La estrella refulgente del Ché Guevara

Lea más de: , ,

Por Dorisbel Guillén

En el centro de Cuba, un guerrillero de traje reluciente vigila desde lo alto a sus compatriotas. A medio siglo de su desaparición física, luego de unos 20 años de su regreso a Santa Clara, el guerrillero convocó al altruismo a sus amigos de esa ciudad y del mundo.

“El Ché tiene aquí y en el mundo una estrella, y una estrella ha de estar radiante siempre” Afirma Michael Diegman, antes de una mirada final a su más reciente obra en nuestro país, la limpieza y restauración del Complejo Escultórico Ernesto Guevara.

Aunque el Propietario y Presidente de la MD Projektmanagement es sorprendido por Cubahora en pleno acomodamiento de equipajes, rumbo a La Habana, hay algo en su persona que supera la premura, quizás ese gozo mediato a la productividad de que hablaba el Ché.

“Somos un equipo chiquitico de cuatro personas, quienes hicimos el trabajo en unas cinco semanas.”  Es de talante modesto este empresario alemán, pues apenas refiere la extrema calidad de la obra, y que su costo, ascendente a miles de euros, fue un donativo para la Isla.

“La idea nació con una visita al monumento hace un año. Entonces nos percatamos de que estaba muy sucio. ”  Y finales del 2016 ya Diegman consolidaba su conspiración con especialistas de la Oficina del Historiador de La Habana para hacerle posible este regalo a Cuba.

“La restauración en el monumento es muy diferenciada y muy difícil, por  las estructuras. Usamos materiales de limpieza especial como jaimanita y otros de relieve. También dispusimos de una retro limpiadora con agua a presión y arena especial de vidrio con aire, igualmente a presión.

¡Materiales de altísima calidad…!

Pero la limpieza es solo un aparte. Aplicamos además un producto especial anti hongo. Restauramos las juntas con un motero especial. Tuvimos en cuenta la coloración y otros aspectos que requirieron exquisitez, pero uno de los asuntos  más sobresalientes fue la impermeabilización que ofrece durabilidad a la obra”

Ustedes han protagonizado otros proyectos en Cuba como el Capitolio y la Catedral de La Habana… ¿Cómo se entrecruzan todas estas tareas?

“Una premisa de mi trabajo es hacer las cosas para mí personalmente, y eso es muy importante. Somos un equipo chiquitico para el que es importante la unidad, poner cada uno todo su corazón y su cabeza en el proyecto. ¡Esto siempre es así!”

Ofrecieron sus servicios gratuitamente en alguna otra de esas obras… ¿Por qué?

“Es un trabajo voluntario, como lo escribió el Ché. Es una donación en agradecimiento a la obra del Guerrillero en vida.  Y otra cosa que tenemos en mente es el Monumento al Tren Blindado, el cual también necesita una limpieza. Creo que con más tiempo se pueden llevar a cabo este y otros proyectos en la provincia Villa Clara.”

Por ahora  centellean al Sol la estatua del Guerrillero Heroico, las letras metálicas contentivas de frases memorables de su legado, el soporte pétreo, el Mausoleo Frente Las Villas, y otros componentes del conjunto que integra este sitio histórico.

¿Qué trascendencia pueden tener estas acciones de preservación?

“Es el único monumento del Ché en el mundo.”

¿Cuál es el saldo del trabajo con la Oficina del Historiador de La Habana?

Para mí eso significa mucho. Todo lo que han hecho mis manos aquí es con esa institución. Juntos trabajamos en el Capitolio y la Catedral de La Habana, y creamos sensaciones con esos edificios.  En la plaza de Santa Clara, en el monumento a su Ché, se han creado experiencias de familiaridad.

Fue una estrella quien lo puso aquí, en Cuba; y quien también trajo de regreso a la ciudad de Santa Clara su entrañable trasparencia hace dos décadas. Para ese hombre universal se tejen ofrendas por todo el mundo, pero esta de la MD, será recordada largo tiempo muy al centro del Caribe.

Después de la restauración de todos los elementos que conforman el Complejo Escultórico Ernesto Che Guevara, Diegman y su equipo se preparan para intervenir en otros sitios monumentales como El Palacio de los Capitanes  Generales y la Plaza de Armas en La Habana.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.