La huella de los médicos cubanos en Haití

Lea más de: , , ,

Por María Josefina Arce

2619-medicos-cubanos-haiti-cartas-desde-cuba

Dedicación, amor y humanismo han llevado a los distintos países del mundo los médicos cubanos que desinteresadamente han puesto a disposición de otros pueblos sus conocimientos y profesionalidad.

Esencial ha sido su presencia sobre todo en América Latina para mejorar los índices sanitarios o salvar vidas ante la ocurrencia de desastres naturales como huracanes y terremotos. No hay un rincón de esos países, por muy intrincados o lejanos que sean, a los que los médicos cubanos no hayan acudido con su mejor disposición.

Profundas amistades han forjado en esas naciones, donde sus ciudadanos más humildes han expresado su agradecimiento por la presencia de los especialistas de la Mayor de las Antillas, quienes han cambiado sus vidas al garantizarles un derecho humano como el acceso a la salud.

En Haití, vecino con Cuba, su población y autoridades ha recibido siempre con gran agrado la ayuda solidaria de los médicos cubanos, presentes desde hace 20 años en esa nación caribeña, donde han socorrido a las víctimas de terremotos, huracanes y de la epidemia de cólera.

Fueron los profesionales de la salud del archipiélago los primeros en prestar su ayuda a los damnificados por el fuerte temblor de enero de 2010, pues ya se encontraban laborando en territorio haitiano.

Pero además la respuesta de Cuba ante el devastador terremoto fue inmediata. Nuevas brigadas médicas marcharon a Haiti con medicamentos y otros enseres para los damnificados.

También rápida y efectiva fue la respuesta ante la epidemia de cólera que se desatara en la pequeña nación meses después del temblor y que provocó en un inicio numerosos muertos. De hecho los cubanos tenían a su cargo la mayoría de los centros hospitalarios instalados para atender a los enfermos.

Organismos internacionales destacaron la vital ayuda de los cubanos. El entonces secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, al hablar en una sesión de la Asamblea General dedicada a la situación haitiana, resaltó la labor de los centros de atención contra la enfermedad instalados por el contingente enviado por Cuba.

Destacó también la llegada al país caribeño de 300 médicos más, quienes se sumaron a la brigada cubana que ya se encontraba en Haití desde antes del terremoto y que ya había sido reforzada a raíz de la tragedia.

Incluso representantes de varias naciones elogiaron en la ONU el trabajo de los cubanos y la representante de Noruega expresó el orgullo de su país por cooperar con los médicos de la Mayor de las Antillas.

En Haití como en muchas naciones latinoamericanas y caribeñas los profesionales cubanos de la salud han marcado la diferencia, pues ellos no buscan publicidad, ni prebendas, sino al pueblo, a aquellos más pobres que en muchos casos no han recibido nunca una atención especializada.

Por eso las palabras de agradecimiento, las sonrisas y los abrazos, que llevan grabados en sus recuerdos y corazones. Felices de haber contribuido con su esfuerzo a salvar millones de vidas y devolver la esperanza a incontables personas en el mundo y en especial en ese continente que nuestro Apóstol, José Martí, llamó Nuestra América.

RHC

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.