En #Cuba la universidad abre sus puertas para todos

Lea más de: , ,

Por Ana María Domínguez Cruz

uhEstudiar en la universidad es una callada aspiración que casi todos hemos tenido en algún momento de la vida. Incluso, para quienes se alejaron de la escuela en la adolescencia, o desviaron su camino hacia otras maneras de vivir, o sencillamente prefieren “doblar el lomo y no estar sentado en un aula todo el día”.

Para muchos, es la meta anhelada, con la que además se complace a la familia, mientras que para otros es la única vía que vislumbran para planearse un futuro y enriquecerlo. Llegar no debe ser cosa fácil, porque comprobado está que todos no podemos ser universitarios. Urgencias económicas, métodos inapropiados de estudio, mala base previa, desinterés a largo plazo y coeficientes intelectuales diversos inciden en las causales de que no todos los que culminan el doce grado continúen estudios en la universidad. Si las puertas se abren, sin limitaciones, es un regalo que hay que saber aprovechar, aunque no todos podrán hacer el mismo uso de él.

Esas puertas vuelven a abrirse, como ha sucedido en años anteriores, para todo el que haya obtenido su título de 12 grado y quiera estudiar una carrera en este nivel de enseñanza en las modalidades de curso por encuentro y educación a distancia.

¿Incremento de universitarios contra plazas laborales insuficientes? El fenómeno se ha dado así en otras oportunidades, pero ahora este nuevo procedimiento de ingreso, para el que no es preciso someterse a los exámenes de Historia, Matemática y Español, es necesario porque en el último quinquenio no se ha podido satisfacer la demanda de más de 42 000 profesionales en ciencias técnicas, agropecuarias y económicas, aunque no serán las carreras de estas especialidades las únicas que se ofrezcan.

En el primer curso de la carrera elegida, los estudiantes deberán recibir clases de las materias que antes se examinaban en las pruebas de ingreso, y aprobarlas, para lograr su permanencia, lo que avala el tácito interés de graduar siempre a estudiantes con una preparación de calidad.

En la Mesa Redonda del jueves último comparecieron René Sánchez, director de Ingreso y Ubicación Laboral del Ministerio de Educación Superior y el doctor Manuel Guillermo Valle, director de Formación de profesionales de esta institución para responder a algunas de las interrogantes suscitadas en la población a propósito del tema.

Sánchez puntualizó en el programa televisivo que para los aspirantes al estudio de carreras universitarias en el curso diurno, procedentes en su mayoría del preuniversitario, las pruebas de ingreso de esas tres asignaturas se mantienen como requisito fundamental para integrar un escalafón en dependencia de las plazas que se oferten de cada carrera.

Insistió en que los aspirantes pueden realizar exámenes de suficiencia de esas asignaturas y, de aprobarlas, no tienen que cursarlas, y que aquellos que se presentaron a las pruebas de ingreso en 2014 o en 2015 y aprobaron alguno de los exámenes, pueden acudir al centro donde examinaron y solicitar un certificado que les avala la convalidación de esa asignatura.

Subrayó, a partir de la cantidad de dudas comunes en relación con este tema, que si la cifra de aspirantes al Curso por Encuentros supera las plazas ofertadas, cada Universidad aplicará criterios de selección que darán la medida para poder establecer un orden de prioridad según el desempeño del estudiante.

Precisó Valle que la próxima semana cada Universidad publicará sus sistemas de selección junto a su plan de plazas, por lo cual los interesados pueden acercarse a los centros para ir conociendo las posibilidades para el acceso. “Es importante que se sepa que no se puede aspirar a más de una universidad, o sea, el estudiante no puede optar por carreras en la CUJAE y en la Universidad de La Habana al mismo tiempo”.

Valle aclaró además que, a diferencia de los egresados universitarios del curso diurno, los de los cursos por encuentro y de educación a distancia no tienen ubicación laboral asegurada al término de sus estudios, pero aún así es necesaria la formación a través de estas opciones, pues en la práctica muchos de los profesionales que hoy laboran en nuestros centros de trabajo egresaron del conocido Curso para Trabajadores o de Educación a Distancia.

Quien no sea universitario en Cuba es porque no quiere…se dice en el habla popular. Razones hay, porque opciones sobran…

Tomado de Cubahora

http://www.cubahora.cu/sociedad/la-universidad-cubana-abre-sus-puertas-para-todos

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.