Finca Santa Elena: Antesala del Moncada

Lea más de: , , , , ,

Fidel con Abel, Nico, Tasende, Tizol y otros compañeros después de una las prácticas de tiro en la finca Santa Elena, en Nueva Paz, provincia Mayabeque.

“Yo creo que Santa Elena es la antesala del Moncada, porque fue el último lugar donde se hicieron las prácticas… fue donde verdaderamente se preparó a la gente para la acción”.                                                       Oscar Alcalde Valls, 4 de marzo de 1982.

Por estos días el pueblo de Cuba rememora, con mayor ímpetu, los principales hechos ocurridos en los gloriosos días de julio de 1953. Los jóvenes de la Generación del Centenario, dirigidos por Fidel Castro Ruz, se organizaban para impedir que murieran las ideas libertarias del Apóstol, y los mejores hijos de Mayabeque apoyaban resueltamente ese movimiento.

Fueron ejemplo de valor, altruismo, dedicación y desinterés personal por lograr una Patria soberana. Los de Nueva Paz, en particular, ocuparon un lugar decisivo en ese empeño. El Comandante en Jefe preparaba a los compañeros de lucha con la finalidad de enfrentar y derrotar la sangrienta tiranía de Batista. Habaneros, pinareños, artemiseños y mayabequenses, entre otros territorios, desempeñaron un importante papel.

Transcurría el mes de junio. El Líder Histórico buscaba un lugar seguro para las últimas y más importantes prácticas de tiro y de Comando, que garantizaran el éxito de las futuras acciones. Mario Hidalgo-Gato tenía la encomienda de localizar un lugar seguro en la zona donde vivía y el día 15 le propone su finca Santa Elena, en Nueva Paz. De inmediato Fidel, acompañado de Oscar Alcalde, la recorre y dice: “El lugar está tremendo”.

Al regresar a La Habana encomienda a Ernesto Tizol visitarla y precisar los detalles. Viaja el 17 a Los Palos y se le unen Hidalgo-Gato, Rolando Guerrero y Tomás David Rodríguez. Por la noche se hospeda en el hotel El Louvre. Al día siguiente continúa la misión; selecciona la parte más ancha de la Cañada de Los Quesos, pues sus paredes servirían de receptor, amortiguaría el eco de los disparos y podrían concentrar varios tiradores. Existían dos claros con abundante vegetación y un robusto mamoncillo donde alinearían los órganos de puntería y ubicarían blancos y dianas.

El Máximo Líder vuelve el 21 de junio en compañía de más de 60 hombres, según testimonia Oscar Alcalde, se reúne con ellos debajo de una guácima y explica cómo desarrollarían los entrenamientos, enfatizando en la discreción para mantener en secreto esta labor revolucionaria. Así comenzaron las prácticas los domingos dirigidas por él; después ampliaron los días bajo las instrucciones militares de Tizol, Pedro Miret Prieto y José Luis Tasende.

Finca, casa, cañada, mamoncillo… tienen el honor de haber servido de antesala a los acontecimientos del 26 de Julio en Santiago de Cuba y que dejaran sus huellas hombres de la talla del Comandante en Jefe, Raúl, Almeida, Abel, Oscar Alcalde, Montané, Boris Luis, Armando Mestre, Ñico López, Calixto García, Díaz Cartaya, autor de la Marcha del 26 de Julio, casi todos los integrantes de las células de La Habana y por supuesto, de Nueva Paz, Los Palos y Vegas.

Santa Elena tuvo el privilegio de contribuir considerablemente a la preparación militar del grupo de combatientes que encabezaron la lucha en el llano y La Sierra Maestra, y más tarde lograra la definitiva independencia de Cuba, con el luminoso sol de la libertad del Primero de Enero de 1959.

Tomado del Blog Mayabequeando

http://mayabequeando.wordpress.com/2014/07/14/finca-santa-elena-antesala-del-moncada/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.