Hoy hace 58 años que a #Cuba le nació un Comandante en Jefe

Lea más de: , ,

Por Orlando Guevara Núñez

¿Conocemos bien desde cuándo y el momento preciso en que a la patria le nació el símbolo de Comandante en Jefe?

A partir del 26 de Julio de 1953, Fidel fue conocido como jefe del Movimiento que organizó y dirigió esa acción, inicio de la última etapa de lucha del pueblo cubano por su libertad e independencia. Y el 2 de diciembre de 1956, vino al frente de la expedición del Granma. Luego escaló la Sierra Maestra y dirigió la lucha guerrillera. Pero todavía no era Comandante en Jefe de la Revolución cubana. Lo era del Ejército Revolucionario del Movimiento 26 de Julio.

A raíz del fracaso de la Huelga de Abril de 1958, el máximo líder rebelde convocó a una reunión en la Sierra Maestra, en un lugar conocido como Alto de Mompié, a la cual asistieron los principales dirigentes del Movimientro Revolucionario 26 de Julio en el país. El contenido de ese encuentro lo define, en artículo publicado en el periódico Granma, el 3 de mayo de 2013, uno de sus participantes, Enzo Infante Urivazo (Bruno), combatiene del 30 de noviembre en Santiago de Cuba, en ese momento Responsable Nacional de Propaganda del 26 de Julio.

“Según mis recuerdos y la información contenida en documentos y escritos, los asuntos principales abordados y debatidos por los integrantes de la reunión estuvieron relacionados con la huelga, las relaciones entre el Llano y la Sierra, las milicias, el estado organizativo del Movimiento, la línea a seguir, sobre la unidad, la reestructuración de la Dirección Nacional, la importancia de Radio Rebelde, el exilio y las posibilidades que ofrecía Venezuela, así como la resistencia a la ofensiva enemiga, su derrota y la extensión posterior de la guerra”.

La reunión de Alto de Mompié, sobre la cual contamos también con un valioso artículo del Che, fue profundamente crítica. Y del análisis de los errores surgió la estrategia que conduciría al triunfo revolucionario.

“La reunión fue tensa- afirma el Che en el referido artículo- recogido en su libro Pasajes de la guerra revolucionaria- dado que había que juzgar la actuación de los compañeros del Llano, que hasta ese momento, en la práctica, habían conducido los asuntos del 26 de Julio. En esa reunión se tomaron decisiones en las que primó la autoridad moral de Fidel, su indiscutible prestigio y el convencimiento de la mayoría de los revolucionarios allí presentes de los errores de apreciación cometidos”.

El juicio crítico sobre el fracaso de la huelga propició el acuerdo, aquel 3 de mayo, de seguir la lucha armada directa, dirigida militar y políticamente por Fidel, reservando esa acción obrera para un momento posterior y oportuno; el Ejército Revolucionario del Movimiento 26 de Julio pasó a Ejército Rebelde, es decir, no de una sola organización, sino de todas y de todos quienes a él quisieran ingresar, y la Dirección Nacional fue sustituida por un Ejecutivo radicado no en el llano, sino en la Sierra Maestra, encabezado por Fidel. Fue ese el momento en que otra decisión, expresión de unidad y reconocimiento a la autoridad y prestigio del líder político y guerrillero, tuvo lugar en Alto de Mompié: Fidel fue nombrado Comandante en Jefe de todas las fuerzas revolucionarias.

Es oportuno puntualizar que no fue subestimado el papel del movimiento obrero en la lucha y se reconoció el derecho de todos sus sectores a participar en los comités de huelga. Se indicó, además, que el Frente Obrero Nacional debía ser “un organismo de unidad de todos los sectores obreros”.

De esa histórica reunión emanaron las decisiones para enfrentar y derrotar la ofensiva que, envalentonada por el fracaso de la Huelga de Abril, lanzaría la tiranía sobre el bastión guerrillero principal, la Sierra Maestra, y sobre el territorio del Segundo Frente Oriental “Frank País”.

Así, en Altos de Mompié, la crítica y autocrítica sinceras de los revolucionarios sentaron las bases para la oportuna rectificación, para poner en práctica una estrategia correcta, para la unidad imprescindible y la fortaleza que meses después doblegó a la tiranía. Siempre con Fidel al frente. Conductor de nuestro pueblo en la guerra y en la paz. Nuestro eterno e invicto ¡Comandante en Jefe! quien recibió ese día, el grado mucho tiempo atrás ganado.

Tomado de CMKC

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.