Estados Unidos, el Golpe Suave y Latinoamérica: Venezuela (Parte II)

Lea más de: , ,

Por: Redacción Razones de Cuba

En el trabajo anterior quedaron referenciados y sintetizados los orígenes del llamado golpe suave, así como los ejes generales de cómo se ha aplicado en la realidad nicaragüense. En este texto, el acercamiento será a Venezuela y a la situación que vivió hace algún tiempo, pues aunque quedó electo legítimamente Nicolás Maduro como presidente, la derecha y los aliados externos no cesan sus intenciones de lograr la desestabilización económica, política y social de la hermana nación.

En el período de septiembre de 2013 abril de 2014, Venezuela fue caldo de cultivo para la implementación del golpe suave, en el cual el enemigo logró llegar a concretar las tres primeras etapas y casi a culminar la cuarta.

Veamos entonces una muestra de todo el arsenal comunicacional desplegado durante ese tiempo, a través de una selección, y enfatizo, una selección de las acciones no violentas desarrolladas y su impacto en el pensamiento social de los venezolanos.

Desde septiembre del 2013 se observó la ejecución de acciones que dieron paso a la implementación de las etapas de Ablandamiento y Deslegitimación. Estos son algunos ejemplos:

 –Discursos públicos de los principales actores de la MUD contra el gobierno.

-Fortalecimiento de una guerra económica, a través del desabastecimiento, acaparamiento, el contrabando y la desestabilización del cambio paralelo.

-Campañas contra la violencia, el desabastecimiento y el costo del nivel de vida.

-Campañas contra el sangramiento de la economía por regalar los recursos de los venezolanos a otros países (mención a Cuba).

-Campañas contra “la represión a la libertad de expresión” (caso NTN 24).

-Ataque a la imagen del Presidente, acusaciones de payasearías e incompetencia.

-Campaña de la MUD como fuerza política capaz de sacar a Venezuela de “ese hoyo negro”.

-Campañas contra una Venezuela “castrocomunista”.

Después de esta arrolladora movilización mediática quedó en evidencia lo siguiente:

-La oposición fue en serio, con una estrategia mediática bien orquestada.

-Expuso un discurso unido y coherente para sus presupuestos ideológicos, con un alto impacto en públicos que hasta ese momento reaccionaban conservadoramente ante su demagogia.

-No existió discrepancias públicas y sustantivas entre los principales actores políticos de la oposición.

-Se logró una capacidad de movilización de sus bases, como pocas veces, a través de sus líneas de mensaje.

El gobierno mediáticamente se caracterizó por:

-Sólo reaccionó públicamente a la riposta en casi todos los temas ante la ofensiva de la oposición.

-El discurso del gobierno se concentró en “explicar las cosas o las acusaciones” y no pudo marcar agenda temática.

-Sus bases estaban desmovilizadas, el impacto mediático era positivo en buena parte de las mismas.

Podía apreciarse “el silencio cómplice”, cuando se hablaba del aumento de la violencia, de que no había papel toilette o de que el venezolano de a pie no tenía el nivel de vida que merecía, como sí lo ostentaban los personajes del gobierno y su “enchufados”.Fue una campaña dura, que se dejó avanzar demasiado tiempo, tal vez, por no comprender la táctica del enemigo y no saberla usar en su contra. Esa táctica es la que denomino “el tornillo de banco”: “cómo” convertir en realidad la estrategia opositora.

tornillo de banco

 

Puede observarse una premisa clara en este modelo táctico. La realidad debe aportar los elementos que constituyan esencias de comunicación para, de modo “natural”, ofrecer la materia prima de las campañas de comunicación. Solo que en ocasiones, esa realidad se tiene que “intervenir” para provocar los estímulos a través de líneas de mensajes que se expondrán a los públicos meta.

Por ello, hasta que el gobierno no actuó sobre la realidad, no hubo una respuesta posible desde su inercia comunicacional. No obstante, atacar los precios desmedidos de la especulación en la guerra económica fue la alternativa usada para intervenir la realidad y ganar tiempo hasta el 2014.

