La ceguera que mata

Lea más de: , , , ,

Arthur González

El gobierno de Estados Unidos no acepta su derrota a pesar de los múltiples fracasos en su empeño por destruir la Revolución cubana. Su ego tiene una profunda herida.

A pesar de la Guerra Económica aprobada oficialmente el 18 de enero de 1962 por el Presidente JFK, no han podido doblegar la voluntad popular de los cubanos y mucho menos lograr el desencanto y el desaliento que se propuso como objetivo el Gobierno norteamericano.

No bastándole los continuos fiascos, persisten en desarrollar la Guerra Sicológica para mantener matrices de opinión contrarias al proceso político y social cubano, basándose en los principios diseñados desde 1960 por el entonces director de la CIA, Alan Dulles, cuando afirmó:

“El objetivo final de la estrategia…, es derrotar en el terreno de la ideas las alternativas a nuestro dominio, mediante el deslumbramiento y la persuasión, la manipulación del inconsciente, la usurpación del imaginario colectivo y la recolonización de las utopías redentoras y libertarias”.

Basado en esos principios, el 10.04.2014 “Martí Noticias”, publicó un artículo donde afirman que la organización sin ánimo de lucro “Social Progress Imperative”, sitúa a Cuba como el “peor” país en acceso a la información y derechos.

Para esta “ONG”, “Cuba se encuentra en el puesto 79, detrás de países como Namibia, Honduras y Guatemala y por delante de Rusia o Moldavia. Ocupa el último puesto de la lista en cuanto a la información y los derechos.”.

Como forma de distorsionar más la situación real de la isla, afirma que: países como Djibuti, Burundi o Ruanda en África, se sitúan delante de Cuba en este ámbito según el informe, que tiene en cuenta tres aspectos relativos a la información; la telefonía móvil del país, los usuarios de Internet, la libertad de prensa de periodistas y los esfuerzos de cada gobierno para mantener y respetar ese derecho.

El viejo cuento de hacerle creer al mundo de que Cuba es un infierno.

Para nada mencionan la criminal Guerra Económica que impide el acceso a la tecnología de punta, el financiamiento para adquirirla, las prohibiciones norteamericanas de acceder a sus satélites, sitios en Internet, a los cables submarinos y aunque parezca algo cavernícola, la permanente prohibición de Estados Unidos de permitir el uso del correo postal directo entre ambos países.

Con malsana intensión omiten los esfuerzos cubanos por llevar el conocimiento de los avances tecnológicos a todo el pueblo, a través de los clubs de computación establecidos en todo el país, la creación de una ciudad universitaria especialmente construida para formar ingenieros en computación y otras carreras afines, donde los estudiantes no pagan la matrícula ni los libros ni el hospedaje en confortables apartamentos.

Para intentar deformar más la realidad de la isla, la ONG Social Progress Imperative, asegura que Cuba ocupael peor país” en el mundo en derechos personales y cuestionan los procesos electorales, el pluralismo, el nivel de participación de la sociedad o el funcionamiento del gobierno, la libertad de expresión y la libertad de reunión.

No reconocen los logros de la Revolución cubana y por eso el Gobierno norteamericano prohíbe que sus ciudadanos viajen libremente a la isla. Los que llegan a cualquiera de las ciudades de Cuba, se percatan del engaño a que han sido sometidos, al ver una realidad totalmente opuesta a la que les trasladan.

Solo en el tema de género, algo no muy común en el mundo, las mujeres cubanas han logrado ser el 63% de las estudiantes universitarias, el 53 % de todo el personal docente del país, el 48,9% de los investigadores científicos, el 38 % de los dirigentes, el 65 % de los profesionales, el 47% de los técnicos medios, el 48,86 % de los parlamentarios y el 41 % en el Consejo de Estado.

Si en Cuba no hubiera libertad de expresión ni de reunión como aseguran los promotores de esta falacia, ¿cómo se explica que la bloguera oficialista de Washington Yoani Sánchez, pueda ser tan exitosa en su blog y convertida a solo un año de creación, en una de las 100 personas más influyentes del mundo?

¿Cómo justificar que la inculta y grosera Berta Soler y sus asalariadas Damas de Blanco, se paseen libremente domingo tras domingo por una de las más importantes arterias de La Habana y ofrezca declaraciones a la prensa extrajera de que son “golpeadas y detenidas”, sin haber cumplido jamás un solo día de prisión?

Las personas se detienen por cometer delitos recogidos en el código penal y no por tener formas de pensamiento diferentes, de lo contrario Yoani, Berta, el ingeniero informático Eliécer Ávila, el licenciado en física Antonio González-Rodiles o el escritor Luís Orlando Pardo Lazo, estuvieran cumpliendo condenas tras la rejas.

La misión encomendada y financiada con parte de los 20 millones de dólares que anualmente asigna el gobierno norteamericano, es precisamente hablar diariamente mal de la Revolución, bien sea por las redes sociales, en las misiones diplomáticas norteamericana y europeas acreditadas en Cuba, o con las agencias de prensa extranjera

Al parecer el Gobierno británico tiene otros criterios. El 11.04.2014 el sitio “Diario de Cuba”, publicó: “Londres asegura que la situación humanitaria ha mejorado en Colombia y Cuba”.

En el caso de Cuba, el documento destaca la mejora de la situación en 2013, que los cubanos parecen más dispuestos a hablar abiertamente, sobre todo de asuntos económicos y han podido viajar con mayor libertad a partir de la aprobación de las modificaciones de la ley migratoria.

No hay dudas, en la campaña mediática contra la Revolución cubana se mantiene lo declarado por el ex presidente norteamericano Dwigt D. Eisenhower:

“La guerra sicológica es la lucha por ganar las mentes y las voluntades de los hombres”.

Tomado del Blog El Heraldo Cubano

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.