Esta es nuestra #sociedad, civil… y revolucionaria

Lea más de: , , , ,

Colectivo de autores

«Vamos con mucho argumento y mucha convicción», afirmó el destacado intelectual cubano Abel Prieto Jiménez al cierre del Foro de la Sociedad Civil Cubana que sesionó este martes en la Casa de las Américas y la Casa del Alba Cultural, en La Habana, para discutir las propuestas que nuestra sociedad civil y actores sociales llevarán al evento similar que tendrá lugar en Panamá, en el contexto de la VII Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en ese país entre el 10 y el 11 de abril.

Prieto Jiménez afirmó que nuestra delegación podrá decir mucho sobre democracia y participación, porque esta Revolución se levantó sobre la participación popular. «Nuestra sociedad civil no nació en un laboratorio de tecnócratas, sino del crisol de una Revolución verdadera», sostuvo el reconocido narrador y ensayista antes de agregar que ello les permitirá a los cubanos llevar a Panamá con mucho orgullo, como ejemplo transparente y probado de democracia, nuestro sistema electoral.

En el Foro de la Sociedad Civil Cubana, Pensando Américas, que contó con la participación de más de 300 representantes de 170 organizaciones de la sociedad civil en el país, Abel Prieto elogió la decisión de los asistentes de mantener vivo en el futuro, en modo on line, los debates del encuentro y llamó a preparar la plataforma más completa posible de cara al evento regional.

Abel Prieto recordó el liderazgo de Fidel y Chávez en la región, en particular en la lucha por denunciar y enterrar el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y gestar la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) como modelo de cooperación solidaria.

En sus palabras, Prieto Jiménez recordó que Cuba pudo llevar adelante las misiones sociales en la región gracias al socialismo y destacó que nuestra sociedad civil está formada por organizaciones revolucionarias: «No se puede confundir lo no estatal con lo contrarrevolucionario», aclaró. Más adelante argumentó que lo que fracasó en el mundo fue una experiencia socialista específica, no el socialismo como sistema, y preguntó si acaso pueda decirse que el capitalismo, que ha puesto el planeta a punto de estallar y amenaza con extinguir la especie humana, es triunfante.

Poco antes de las palabras de Abel Prieto, otro gran intelectual de la izquierda latinoamericana, Roberto Fernández Retamar, presidente de Casa de las Américas, comentó que era un deber y un honor acoger allí el Foro y agregó que pensar las Américas ha sido la misión que ha tratado de cumplir la institución desde que fue fundada por Haydée Santamaría.

En la clausura en plenaria se repasaron las recomendaciones de los cuatro grupos de trabajo que sesionaron en la mañana: gobernabilidad democrática y participación ciudadana, educación y salud, medio ambiente y energía, y migración y seguridad; organizadas a partir de los ocho ejes temáticos de la VII Cumbre de las Américas.

Participar más allá del voto

En el panel Gobernabilidad democrática y participación ciudadana José Alexis Ginarte, representante de la Unión Nacional de Juristas de Cuba, recordó postulados constitucionales que expresan cómo en nuestro país la soberanía reside en el pueblo y el Estado garantiza el cumplimiento de los derechos ciudadanos.

Sobre este asunto, Yusuam Palacios, presidente del Movimiento Juvenil Martiano, destacó que en la Isla la democracia no se agota con los procesos eleccionarios, va más allá, pues se expresa en el amplio desarrollo de actividades que tienen lugar en la vida cultural, económica y política.

Lisset González García, representante de la Federación de Mujeres Cubanas, explicó los logros de las mujeres gracias a la obra de la Revolución, que les ha brindado espacios en todos los sectores. La federada Herminia Rodríguez agregó la necesidad de proponer que en el continente las féminas cobren igual salario que el hombre por igual trabajo.

Durante la sesión se reconocieron los avances de Cuba en el reconocimiento de los derechos de los trabajadores no estatales, quienes están asociados también a la CTC, como ratificó Ricardo Veranes Carrión, presidente de la cooperativa Veranes, de Santiago de Cuba.

Los participantes plantearon la necesidad de transmitir la experiencia de la plataforma de diálogo interreligiosa cubana, cuya función comentó el reverendo Pablo Oden Marichal, su coordinador.

El foro llamó a priorizar políticas públicas que promuevan los derechos de las comunidades y su rol en la transformación de su realidad y enfatizó en la trascendencia de la proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de paz.