El gobierno “le dio la vuelta al tornillo de banco” y quizás, sin saberlo, utilizó la misma táctica, pero en beneficio del pueblo. El enemigo quedó mejor dibujado públicamente (los dueños de las tiendas) y se hiperbolizó “la maldad” del mismo.

En consecuencia, las acciones del gobierno que beneficiaron a las grandes mayorías, las cuales de repente vieron crecer el rendimiento de su dinero, fueron acogidas con beneplácito. Ello favoreció el voto popular en las elecciones del 8D, con lo cual el chavismo salió fortalecido en poco más de un mes, partiendo de un escenario negativo hasta entonces.

Tal vez, esa confianza derivada de un cierre de año 2013 victorioso, fue el enemigo sorpresa del gobierno bolivariano. Ya desde comienzos de año, las declaraciones de algunos personajes de la oposición venezolana perfilaban la opción de acciones de calle.

Aparentemente todo comenzó en febrero, pero creo que el plan estratégico de la oposición lo que hizo fue continuar, sólo se pasó a la activación de la tercera y cuarta etapa de un plan estratégico previamente definido. La victoria de finales de año para el chavismo supuso un golpe a la oposición, para esta sólo fue una pausa antes de pasar a las nuevas acciones que garantizaran el golpe suave contra el gobierno. Desde cualquiera de las dos visiones, lo único que no debió haber pasado es que una vez más la oposición tomara la delantera mediática y peor aún, ocupara la calle como parte de las acciones de comunicación pública.

La combinación de acciones violentas y NO violentas, junto a la complicidad y apoyo coordinado de los medios hegemónicos internacionales fue una fórmula demoledora, lograron en poco más de un mes posicionar las peores matrices de opinión que podían esperarse contra el gobierno venezolano:

-En Venezuela existe una dictadura en el poder.

-Su presidente es un dictador, que reprime a quienes se le oponen (detalle: en esta campaña se abandonaron por ahora los temas de incompetencia y payasadas).

-Se violan todos los derechos elementales de un ser humano.

-El gobierno es una cúpula cívico-militar a la usanza de las peores dictaduras militares que ha tenido la región.

-Es un estado de violencia militar, de muerte.

-Los cubanos “castristas” son los que asesoran o gobiernan en ese país.

Y así cualquier variación sobre los mismos temas. Sin embargo, resalta en su forma de ataque en el primer mes del año 2014, el uso de las tácticas de guerrilla mediática, utilizadas hace algunos años contra esa propia oposición y sus medios privados de comunicación. Esas tácticas se caracterizaron por un ataque constante y variado de los temas abordados, canalizados por todas las vías posibles y con alta exposición, pero con periodos cortos de prevalencia en el tiempo. Es una táctica que, si no se está preparado para ella, no se encuentran tiempo ni espacios para hacerle frente. Fueron efectivos, no cabe duda alguna, estos son algunos ejemplos:

-Discursos públicos agresivos hacia el gobierno de los actores de la MUD con el perfil más violento, pero movilizador.

-Fomento de las manifestaciones de calle violentas, como detonador de las guarimbas.

-Elaboración de una plataforma mundial de lucha que globalice las demandas políticas y sociales.

-Fomento de las manifestaciones de calle violentas, como detonador de las guarimbas.

-Elaboración de una plataforma mundial de lucha que globalice las demandas políticas y sociales.

-Generalización de todo tipo de protestas, exponenciando fallas y errores gubernamentales.

-Organización de manifestaciones, tranques y toma de instituciones públicas (no respeto a las instituciones) que radicalicen la confrontación.

-Ataque a la imagen del Presidente, acusaciones más ideológicas (dictador, fascista).

-Diseminación de octavillas cara a cara, de rótulos callejeros o aéreos.

-Presión sobre organismos y parlamentos internacionales (María Corina en la OEA y Parlamento del Brasil).

-Vanessa Grazziotin, Senadora de Brasil, exigiendo respeto para la Sra. María Corina.

