El síndrome de los agentes de Cuba

Lea más de: , , ,

Arthur González

Cuando el ex oficial de la CIA Ishmael Jones, explicó en el libro “The Human factor: Inside the CIA’s Dysfunctional Intelligence Culture”; como esa agencia de inteligencia había enfocado la historia de los métodos empleados por la Seguridad cubana para lograr engañarlos, mediante la introducción en la década de los años 80 del pasado siglo, de 27 de sus agentes, no tuvo otra alternativa que calificar el fracaso de la CIA como “una muestra de la mala profesionalidad”.

Según el testimonio de Jones, “el programa cubano de la CIA estaba entre los más importantes de los llevados a cabo durante la Guerra Fría”.

Quizás esa amarga experiencia marcó para siempre a la “Compañía” y sea la razón por la cual pasados 25 años continúen con el “síndrome del engaño”, algo que ahora saca a la luz un autotitulado ex agente cubano, Rafael Alejandro Hernández Real, quien cuenta sus vivencias en artículos publicados en varios sitios como “Universo Increíble” y otros reproducidos por Cubanet.

De acuerdo con sus afirmaciones, “Cuba está infiltrando agentes entre becarios opositores, en Estados Unidos”, esos que fueron seleccionados para estudiar en la Miami Dade College, muchos de ellos hijos y familiares de los más “destacados” contrarrevolucionarios internos como los de la inculta y grosera Berta Soler y los sobrinos de Guillermo Fariñas, alias “El Coco”.

El actual plan de becas corrió a cargo de la Fundación Nacional Cubano Americana y ya anunció que está en condiciones de presentarse a una nueva licitación para un nuevo programa de becas, recientemente anunciado por el Departamento de Estado de EE.UU., el que cuenta con un presupuesto de un millón 200 mil dólares.

Este nuevo programa será destinado a jóvenes entre 17 y 25 años que residen en Cuba, a fin de formarlos en centros norteamericanos como futuros líderes comunitarios que puedan lograr la soñada Transición hacia el capitalismo, lo que es lo mismo: destruir la revolución y su sistema socialista.

En sus escritos, el supuesto ex agente cubano Hernández Real, asegura que “el nuevo plan de la Seguridad cubana se titula Proyecto Novas y está diseñado por la Inteligencia cubana con el objetivo de enviar agentes bajo la fachada de estudiantes opositores al régimen, quienes han ingresado a los Estados Unidos por el plan de becas”.

Según la versión de Hernández Real “la Seguridad de Cuba primeramente recluta a jóvenes universitarios y les crean una imagen de contrarrevolucionarios para después introducirlos en los grupúsculos opositores, financiados por el Gobierno estadounidense, donde serían seleccionados para las becas en Miami”.

En días pasados culminó el primer curso de becas en el Miami Dade Collage, donde estuvieron 15 estudiantes cubanos, entre ellos los dos hijos de Berta y la sobrina de “El Coco”.

Los seis mejores expedientes fueron premiados con un recorrido por Washington, donde se reunieron con  algunos miembros de la mafia anticubana, entre ellos el Senador demócrata Bob Menéndez, el Senador republicano Marco Rubio y tuvieron un contacto con los asistentes del Senador por la Florida Bill Nelson.

¿Alguien se podrá imaginar la cara de estos altos funcionarios del Congreso, si dentro de algunos años varios de esos becarios son desclasificados por la Seguridad cubana y relatan cómo lograron engañar a los súper analistas de la CIA, siguiendo orientaciones  de los oficiales de la inteligencia cubana, no dudamos que algunos sean los propios parientes de Berta y de Fariñas?

Ese show sería algo para recordar y de ahí la causa por la que pasado un cuarto de siglo, aún se mantiene el fantasma de la Seguridad cubana, que continúa persiguiendo a los oficiales de la CIA.

La vida dirá la última palabra y quizás en boca de la propia Berta o de Guillermo, a quienes les sobran condiciones histriónicas.

Tomado del Blog El Heraldo Cubano

http://heraldocubano.wordpress.com/2014/06/24/el-sindrome-de-los-agentes-de-cuba/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

1 Comentario

Antonio dijo:

La cuestión no esta en la cantidad de dinero que le pongan para financiar campañas contra Cuba sino que dudan de la inteligencia nuestra su mayor verguenza es su propia impotencia después de 55 años de revolución no conocen a Cuba ni a los Cubanos,son torpes en sus intentos y mediocres en sus ideas. Claro siempre media lo material y en Cuba lo natural.

26 junio 2014 | 08:42 pm