Jorge Castellano Ferrer, el santiaguero que nació el 26 de julio de 1953

Lea más de:

Jorge Castellano Ferrer nació el 26 de julio de 1953, en un lugar de Santiago de Cuba llamado La Fama, allá por Dos caminos de San Luis. En la finca de su abuelo – en aquella época -, vivían su mamá, y su papá. Ella era ama de casa, con otros trece hijos bajo su falda y él campesino, trabajador de la tierra y cortador de caña.

“En Santiago a esa fecha, después del asalto al Moncada, nadie se podía mover. Figúrate, esto estaba revuelto. Entonces aquí se cerró todo – incluso los juzgados-. El que salía a la calle los casquitos lo rompían, como decimos nosotros aquí. Sí, los mataban.

Los casquitos eran la guardia rural de Masferrer, que era la que operaba en to´ esto. Era un sicario que tenían aquí con Sosa Blanco.

En aquella época nada fluyó con el movimiento de tropas que había en Santiago y en toda la parte oriental. Todas las carreteras estaban copá. Entonces, a los dos días de eso, mi papá va a Dos caminos, que es como a 12 kilómetros de donde yo vivía.

Le dice al notario: “Mire, pa´ que me inscriba al niño que nació el 26 de julio.”

Dice el notario: “¡¿Qué?! ¡Tú lo q´ va a salar a ese muchacho! ¡Si lo comunistas asaltaron el Moncada y esto está revuelto! Inscríbelo el día 28.”

Jorge Castellano Ferrer quedó registrado oficialmente con dos días de dilación tras su fecha real de nacimiento. El papel a sus 65 años, sin embargo, no le inhibe el orgullo.

“Pero yo muy contento, mija. Yo celebro mi cumpleaños el 26 de julio.”

Jorge ha estado al timón desde que concluyó el servicio militar. Primero trabajó como taxista, luego como guagüero, y aún ahora – capitán jubilado de la Policía – sigue al volante y conoce el mapa de Santiago como las líneas de sus ojos.

Es militante del Partido y tiene en su haber el cumplimiento de dos misiones internacionalistas en Etiopía y Angola.

Dice, con pasión arraigada, que Santiago es su vida.

El terruño que lo vio nacer, allá en La Fama, queda cerca de un camino que conduce a La Mejorana. Según cuenta Castellano, una parte de la zona pertenece también al Segundo Frente. Pareciera que en esta tierra oriental cada espacio del suelo está asido a las raíces más genuinas de la historia.

“Yo me he criado con el calor santiaguero. Yo no cambio mi Santiago por nadie. Aquí tengo mi familia, chiquita, pero ahí vamos.

Y aquí estoy, dando lo último por la Revolución. Y así lo voy a hacer siempre.”

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.