-Creación de canciones (rap en los trenes del metro).

-Demandas en lugares públicos por “ciudadanos comunes” (actores contratados para representaciones que parezcan verdaderas).

-Campañas por redes sociales sin importar la veracidad de los mensajes (twitter, Facebook, youtube…

-Ataques simbólicos o violentos de “ciudadanos desesperanzados” a personalidades públicas notorias asociadas (“enchufadas”) al gobierno.

-Fotografías con sucesos de otros países presentados como acontecidos en Venezuela.

Sí, fue una buena Estrategia de Comunicación Política del enemigo. En ella se emplearon todos los medios, instrumentos y canales posibles, para lograr como resultado un alto posicionamiento opositor y un pobre rendimiento comunicacional del gobierno.

Mientras la oposición desplegaba un arsenal mediático amplio en el uso de medios, piezas y acciones de comunicación, además de una profundidad en la cantidad y calidad de sus exposiciones mediáticas, el gobierno se concentraba diariamente y casi solamente en los 140 caracteres de twitter y algunos pocos spots para televisión inconexos.

Vino a salvar la situación, casi en fin de año, una serie de decisiones y acciones políticas que cambiaron el panorama de violencia, pero no creo que hayan eliminado las matrices de opinión posicionadas nacional e internacionalmente. Tal vez el mayor error de la oposición fue dar prioridad y jerarquía a las acciones violentas, creyendo que se le uniría el resto del país; si hubieran mantenido el ritmo de lo emotivo y lo nacionalista, y atacado las fallas y lagunas del gobierno, quizás tuvieran más aprovechamiento político hoy y continuaría ascendente su apoyo internacional. Pero la violencia nunca lleva a nada y más tarde o más temprano se agota. La gente desea la tranquilidad siempre, aun en las contradicciones más agudas, en algún momento se pacta la paz.

Si bien la ofensiva mediática de los meses de febrero y marzo logró posicionar una Venezuela catastrófica e inaceptada por una buena parte de la opinión pública mundial, en los meses de abril y mayo, el trabajo de inteligencia del gobierno pudo desmantelar los liderazgos más negativos de la ofensiva violenta. Ello, sumado al capital político ganado por el Presidente con el llamado a la paz y al diálogo, cercenó la implementación de la 4ta y 5ta etapas del modelo del “Golpe Suave”, y dio paso a una fase de relativa tranquilidad que derivó en la concreción de la ley de precios justos.

El accionar político permitió saltar el caos guarimbero, pero no eliminó las secuelas que la comunicación política enemiga dejó en el pensamiento social. Esa es una asignatura que quedó pendiente, y sus cicatrices pueden aflorar de nuevo en algún momento, a través de estímulos diversos.

Tamaño reto afrontaríamos de darse tal escenario comunicacional. Ojalá el enemigo mire hacia otro lado y no hacia la quiebra de la confianza de las bases chavistas desde la comunicación política.

Texto relacionado:

Estados Unidos, el Golpe Suave y Latinoamérica (Parte I)

Tomado de Conferencia de Pedro García Ezpinoza

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

4 Comentarios

casino junket malaysia dijo:

It’s really a nice and helpfvul piece oof info.
I’m happy that you just shared this helpful info with us.
Please syay us infoirmed like this. Thanks for sharing. http://g-ghoneim.com/vb/member.php?u=7122

21 junio 2018 | 06:18 am
Toni dijo:

Buen trabajo, con elementos de que estados unidos en los últimos ha utilizado el golpe suave como herramienta para intervenir a los gobiernos de izquierda de América Latina y el mundo

21 junio 2018 | 10:31 am
ENRIQUE dijo:

MUY BUENO EL DOCUMENTO. UNA PREGUNTA: ¿TERMINA EN LA PARTE 2?

21 junio 2018 | 01:25 pm
Argelia Leyes dijo:

No, puede estar al tanto de las próximas, saludos.

21 junio 2018 | 01:57 pm