Joe Biden recibe a una de sus asalariadas

Lea más de: , , , , , , ,

Arthur González

Diversas agencias de prensa y sitios digitales divulgan el recibo en la Casa Blanca de la bloguera oficialista de Washington Yoani Sánchez Cordero.

En evidencias del interés mediático para reactivar su ya desgastada imagen, el vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden, la atendió personalmente, algo que no hace a menudo ni con altos funcionarios de países latinoamericanos, asiáticos o africanos.De acuerdo con las publicaciones, Biden y Yoani, hablaron sobre “los desafíos de la sociedad civil y los defensores de la libertad de expresión en Cuba”.

Esta acción deja esclarecido para quien trabaja la bloguera contrarrevolucionaria, construida a la carrera como ella misma ha declarado, después que el viejo oficial de la CIA y terrorista de origen cubano, Carlos Alberto Montaner, la reclutara en España, cuando había decidido convertirse en una emigrada económica más y buscaba afanosamente un trabajo para mantenerse.

Yoani es graduada de filología en la Universidad de la Habana, gracias a la revolución socialista que le facilitó sus estudios, sin que tuviera que pagar un centavo, como todos los cubanos después de 1959. Por su origen muy humilde jamás hubiese soñado en culminar el bachillerato. Pero como dice el proverbio popular: “cría cuervos que te sacarán los ojos”.

Yoani es un proyecto subversivo made in USA, en el cual Estados Unidos sueña en movilizar a la juventud cubana en contra del gobierno de Fidel Castro, y desde 1959 ha intentado destruirlo mediante cientos de planes asesinato y Programas de Acciones Encubiertas de la CIA, hoy en día desclasificados.

Gracias al sitio Wiki Leakes, creado en Internet por Julian Assange, se conocen muchos de los cables cifrados que enviaba la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, y en uno de ellos fechado el 15 de abril del 2009, bajo el título “The U.S. and the role of de opposition in Cuba”, se exponen entre otras cuestiones que:

“Muchos de los líderes del movimiento disidente son en efecto comparativamente viejos…. Tienen poco contacto con los cubanos más jóvenes y…. su mensaje no atrae a ese segmento de la sociedad”.

Y añade:

“Individuos más jóvenes incluidos blogueros, músicos y artistas del espectáculo y plásticos, no pertenecen a organizaciones identificables, aunque son mejores en la adopción de posiciones rebeldes…” “La fama internacional lograda por unos pocos, como la bloguera Yoani Sánchez… alimenta más celo entre las organizaciones disidentes y les impide trabajar…..con las generaciones más jóvenes…”

“Creemos que la generación más joven de disidentes no tradicionales… sea la que probablemente tenga mayor impacto a largo plazo en la Cuba post Castro”.

“Debemos seguir abriendo Cuba a la era de la información, mediante medidas para facilitar y alentar a las generaciones más jóvenes de cubanos…”

La atención diferenciada a Yoani, los múltiples y bien pagados premios que le otorgan, prueban la estrategia yanqui reflejada en el mencionado cable cifrado.

Solo al año de que la CIA le construyera su blog, Yoani Sánchez fue seleccionada por la revista TIME como una de las 100 personas más influyentes del mundo, algo insólito ante la ausencia de una obra de envergadura y solidez, unido a las decenas de premios internacionales con fabulosas sumas de euros y dólares, que no ostentan muchas personalidades de reconocido prestigio mundial.

Ante las actuales nubes que silencian su visibilidad, el 1ro de abril en Miami, la Conferencia Hispanicize le otorgó un nuevo galardón, el Latinovator, supuestamente por haber “contribuido y fomentado” el uso de las nuevas tecnologías en la Isla.

Solo dos días después del mencionado acto, salió a la luz pública una investigación de la agencia de noticias Associated Press, la que reveló cómo el gobierno norteamericano invirtió 1,6 millones de dólares en una red social para Cuba similar a Twitter, llamada ZunZuneo, especie de herramienta digital para la desestabilización del régimen cubano, mediante la agitación del descontento social.

Es sabido que Suzanne Hall, funcionaria del Departamento de Estado, que trabajaba en el programa de redes sociales impulsado por el presidente W. Clinton, participó en reuniones sobre ZunZuneo.

No queda mucho por destapar para comprender que Yoani no es más que una pieza fabricada dentro de la política subversiva norteamericana contra Cuba.

La vida se encarga de demostrarlo día a día.

Si alguien aún tiene dudas, que lea un poco de los documentos oficiales norteamericanos ya desclasificados para que saque sus propias conclusiones, sin dudas vale la pena.

Tomado del Blog El Heraldo Cubano

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.