Felicia Martínez, humilde mujer en el Consejo de Estado

Lea más de: ,

Por Maité Rizo Cedeño

La ingeniera industrial Felicia Martínez Suárez, miembro del Consejo de Estado, y directora general de la Unidad Empresarial de Base Taller de Producciones Metálicas José Luis Tassende, del municipio Manzanillo, ofrece declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias (ACN), en la ciudad de Bayamo, provincia Granma, Cuba, 27 de mayo de 2018. ACN FOTO/ Armando Ernesto CONTRERAS TAMAYO/ rrcc

Desde que la observas acercarse descubres que lleva a Santiago de Cuba dentro. La fuerza de la mirada, el carácter y el paso seguro, propio de quienes nacen en la tierra caliente, son evidentes en Felicia Martínez Suárez, una humilde cubana que desde el pasado abril es miembro del Consejo de Estado de la República de Cuba.

Sentarse a conversar con Felicia no es fácil, pues sus responsabilidades como directora general de la Empresa de Aluminios Mecánicos José Luis Tassende, en el municipio granmense de Manzanillo, le ocupan la mayor parte del tiempo.

¿Y si hacemos la entrevista antes de que empiece la Asamblea Provincial del Poder Popular? Solo le robaré unos minutos, miento un poco para convencerla.

-¡Bueno, está bien! –acepta-, pero ¿y de qué vamos a hablar?”

De usted.

-¿De mi?, dice casi asustada, y en su primera gran muestra de humildad agrega: “pero si yo no tengo mucho que contarte”.

Granmense por adopción, manzanillera desde el 2009 para ser más precisa, Felicia fue escogida por sus méritos laborales, y su capacidad de dirección como representante del pueblo de Cuba en el Consejo de Estado, órgano de la Asamblea Nacional del Poder Popular que la representa entre uno y otro período de sesiones, ejecuta los acuerdos de ésta y cumple las demás funciones que la Constitución le atribuye.

En la Universidad Central de las Villas Marta Abreu, la joven santiaguera obtuvo su título de ingeniera industrial, y fue ubicada en  la Empresa de Componentes Industriales Pedro Alcides Heredia, en el municipio santiaguero de Contramaestre, para cumplir los dos años de adiestramiento en el departamento de Recursos Humanos.

Luego del periodo de servicio social, asumió responsabilidades como técnica, especialista principal y así hasta asumir el cargo de directora de Recursos Humanos en la entidad.

“En diciembre del 2009, me dieron la tarea de ir durante un mes a Manzanillo, a la “José Luis Tassende (ALUME)”,  para ayudar a resolver un problema de esa fábrica, y ahí estoy todavía”, afirma con una sonrisa.

“Me fui identificando con el proceso productivo, la parte de carpintería era muy similar a la realizada en la otra fábrica; tuve que aprender todo el proceso de laminado de perfiles, que para mí era totalmente desconocido, pero conté con el apoyo de los trabajadores y poco a poco fui metiéndome en todo ese problema y ¡me gustó!”.

A Felicia le satisface mucho su trabajo, lo demuestra en cada explicación, y en los resultados de ALUME, unidad que desde la propia fecha de su llegada cumple cada año con los planes establecidos, en los cuales, como ella misma resalta, es muy importante “darle continuidad a los proyectos de los trabajadores”.

En 2013, esa institución se convirtió en una Unidad Empresarial de Base (UEB), perteneciente a la Empresa de Producciones de Aluminio, en la que ocupa el cargo de directora, con tres carpinterías bajo su tutela: ALUME (en Manzanillo), Pedro Heredia (en Contramaestre) y otra en Holguín; pero desde principios de este año solo dirige las dos primeras.

“ALUME es una entidad donde se fabrica carpintería de aluminio y galvanizada. Se hace todo el proceso de laminado de perfil galvanizado, fabricación de tubos de una y hasta ocho pulgadas, tubos cuadrados y redondos, y sobre todo se labora en la producción de ventanas, que aporta los mayores ingresos de la fábrica, explica.

“La UEB destina sus renglones fundamentalmente al programa de la vivienda, y otros organismos priorizados del Estado, y aporta a la economía anualmente un aproximado de 14 millones de pesos.

-Pero, ¿cómo dirige fábricas ubicadas en distintas provincias?

“El trabajo se me facilita porque mi familia vive en Contramaestre y Palma Soriano, en Santiago de Cuba, y cada viaje es también una oportunidad para verlos.

“Tengo que esforzarme, es verdad, porque las labores en una carpintería ocupan mucho tiempo y requieren bastante control, pero allí existe un director que contribuye al buen trabajo.

“Venir a trabajar a Manzanillo resultó muy difícil, porque mi hija estaba recién parida, y dije “voy a enfrentar la tarea”, mas nunca los abandoné, y cada vez que podía iba a verlos.

-¿Qué representa asumir la responsabilidad como miembro del Consejo de Estado?

“El pueblo cubano, granmense y en especial el manzanillero, ha depositado en mí la confianza de representarlos en esta tarea, y más en los momentos actuales en que la dirección histórica de la Revolución da paso a una dirección nueva. Es un reto inmenso”.

-¿Qué potencialidades le ve al nuevo gobierno cubano?

“Yo considero que el nuevo gobierno cubano ha comenzado muy bien, en ese intercambio con el pueblo, en ir a la base. El presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez está chequeando las tareas, y está muy bien preparado”.

Batallas de Mujer

Felicia vive sola en la ciudad costera de Manzanillo, “rodeada de la gran familia que son mis trabajadores”, acota.

-Dicen que para las mujeres inteligentes es muy difícil casarse, y mucho más para las que dirigen, ¿está usted de acuerdo?
Sí, no es fácil encontrarse un compañero que realmente sepa comprender la tarea de nosotras.

-¿Y qué otros retos enfrentan las féminas dirigentes?

“Trabajar con hombres, hay que comprenderlos, ganarse el cariño y el respeto, agrega quien dirige a 525 trabajadores, de los cuales solo 85 son compañeras.

Leer es su entretenimiento favorito en el poco tiempo que le queda libre, ver televisión, “y de vez en cuando, aunque no me lo creas, ver muñequitos”, confiesa con una risa casi infantil.

Y para concluir, pues ya vinieron a avisarle que la Asamblea va a comenzar, resume: “No me arrepiento del tiempo que he dedicado al trabajo, pues me ha permitido ser mejor persona, más responsable y tener una visión más amplia del mundo”.

ACN

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.