En el cielo gloria, y en la tierra, paz a los hombres de buena voluntad

Lea más de: , , , ,

De esta forma se manifiesta en la liturgia diaria de cualquier iglesia. Se da gracias a Dios, al Gran Arquitecto del Universo y, seguidamente se pide, se añora, se solicita paz a los hombres en la tierra. Quizás muchos de nosotros, creyentes o no creyentes, agnósticos, materialistas, hombres al fin y al cabo, nos preguntemos si hemos sido capaces de buscar o luchar por que exista esa paz en la tierra entre los hombres de buena voluntad sí hemos hecho nuestro pedacito para lograr tan anhelado fin.

Hombres de buena voluntad, en nuestra América, América Latina, existen millares de ejemplos. Desde Miranda, Bolívar, Martí, Benito Juárez, Sandino, Hugo Chávez Frías, Lula da Silva, Evo Morales y Fidel. Sería la lista interminable, hombres que no solo piden la paz, sino, que han luchado y luchan enconadamente por ello, que han conducido o conducen a sus pueblos en busca de la misma, pero existen otros, quizás de lugares más al norte, o simplemente, más comprometidos con

el norte, que el concepto de paz lo asocian con intereses, codicia y esa serie de males que entrañan, de hecho, la ignorancia y la hipocresía.

En la quinta cumbre de las Américas, celebrada en Puerto España, Trinidad Tobago, en abril del 2009, uno de los temas principales anunciado por los líderes latinoamericanos, hombres de buena voluntad, fue el de la eliminación del bloqueo contra Cuba. Uno de los gestos más hermosos de un verdadero político fue en la noche inaugural, cuando el Presidente Chávez saludó al Presidente Obama y le dijo: ¡Quiero ser tu amigo! Al día siguiente, Chávez se le volvió a acercar para obsequiarle una de las joyas de la literatura latinoamericana: “Las venas abiertas de América Latina” del escritor uruguayo Eduardo Galeano. A pesar de que en esta Cumbre, el Presidente de Brasil, Lula Da Silva, declaró su confianza en el Presidente Obama para que aliviara el bloqueo contra Cuba[1], no sería hasta la séptima Cumbre que, por presión de todos los líderes latinoamericanos y los miembros del Alba, Cuba fuese invitada a participar en dicha Cumbre.

A pesar de todo lo que venía aconteciendo, el portavoz del Departamento de Estado en ese momento, Señor. Jean Psaki, advirtió que la asistencia de Cuba a la VII Cumbre de las Américas seria una burla del espíritu de la Carta Democrática Interamericana.

Mientras esto pasaba en el escenario público, tras bambalinas, con el asentimiento de los Presidentes de Cuba y los Estados Unidos y la intervención de personalidades como el Papa Francisco, se preparaba un cambio de matices en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, algo que deja sin sentido las exclamaciones del Señor. Jean Psaki. El 17 de diciembre del 2014, los presidentes de ambas naciones, anunciaron a sus pueblos y al mundo su decisión de comenzar conversaciones con el fin de restablecer relaciones diplomáticas, momento este en que públicamente, el Presidente Obama proclamó al mundo la idea de que la política del Bloqueo Económico, Financiero, Político y Cultural, no había producido el efecto esperado de cambios políticos en Cuba, que era una política caduca, siendo necesario llevar a cabo cambios sustanciales.

Se han abierto embajadas tanto en La Habana como en Washington, se han abierto puertas para nuevas conversaciones. El Presidente Obama ha suspendido algunas sanciones, se estrechan

relaciones deportivas, digamos que hasta en el campo de la ciencia se borró el nombre de Cuba de la lista de países terroristas, acusación más que perversa contra un país que ha brindado su ayuda desinteresada a muchos países.

El bloqueo, injusto, sigue, se mantiene al 100%, produciendo efectos negativos para ambas sociedades. El territorio de Guantánamo, ocupado en contra del deseo del gobierno y el pueblo cubano, no ha sido devuelto a Cuba. Siguen en pie la ley de ajuste cubano y la de pies mojados y pies secos, facilidades para los profesionales cubanos de la salud que se encuentran de misión deserten, violando todo lo que ambas naciones han acordado en relación a una migración sin riesgos; y tratan de enfocar que la migración cubana, es una migración política, no económica.

¿Podemos hablar de amistad mientras aprietas mi garganta? ¿Podemos hablar de amigos, cuando una de las partes tiene una fuerte y enfermiza pretensión porque se lleven a cabo cambios a favor a los intereses de dicha parte? Como diría mi querido abuelo, limones y con escopeta…

IMG_5374 Cómo pensar que una persona quiere relaciones de amistad, cuando en documentos que en un momento pasan al conocimiento público, exclama en forma muy precisa: “El objetivo no es beneficiar al pueblo cubano, sino reforzar con acceso a tecnologías a individuos en Cuba que respalden la política de «cambio de régimen», al facilitarles servicios de red e instrumentos solo a colaboradores identificados para esos fines[1], sabemos que el intento fue, además de un error, una acción fallida de los Estados Unidos en contra de la Revolución Cubana.

Pero sí, a pesar de todo intento por envilecer a la Revolución Cubana, ya sea por elementos del exterior o por menos cubanos que yo[2], por ponerse de parte de los que quieren arrebatarnos lo alcanzado, hay luz y esperanza, y estoy seguro que habrá paz en la tierra para los hombres de buena voluntad.

[1] Documento enviado al Congreso de los Estados Unidos, y conocido en los medios como la carta de los millones.

[2] Parafraseando el epitafio de José Antonio Saco

[1] Quizás pensando no se en que, promueve la ofensiva entrevista provocada por la bloguera Yoani Sánchez, linkeando al sitio del Departamento de Estado, el blog Generación Y administrado por este personaje.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

1 Comentario

@jlalonso1950 dijo:

Seguro que si hermano, gloria a Dios enel cielo, pero en la tierra solo paz para los hombres de biuena voluntad, se fue creyenbdo que nos metio en su bolsillo, que tonto este hombre un discuso tan bien estructurado y tan falta del filtro etico y de devoluci’on del respeto que se le ofrecio en su estancia en Cuba
La mayor impresión que me ha dejado este hombre es la de busaqueda de un protagonismo loco, pero como ustedes, estoy seguro que si, en la tierra siempre habra paz para los hombres de buena voluntad

24 marzo 2016 | 07:51 pm