Educación y salud: en busca de equidad

Los resultados de Cuba en esferas tan importantes como educación y salud, reconocidos mundialmente, no serían posibles sin la participación, la reflexión y el diálogo conjunto de actores y organizaciones sociales, sociedades científicas y asociaciones profesionales, afirmó Jaime Gómez Triana, crítico e investigador teatral cubano.

En el grupo de trabajo de Salud y Educación se expusieron aportes de Cuba en estas esferas. Gómez Triana, moderador del panel, señaló que la experiencia nuestra no se limita al contexto nacional sino que se extiende incluso más allá del hemisferio con proyectos que buscan la equidad.

Entre las recomendaciones se destacan apoyar el intercambio de experiencias y buenas prácticas entre los centros formadores de maestros del hemisferio y realizar investigaciones conjuntas entre países a partir de las prioridades que se acuerden en el área de la formación de profesores.

Además, se pronunciaron por políticas encaminadas a eliminar el analfabetismo y tener una educación inclusiva, así como brindar facilidades a la titulación universitaria de los maestros en ejercicio.

Se recomendó que los Estados asuman la creación de servicios básicos de tratamiento oncológico y promover el desarrollo de programas asociados a una sexualidad con enfoques de derechos.

También abogaron por una estrategia regional que integre logros tecnológicos que ayuden a detectar factores de riesgo para disminuir y controlar enfermedades, así como promover políticas públicas para la cooperación médica.

Pequeñas soluciones a grandes problemas

También en materia de medio ambiente y energía las políticas públicas deben primar por encima de la economía, coincidieron los panelistas, quienes hicieron énfasis en el papel de la mujer en la región al frente de proyectos locales medioambientales sostenibles.

Con el calor que desprende el Sol en cada metro cuadrado del país podría producirse 1 800 veces la energía diaria que consume Cuba, reflexionó José A. Guardado, en representación de Cubasolar.

Sobre la inserción del campesinado en el empleo de energías renovables, Leonardo Chirino, en nombre de la ANAP, comentó que en el 2014 fueron instalados 1 226 biodigestores en fincas, que mejoran el nivel de vida de las más de 100 mil familias que desarrollan algún proceso agroecológico.

La voluntad política en aras del desarrollo de la ciencia fue destacada por José Ángel Fernández Castañeda, presidente de la FEEM, quien analizó la pertinencia del vínculo de las sociedades científicas de los preuniversitarios y las aulas anexas con la ANAP.

José Rubiera, de la Sociedad de Meteorólogos de Cuba, abordó el sistema de prevención de Cuba ante los desastres naturales. Disminuir la vulnerabilidad instruyendo a la población para lograr un enfrentamiento inteligente basado en la concientización y la organización es el modo cubano de proteger a la ciudadanía en estas situaciones, acentuó.

Liliana Núñez, presidenta de la Fundación Antonio Núñez Jiménez, resaltó que existen errores al pensar en grandes planes cuando se puede resolver desde lo local.

Por un mundo sin armas nucleares

Las intervenciones de Gabriel Coderch, del Grupo de reflexión y solidaridad Oscar Arnulfo Romero; Leyde Fernández, del Movimiento Cubano por la Paz, e Ileana Sorolla Fernández, del Centro de Estudios de Migraciones Internacionales de la Universidad de La Habana, resultaron plataforma para una reflexión colectiva del grupo de trabajo que abordó los temas migración y seguridad.

El aporte de ideas, desde la particular experiencia cubana, fue mostrado por varias organizaciones no gubernamentales de Cuba, laicas o religiosas, interesadas en estos asuntos cruciales y abarcadores.

Los conflictos en nuestro hemisferio, la presencia de bases militares foráneas no deseadas por los pueblos, el terrorismo, la dinámica migratoria y sus causas fueron algunas de las problemáticas que evidenciaron la polarización de las riquezas en las Américas.

En cuanto a la migración, se expuso la politización del fenómeno, como es el caso de la repudiada Ley de ajuste cubano y el programa Bajo palabra, para robar su personal médico.

Los integrantes de este grupo criticaron las políticas migratorias basadas en criterios discriminatorios y llamaron a trabajar por un enfoque integral de análisis que incluya tanto el punto de vista del país receptor como el del emisor, además de implementar investigaciones sobre los efectos del fenómeno para estos últimos.

Igualmente abogaron por incorporar a los planes de estudio elementos de educación para la paz y por aprovechar el potencial de la ciencia en función del desarme nuclear.

Tomado de Juventud Rebelde

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2015-03-17/esta-es-nuestra-sociedad-civil-y-revolucionaria-fotos/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.