El tiempo no devora redentores

Lea más de: , ,

Por Daily Sánchez Lemus

Las ideas no se matan… Ni se mueren, me permito agregar. Y Fidel es una idea, un pensamiento, un país y el tiempo no devora redentores, (recordando al Indio Naborí)

La bandera cubana, la que se alza hoy en toda una nación para rendir tributo al hombre que la dignificó, se usa en otra esquina de Miami para alegrarse de su muerte. Profanación de un símbolo que hacen suyo personas que poco han hecho por él.

Resulta incomprensible que el irrespeto y la falta de humanismo formen parte del caudal ¿ético? de una “ideología” contraria, que además se atreve a gritar por la calles la palabra LIBERTAD.

No sabría sobre qué base se edifica una libertad que promueve lo cruel, lo inhumano y lo burdo. En Miami hay fiesta porque murió Fidel. La gente celebra en calle 8, brindan y sacan banderas de Estados Unidos y de Cuba. El canal 23 hace gala de ….. de eso mismo que también hacen llamar periodismo. No solo duele. También da pena.

Es que no nos acostumbramos a ver ese tipo de manifestaciones porque estamos educados en la solidaridad y en el respeto. Una “pequeña Habana” que no es más que el intento de reproducir la raíz que abandonaron al partir, o la construcción de la Habana que querían vivir, o lo que sea….pero que no es La Habana. La Habana está aquí, a lo largo y a lo ancho, amando a Fidel.

Lo más triste que hay en la vida no es solo ser inconsecuente, sino que dependa de otros – y del mal de otros- la felicidad; porque, en este caso, esos que allá celebran le deben “tamaña alegría” a Fidel. ¿No lo habían advertido, muchachones “libres”?: -Fidel decidió el día que destaparían las botellas y que al fin podrían salir a la calle. Fue él quien lo dispuso 90 años después. No ustedes. -Fidel los ha hecho felices el mismo día en que el Granma navegaba hacia Cuba cargado con los valientes expedicionarios. ¿Aprendieron algo de Historia entonces? -Fidel les ha dado la oportunidad de demostrar en realidad cuán “libres, auténticos y encumbrados” pueden ser en momentos donde debe primar la humanidad. ( y ya lo hemos visto….)

Cuba llora hoy, pero reirá segura, porque la bandera nuestra, la que ondea en La Habana –y no en la réplica-, en la Cuba que se debate día a día el camino al futuro, hay mucha confianza y amor. La fórmula mágica de la que habló Martí y que los jóvenes, con lágrimas en los ojos, han hecho suya desde hace mucho tiempo: con todos y para el bien de todos. Ha sido el tiempo, congueros del más allá; ni Miami, ni sus dineros, ni los arcaicos detractores de la Revolución ni los más nuevos… Ha sido el tiempo.

Y lo que tampoco saben es que es que el tiempo no devora redentores, sino que convierte en leyenda a los hombres como Fidel. Lo aprendimos hace mucho, precisamente por el valeroso que le salvó la vida –y a nosotros- después del Moncada, el Teniente Pedro Sarría: -Las ideas no se matan… Ni se mueren, me permito agregar. Y Fidel es una idea, un pensamiento, un país. Fidel es Cuba.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

1 Comentario

gladys regina dijo:

Daily,me encanta leerte porque casi siempre expresas justo lo que desde mi casa yo estoy pensando,esto es valido para otros articulos con otras tematicas.
Hoy muchos de los que celebran no saben ni siquiera por que lo hacen, solo imitan. Si algo hemos aprendido de Fidel es el sentido de la etica y parte de ese concepto seria respetar no solo los años de un anciano,la muerte de una persona,lo cual nos haria grandes . Pero ante el dolor de un pueblo,respaldado por el respeto de muchisimas personalidades mundiales (que,lejos de coincidir con sus ideas,en algunos casos),y que hoy expresan su admiracion y condolencias por nuestro maximo lider,creo que las nimiedades que puedan estar haciendo y diciendo algunos grupitos,es insignificante,al menos para mi.
Firmar el compromiso hoy,debe ser mas que emborronar una cuartilla,ahi estaremos poniendo nuestra propia vida al servicio de la Patria y nada menos que guiados por nuestro Comandante,como siempre.

28 noviembre 2016 | 07:31 am