José Martí en la CELAC

Lea más de: , , ,

Raiza Martin Lobo

Por estos días, todos los ojos del mundo están puestos en Cuba. El sueño de Bolívar, de José Martí,  de San Martín, de Hugo Chávez  y de otros hombres de América Latina se hizo realidad. Con la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños,  CELAC, se materializó  el ideario latinoamericanista y martiano cuando en el ensayo Nuestra América expuso: “El gobierno ha de nacer del país… La forma del gobierno ha de avenirse a la constitución propia del país.”

Con avivada visión, José Martí, penetró en  la esencia del imperialismo norteamericano y, desde las páginas de este importante ensayo,  alerta a la América toda en torno al peligro que representan  “los gigantes que llevan siete leguas en las botas”.

Y esta es la esencia de la CELAC, compuesta por  33 países, no es más que el humilde reclamo a la necesaria unidad de los pueblos de América: “Los pueblos que no se conocen han de darse prisa para conocerse, como quienes van a pelear juntos […] ¡los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de las siete leguas!”.

No cabe dudas de que por estas ideas expuestas en el mentado ensayo, en los últimos días de enero, nuestro Héroe Nacional estuvo  junto a los líderes actuales de las 33 naciones de Sudamérica. Y no hay otra razón más fuerte que la coincidencia de la magna cita con el 161 aniversario del natalicio de este grande de América, para hacer realidad la unidad de nuestros pueblos, por un futuro de paz  y  justicia social, y  el empeño irrenunciable de consolidar la plena independencia latinoamericana.

Hoy el pensamiento martiano está vigente. Hoy  Latinoamérica transita en busca de su unidad y  cooperación de igual a igual. Y es a través de la CELAC  y otras organizaciones integracionistas regionales, que se echará andar este proyecto.

Las 33 naciones situadas al Sur del Río Bravo, estas  “repúblicas dolorosas de América, levantadas entre las masas mudas de indios”, como las figurara José Martí, apostaron todo para avanzar en la realización de su propia autonomía y convertir a la CELAC en el interlocutor más legítimo de América Latina y el Caribe con otras regiones.

La Cumbre de la CELAC de La Habana, abogó por la marcha unida de todos  los pueblos del río Bravo a la Patagonia, por ello, hemos de andar en  cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes, como decía nuestro José Martí, quien aseveró además,  que el destino común de  estas  “dolorosas repúblicas”, de Nuestra América, un día se levantarán sola, y como un solo pueblo.

Tomado del Blog La Guantanamera

http://la-guantanamera.blogspot.com/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.