Foro interactivo sobre #Sociedad Civil en Cuba (III)

Lea más de: , ,
En la Central de Trabajadores de Cuba, organización no gubernamental, se centró el tercer y último momento del debate; con la presencia de Raymundo Navarro Fernández, miembro del Secretariado Nacional de la CTC; Rosario Rodríguez Remón y Gilda Chacón Bravo, funcionarias del departamento de Relaciones Internacionales, y Carlos de Dios Oquendo, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción (SNTC).
El debate en la web se mueve en tendencias interesantes, por un lado se afirma que las organizaciones de masas reconocidas por la ley son “instrumentos del Estado” y por otro se les defiende como legítimas representantes de la sociedad. También hay quienes dicen que no tienen tal autonomía sino que se rigen por los lineamientos del Estado y el Gobierno. Por eso es útil hablar del tema. ¿Puede hablarse de la CTC como una ONG?
Gilda Chacón Bravo: La CTC es una de las organizaciones que más se destaca dentro de las ONG cubanas, está reconocida junto a otras organizaciones en el Artículo 7 de la Constitución de la República, por su amplia membrecía, representatividad y capacidad de movilización.

Rosario Rodríguez: Considero que sí, en tanto es una organización social que agrupa a 17 sindicatos nacionales, organizados por ramas de actividad. Además, como organización social la CTC tiene sus propios estatutos y reglamentos, es autofinanciada y cumple una serie de requisitos como ONG.
Por ejemplo actúa sin fines de lucro, la afiliación es totalmente voluntaria, se establece su propia estructura y funcionamiento a partir de sus documentos normativos, que son aprobados en cada uno de los congresos obreros, donde se definen sus pautas de funcionamiento, todas en concordancia con el momento que vive la sociedad cubana.
También debemos resaltar que para su accionar no cuenta con la aprobación del Gobierno, lo que nos hace una organización autónoma e independiente y ratifica su condición de ONG.
El debate es interesante, el usuario Yohan, pregunta por qué si la CTC es una ONG, su Secretario General es miembro del Consejo de Estado.

Raymundo Navarro: La CTC se funda el 28 de enero de 1939. Lázaro Peña, el líder obrero, siempre tuvo presente la unidad del movimiento sindical, y antes del triunfo revolucionario del primero de enero de 1959 defendió los intereses de los trabajadores, y veíamos la pregunta del internauta y es elemental.
Si una organización es convocada para formar parte de una instancia del Estado, por qué negarse. No renunciaríamos a esa posibilidad de estar ahí, lo más importante no es cuestionar si estamos o no, sino que estamos pero representando los intereses de los trabajadores, y allí nuestro Secretario General puede y representa a todos los trabajadores.
Conocemos experiencias internacionales y en nuestro país, antes de 1959, el sindicato solo representaba las reivindicaciones de los trabajadores. En la construcción de nuestra sociedad socialista nuestro papel es diferente, representamos las reivindicaciones de los trabajadores y, a la vez, los comprometemos con el cumplimiento del encargo social, porque el capital que se genera es para beneficio de nuestra sociedad en su conjunto, para el trabajador y su familia, no para una minoría.
El papel de los sindicatos está también en el vórtice de la discusión: La apertura al trabajo no estatal ha generado un fenómeno que para algunos es muy interesante, y es que en un mismo sindicato se reúnen dueños y trabajadores asalariados, lógicamente podría haber intereses contrapuestos en algún momento. ¿Qué opinan sobre esta dicotomía?
Raymundo Navarro: La CTC cuenta en sus 17 sindicatos con 3,2 millones de afiliados y hay tres fuentes de afiliación: trabajadores estatales, no estales y jubilados. Para nosotros, antes de la actualización del modelo económico no teníamos experiencias suficientes sobre el trabajador no estatal y su afiliación.
Hoy, del total de trabajadores no estatales, tenemos afiliados el 62 por ciento. La experiencia en el sector estatal es que los empleadores se afiliaron voluntariamente a nuestra organización, porque vieron en ella sus intereses representados. En las nuevas formas de gestión, si el empleador desea afiliarse voluntariamente puede hacerlo, como ocurre en muchos países del mundo. Pero en este tema estamos tomando experiencias y elaborando nuestras propias propuestas.

¿Cuál ha sido la experiencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción en este tema?
Carlos de Dios Oquendo: Quisiera reafirmar una idea, no podemos ver una división entre la sociedad civil y el Estado, y en esa interrelación el sindicato como representante de los trabajadores, desde la Constitución en su artículo primero dice que Cuba es un Estado socialista de trabajadores independientes y soberanos con todos y para el bien de todos.
Y es, precisamente en este punto, que radica la esencia del papel del sindicato, en el cumplimiento de su misión de educar, orientar, movilizar y representar a los trabajadores en armonía entre derechos y deberes. Esta función se ha tornado mucho más compleja a partir de la actualización del modelo económico cubano y los cambios que se están dando en la gestión y apertura al trabajo no estatal, fundamentalmente en la representación y defensa de estos trabajadores y el concepto amplio de “sindicalización”, tanto de empleadores como de trabajadores en un mismo sindicato.
Directo a la pegunta podemos ejemplificar que en el caso del SNTC están presentes tanto las formas de gestión de las cooperativas no agropecuarias donde están constituidas más de 65 y el trabajador por cuenta propia en actividades relacionadas con el sector de la construcción donde tenemos inscritos más de 30 mil.
Trabajamos en la sindicalización tanto de empleadores como trabajadores, y evaluamos a partir de la experiencia cotidiana y el incipiente funcionamiento de las secciones sindicales constituidas la esencia del funcionamiento del trabajo sindical, fundamentalmente en dos direcciones: evaluar su papel ante la defensa de los derechos de los trabajadores, a) ante los empleadores con apego al recién aprobado Código del Trabajo y a la leyes y resoluciones que el país ha aprobado con respecto a su obligación y, b) el de los empleadores ante las instancias del Gobierno y los organismos de relación, todo ello en función de mantener la unidad del movimiento obrero.


En uno de los comentarios, un lector identificado como Maykel, comenta: En el caso de los artesanos, si hay quienes no se sienten identificados o representados por la organización que tiene esa función en la actualidad, tal vez nos interesaría crear otra que de alguna forma cumpla mejor con esas tareas ¿Qué impide que tengamos más de una organización de artesanos?

Miriam García: En la legislación vigente se plantea con claridad que lo que no se puede es constituir más de una forma asociativa con el mismo objetivo y fin, lo cual no quiere decir que en un mismo sector existan varias asociaciones como sucede con la Salud, donde están reconocidas 64 asociaciones, o en la Cultura donde existen 9 asociaciones y además está la Unión de Escritores y Artistas de Cuba como organización social y la Asociación de Artesanos Artistas.
No todas las formas asociativas se encuentran inscriptas en el Registro de Asociaciones, ya que se han venido constituyendo al amparo de otras normas legales como es el caso de las fundaciones y sociedades civiles no lucrativas que están reconocidas al amparo del Código Civil y las organizaciones de masas y sociales al amparo de la Constitución de la República, ejemplo de ello es la CTC. Hoy nos encontramos evaluando que todas las formas asociativas sean inscriptas, como único mecanismo legal para adquirir la personalidad jurídica.
Tomado de Trabajadores
http://www.trabajadores.cu/20150308/trabajadores-invita-al-foro-interactivo-sobre-la-sociedad-civil/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.