El Premio Nobel y el #terrorismo anticubano. Vidas paralelas

Lea más de: , , , , , ,

Dr. José Luis Méndez Méndez*

Generaciones de ciudadanos norteamericanos desconocen que su amada Nación ha sido después de Cuba, el país más afectado por el terrorismo anticubano, que por más de medio siglo ha coexistido en varias de sus principales ciudades en ambas costas. Desde  California, New York, New Jersey, hasta la cálida Florida. Esto es vital, porque debemos reintegrar a la memoria histórica lo que, de olvidarse, retornaría.

Un muro de silencio infranqueable, que es cómplice del terror,  por la voluntad política de sucesivas administraciones se ha interpuesto entre esta realidad y lo que conocen los estadounidenses, eso no se enseña en las escuelas, no se  valora el impacto causado por más de 330 actos de terror ejecutados dentro de Estados Unidos por esos grupos violentos creados y tolerados, que han empleado el terrorismo contra su vecino pequeño a noventa millas como parte de su política obstinada y hostil, para derrocar a la Revolución cubana y someter a más de once millones de personas, no solo cubanas, por medio de  un brutal  y prolongado bloqueo, al cual se opone la mayoría de los países del mundo, y que genera privaciones, necesidades, limitaciones de todo tipo.

No se trata de efectos colaterales, el pueblo cubano ha sufrido la pérdida irreparable de la vida de 3 mil 478 de sus hijos y otros 2 mil 099  han sido afectados en su integridad física y dejado secuelas irreversibles.

El flamante Premio Nobel de la Paz y actual Presidente de Estados Unidos, tal vez no conozca que cuando él nació en su oriundo Hawai, el 4 de agosto de 1961, apenas casi cuatro meses después de la derrota de la invasión mercenaria en Playa Girón, los terroristas anticubanos asentados en el territorio que él gobernaría 48 años después fraguaban un plan para asesinar al general de ejército Raúl Castro Ruz y producir una provocación en la Base Naval de Guantánamo, que causara una confrontación directa entre Estados Unidos y Cuba.

Este plan fue desarticulado una semana más tarde del nacimiento de  Barack Hussein Obama II.

Tampoco debe conocer, que cuando en 1967 se trasladó a Yakarta, Indonesia con su madre e ingresó en el quinto grado de la escuela católica Punahou School, en varias ciudades norteamericanas los terroristas anticubanos, con Orlando Bosch Ávila al frente de la llamada Acción Cubana Nacionalista de corte fascista realizaron 22 actos de terror, que afectaron intereses nacionales de ese país en Washington y Miami.

Además en los vecinos Canadá, México y hasta en el lejano Hong Kong, ejercieron la violencia y para, tal vez su mayor asombro, el 29 de diciembre de ese año, fue derribada en Cuba una avioneta norteamericana procedente de la Florida, que lanzaba pertrechos militares en el centro de la Isla y resultó capturado el piloto norteamericano Everett D. Jackson.

Al año siguiente, al terminar el sexto grado el niño Barack, el mismo terrorista y su mutante banda, ahora denominada Poder Cubano, ordenó y ejecutó 79 actos de terror, de estos 75 en ciudades de Estados Unidos, amenazó de muerte a los dignatarios de España, Inglaterra y México, por esos crímenes fue juzgado y sentenciado a 18 años de prisión, cumplió menos de 4 años, se le concedió la libertad condicional, la violó en 1974, huyó y por más de 15 años estuvo prófugo de la justicia norteamericana.

En 1989, negocia su regreso, se le mantiene en prisión por solo 9 meses, el Departamento de Justicia dictamina su no admisión por ser considerado un inveterado criminal,  una amenaza para la seguridad nacional y se dispone su deportación, pero recibe el perdón presidencial de George W.H. Bush y hoy vive como un ciudadano ilustre en Miami, donde sigue su carrera terrorista.

Cuando el adolescente Barack, terminó estudios medios superiores en 1979, en ese año los terroristas anticubanos, que todavía hoy cohabitan en ciudades norteamericanas ejecutaron 14 actos de terror, entre estos colocaron bombas en New York, en San Juan, Puerto Rico; nuevamente en el aeropuerto John F. Kennedy, donde hacen detonar una bomba que hiere a 4 empleados norteamericanos, asesinaron, además, a un candidato a representante estatal del Estado de New Jersey, de origen cubano y para más detalles delante de su hijo de 12 años, cuando ambos se dirigían a la iglesia. Del total de hechos 9 fueron realizados dentro del territorio norteamericano y afectaron propiedades de estadounidenses.

