proyectos para bloquear los nuevos vuelos y cruceros a Cuba. El futuro de los jóvenes y del pueblo de Cuba, no puede, ni podrá estar en manos de semejantes especímenes. Son ellos los que han espiado y conspiran contra la paz y el amor de dos pueblos que han decidido ya, enterrar el pasado y con ello, los pensamientos retrógrados de los tristemente celebres Diaz-Balart y su camarilla. En paz traten de descansar, les deseo y digo yo.

La que ha espiado y atentado contra la seguridad de Cuba y de América Latina, se llama, la Base Naval de Guantánamo. Esa es la que hay que entregarle al pueblo cubano…

Tomado del Blog La Santa Mambisa

https://lasantamambisa.wordpress.com/2015/07/21/la-mafia-cubanoamericana-sembrando-veneno/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.