“Hay que terminar con el bloqueo a Cuba”

Por Michel Hernández

El guionista británico Paul Laverty, quien obtuvo el premio de guion en el festival de San Sebastián, España, con la película Yuli, inspirada en la vida del bailarín y coreógrafo cubano Carlos Acosta, catalogó el bloqueo a Cuba «como una vergüenza que debe acabar».

Al recoger  el premio, Laverty, guionista habitual de directores como el británico Ken Loach, señaló: «Hace 58 años, EE. UU. impuso un bloqueo a Cuba, un bloqueo que es ilegal, que cada año es condenado en Naciones Unidas, y que solo es apoyado allí por dos votos: los de EE. UU. e Israel. Dos expertos en aplicar castigos colectivos a la población civil. Dos matones, sinvergüenzas, hipócritas. Hay que acabar con esta vergüenza, hay que terminar con el bloqueo a Cuba».

Laverty se suma a la amplia lista de artistas e intelectuales que se han manifestado históricamente contra esta política de Estados Unidos hacia Cuba, como los cineastas y actores Oliver Stone, Benicio del Toro y Robert de Niro, así como los músicos Manu Chao, Tom Morello, Chris Martin y Chris Cornell, entre muchos más.

El bloqueo a Cuba, desde su imposición, según cifras oficiales, ha causado pérdidas por más de 933 678 millones de dólares, y solo en el ámbito de la cultura ha sido impedimento para el intercambio con artistas estadounidenses, la adquisición de instrumentos para la enseñanza artística y de softwares para los estudios de animación, entre otros.

Las palabras de Laverty fueron ampliamente reflejadas en la prensa acreditada al festival de San Sebastián, que aclamó el filme Yuli desde su estreno, en el que participó parte del elenco de la película encabezado por Carlos Acosta y la actriz Laura de la Uz.

En la cinta intervienen además el coreógrafo y profesor cubano Santiago Alfonso, Andrea Doimeadiós y la productora Claudia Calviño, entre otros.

«Yuli ha sido un regalo para mí. Siento una inmensa gratitud por Icíar Bollaín, Paul Laverty, Juan Gordon y Andrea Calderwood por haber llevado mi vida a la gran pantalla. Un día voy a morir, pero ahora sé que mis nietos tendrán el recuerdo de su tatarabuelo. Me siento muy agradecido por ese regalo; es una película muy innovadora, con mucha sensibilidad e integridad, que no trata de seguir convenciones ya pactadas sino que intenta hacer algo original», dijo a Granma Carlos Acosta, vía correo electrónico.

Acosta (La Habana, 1973), uno de los más grandes bailarines en la historia del ballet cubano, comentó que la cinta, basada en su biografía No Way Home, escrita por el propio artista, puede servir de ejemplo de constancia para los cubanos.

«Es el triunfo de una familia humilde cubana y puede servir de espejo a todos los cubanos que día a día se enfrentan con adversidades», señaló el bailarín que fundó y dirige la joven compañía Acosta Danza.

– Yuli, dirigida por la española Icíar Bollaín, fue considerada por la crítica especializada como «deslumbrante» y «luminosa».

– Esta cinta, en la que  Acosta se interpreta a sí mismo, habla de la resistencia, dedicación y la tenacidad que definió la carrera del bailarín cubano (que en principio quería ser futbolista) hasta convertirse en una de las primeras figuras de la danza a nivel mundial e integrar compañías como el Houston Ballet o el Royal Ballet de Londres.

– Con fotografía del español Alex Catalán, el filme comenzó su andadura en San Sebastián y será estrenado en el circuito internacional el próximo diciembre.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.