Más tarde, el hoy Premio Nobel de la Paz se graduó con el título  académico de Licenciatura en Artes Liberales en la Universidad de  Columbia en 1983, ese año los terroristas de la organización Omega 7 integrada por sicarios  anticubanos y considerada por el FBI, como la más activa dentro de los Estados Unidos entre 1977 y 1985, ejecutaron en ese período 55 actos de terror dentro del territorio norteamericano, una de ellos en la ciudad de Chicago, Illinois, el Estado donde después el ahora Mandatario sería senador estatal y más tarde su delegado en el Congreso.

Entre 1988 y 1991, ingresa en la Escuela de Leyes de la Universidad de Harvard y se gradúa con el título de Doctor en Jurisprudencia o Juris Doctor (JD), con una mención honorífica, que demuestra su prometedor talento, en ese mismo tiempo los terroristas desde bases en la Florida, realizaron más de 12 incursiones contra el territorio nacional de Cuba tratando de fomentar y crear grupos internos para realizar actos de terror.

De abril a octubre de 1992, Obama dirigió una  organización no lucrativa denominada Proyect Vote, mientras esto ocurría los terroristas, realizaron amenazas letales desde Estados Unidos, contra agencias de viajes y turismo en Brasil, Ecuador, Puerto Rico, México y Canadá; violaron de forma reiterada el espacio aéreo cubano por medio de aviones procedentes de la Florida, en abierta campaña provocadora orientada a crear tensiones entre Estados Unidos y Cuba.

Durante doce años entre 1992 y 2004 el hoy laureado fue docente en la Universidad de Chicago, mientras enseñaba derecho, los criminales de origen cubano violaban las leyes nacionales con total impunidad. En ese período cometieron 125 actos de terror incluidas graves violaciones de las normas establecidas en la Constitución de Estados Unidos, disciplina de la cual Obama, era profesor.

Llama la atención el paralelismo, que se observa entre el proceso de formación y trayectoria del Presidente de Estados Unidos llena de paradojas y el accionar de los terroristas anticubanos asentados y protegidos en territorio norteamericano todavía hoy y no podría ser de otra manera, porque esos criminales existen desde mucho antes de nacer Obama cuando ya delinquían al servicio de agencias norteamericanas empeñadas en derrocar a la Revolución cubana. Durante medio siglo, cada año, mes y día de esas cinco décadas, ellos urdieron, ejecutaron o se conjuraron para emplear el terrorismo.

La amenaza de este caso de terrorismo doméstico está identificada, es un peligro tangible, presente y real, eliminarlo es la solución, ahí están los principales profesionales del terror autores de esos  actos: Orlando Bosch Ávila, Luis Posada Carriles, Guillermo Novo Sampoll, Félix Rodríguez Mendigutía, Pedro Remón Rodríguez, Gaspar Jiménez Escobedo, Pablo Gustavo Castillo y otros cuya lista sería interminable conoce el gobierno de Estados Unidos, todos tienen voluminosos expedientes delictivos.

El registro histórico de solo los hechos consumados, sin considerar sus planes e intenciones da fe que dentro del territorio norteamericano los terroristas han cometido delitos, que han afectado intereses de 35 países incluidos los nacionales. [1]

En rigor el Premio Nobel, no es culpable por no conocer esa realidad, no se la enseñaron en la escuela primaria, ni en secundaria, ni en las escuelas de leyes que cursó, queremos pensar que ha sido víctima de la desinformación que ha afectado a varias generaciones de estadounidenses.

Pero sí, tiene el derecho de exigir a las agencias especializadas ser informado si todo lo expresado en esta opinión es cierto o no. Después el futuro dependerá de él, como buen jurista, comenzará a transitar por el fiel de la balanza de la justicia, se moverá en la frontera fina  entre el dolo y la culpa, la acción y la omisión y entonces será totalmente responsable de sus actos, no podrá negar conocimiento, tendrá la oportunidad de honrar el premio recibido para preservar la paz y extirpar para siempre al terrorismo anticubano de Estados Unidos.

*Es Profesor e Investigador Titular Universitario.

Actos terroristas en Estados Unidos. 1959 2004

Autores: Grupos terroristas de origen cubano

Ciudad             Cantidad

Miami                      204

New York                  81

Washington DC        15

New  Jersey*             15

Los Ángeles                5

Cayo Hueso                5

Chicago                       2

Alaska                          1

Tampa                          1

Atlanta                          1

Total                         330

* Los ejecutaron en varias ciudades


[1] Véase lista de ciudades norteamericanas afectadas por el terror anticubano entre 1959 y 2004.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.