Gratitud hecha honor

Lea más de: , , ,
Foto: Yaimí Ravelo

Foto: Yaimí Ravelo

Por Lisandra Fariñas Acosta

Fueron a África a librar la más férrea de las batallas, la que se disputa con la muerte. El nombre del enemigo espantaba: ébola. No cejaron, y vencieron. Entonces, iban solo con el compromiso de quien daría hasta la vida en el empeño de salvar otras.

Dos años después, en esa misma plaza desde donde partieron en octubre del 2014, en la Unidad Central de Cooperación Médica, los colaboradores cubanos de la Brigada Henry Reeve que participaron en el combate contra el virus del Ébola en África Occidental fueron condecorados con la medalla conmemorativa «60 Aniversario de las FAR» que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba.

«El personal médico que marcha a cualquier punto para salvar vidas aun a riesgo de perder la suya, es el mayor ejemplo de solidaridad que puede ofrecer el ser humano, sobre todo cuando no está movido por interés material alguno», escribió Fidel en sus reflexiones cuando los 256 profesionales de la salud cubanos partieron a Sierra Leona, Guinea Conakry y Liberia; palabras que recordó en el acto de condecoración la viceministra de Salud Pública, Marcia Cobas Ruiz.

«Con el espíritu de victoria que primó en los 82 hombres que arribaron a las costas cubanas en el Yate Granma, los que combatieron en la Sierra y los que entraron triunfantes en La Habana, el ejército de batas blancas reafirma que siempre tendrá en cada batalla la convicción de que se pudo, se puede y se podrá luchar y salir victorioso», expresó la viceministra.

En el homenaje, presidido por el Ministro de Salud Pública, Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político del Partido; y el general de división Elfre Pérez Zaldívar, jefe de la Jefatura de la logística del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, entre otros funcionarios del Minsap y Jefes de las FAR; fue develado además un sitio para honrar a los 291 profesionales del sector de la salud fallecidos en el cumplimiento de su misión durante los más de 50 años de colaboración en salud.

«Nunca antes un contingente sanitario cubano, en los más de 50 años de colaboración médica internacional de la Mayor de las Antillas, viajaba a algún lugar del mundo a enfrentar una tarea tan riesgosa y con peligro potencial para la vida», recordó el doctor Felipe Delgado Bustillo, integrante de la Brigada Henry Reeve en Sierra Leona, a nombre de los condecorados.

«Esta medalla será portada con orgullo por los integrantes de la brigada Henry Reeve, y agradecemos a la Revolución que nos haya dado esa honrosa misión, que se tuviera confianza en nosotros para cumplirla», dijo, al tiempo que reafirmó el compromiso de los galenos por mantener las conquistas alcanzadas y continuar llevando nuestra solidaridad y entrega por las causas justas de los pueblos.

Emiliano Sosa de la Cruz, pediatra de Segundo Frente en Santiago de Cuba, reafirma a Granma que, Sierra Leona fue una misión compleja. «Fuimos con la intención de enfrentar la epidemia y aun cuando no sabíamos qué nos deparaba allí, lo hicimos con toda la voluntad y humanismo que caracteriza al médico cubano. Fue una gran experiencia de la que nos queda la gratitud de las vidas que salvamos, de las sonrisas que devolvimos», dijo.

Pero también «nos queda la tristeza de los que no pudimos salvar, porque nos llegaban en un estado de salud muy complicado».

Y es que además de ébola padecían desnutrición, sida, tuberculosisis, paludismo… «Dejamos esa huella en los pueblos de África afectados, que manifiesta que el hermano pueblo de Cuba no los dejó solos. Estuvimos hasta el fin y vencimos la epidemia», recordó.

«De esta misión me llevo recuerdos gratos y otros no tan buenos» rememora a nuestro diario Víctor Lázaro Guerra Viera, licenciado en enfermería de la provincia de Pinar del Río.

«Allá perdimos a un compañero, eso nos marcó mucho, fue un momento muy difícil. Desde que partimos de Cuba sabíamos a lo que íbamos, conscientes de que el nombre de nuestro país y la salud cubana debían quedar bien en alto».

«Para nosotros es un orgullo y un honor pertenecer a la brigada Henry Reeve que participó en la lucha contra el ébola».

Tomado de Granma

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.