La injusticia tiembla

Lea más de: , , , , , , ,

Arthur González

No caben dudas, la mafia terrorista anticubana radicada en Miami está al borde del infarto, debido a la corriente anti Bloqueo que se ha incrementado en Estados Unidos durante las últimas semanas.

Lo anterior se puede comprobar en las declaraciones de los principales actores de ese grupo mafioso que logró desarrollar una jugosa carrera política, mediante manifestaciones permanentes en contra de la Revolución cubana que le posibilitaron recaudar mucho dinero de diversas fuentes, bajo el pretexto de luchar por el derrocamiento del gobierno de los Castros.

Entre estos se encuentran los congresistas Mario Díaz-Balart y su hermano Lincoln, Ileana Ros-Lehtinen y Albio Sires, más los senadores Robert Bob Menéndez y Marco Rubio.

Para tener una clara idea del pensamiento irracional de estos pandilleros, basta con leer sus declaraciones más recientes en rechazo a la presencia en La Habana, de Nelson Arboleda, funcionario del Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) y director para el área de Centroamérica.

Dicho evento fue organizado por la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA, con la participación de ministros de salud y altos especialistas de todos los países, con el objetivo de establecer una estrategia continental para enfrentar la epidemia del Ébola y tomar medidas similares que eviten la entrada en la zona de esa terrible enfermedad, para la cual aún no existen vacunas ni medicamentos para prevenirla.

Cuba envió 263 médicos, enfermeros y personal vinculado a la Salud para trabajar en el terreno, atender a los enfermos y trasladar experiencias higiénicas que eviten el contagio de más personas.

Según Mario Díaz-Balart: “Es una vergüenza que Estados Unidos envíe a un representante a una reunión del ALBA en La Habana y elogie a la dictadura cubana por enviar mano de obra médica no voluntaria a África Occidental”.

Por su parte la irascible y torpe congresista Ros-Lehtinen, con su incontinencia verbal característica, expresó:

“Los médicos cubanos que prestan servicios en África podrían traer el virus a América Latina, lo que plantea una amenaza a su comunidad”.

“La decisión del régimen de Castro para enviar médicos cubanos es un intento apenas disimulado de propaganda que puede poner en riesgo el sur de Florida”.

Así se proyectan los miembros de esa mafia tan “preocupada” por los derechos humanos. Para ellos lo único que vale es que la Revolución cubana siga siendo satanizada y calificada mundialmente como una “amenaza” a la seguridad mundial, imagen que han contribuido a conformar como parte de los Planes y Operaciones Encubiertas de la CIA, para crear rechazo hacia Fidel Castro.

Su odio viseral les impide priorizar el salvar vidas humanas por encima de diferencias políticas, y con más fiereza reaccionaron al conocer que Mr. Arboleda declaró en conferencia de prensa: “Esta es una urgencia mundial y todos debemos trabajar juntos y cooperar”.

Tales posiciones fascistas ponen al descubierto sus verdaderos sentimientos e intereses, de ahí que “The New York Times”, asegurara en su editorial del pasado 1ro de noviembre:

“Afortunadamente, ellos se están convirtiendo cada vez más en voces solitarias en el debate sobre la política hacia Cuba”.

Después que no acusen a ese diario de comunista ni de estar pagado por Cuba, como hizo el senador Bob Menéndez, al ser censurado por participar en orgías con prostitutas en República Dominicana, porque como dijera José Martí:

“Las verdades reales son los hechos”.

Tomado del Blog El Heraldo Cubano

http://heraldocubano.wordpress.com/2014/11/05/la-injusticia-tiembla/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.