El Morrillo, donde quisieron apagar dos luces

Lea más de: , ,

Por Ventura de Jesús

f0107771A escasos metros de la desembocadura del río Canímar se halla el obelisco que perpetúa la caída de Antonio Guiteras y Carlos Aponte. Para llegar hasta allí es preciso descender 125 escalones de una escalera discontinua que parte desde el punto más alto de la empinada cuesta.

Es junto a la entrada del camino que separa a la carretera Matanzas-Varadero de la batería de costa construida hacia mediados del siglo XVIII, hoy Museo Memorial El Morrillo.

El hecho ocurrió el 8 de mayo de 1935, entre las siete y ocho de la mañana. Según relataron un par de pescadores a la prensa local, los esbirros arrastraron los cadáveres sobre los arrecifes y los transportaron en un bote hasta la playita aledaña al añejo inmueble, donde habían pernoctado los dos revolucionarios la noche anterior.

Antonio Guiteras, al frente de la organización insurreccional Joven Cuba, y el venezolano Carlos Aponte, fueron ultimados aquel día. Dos figuras que lucharon por la dignidad y la libertad de todos los hombres, al decir de Fidel.

CUERPO Y ESPÍRITU DEL YATE GRANMA

Cuenta la investigadora Dianerys Ramos Pérez que Guiteras, Aponte y un pequeño grupo de colaboradores procuraban salir clandestinamente hacia México para organizar una expedición que retornara a Cuba y promoviera la lucha armada.

Una idea que 21 años más tarde tomó cuerpo y espíritu en los expedicionarios del yate Granma, el cual partió precisamente de México con su carga de hombres dispuestos a luchar por la definitiva independencia de Cuba, medita la especialista, tras destacar que el ideario de Guiteras fue simiente para lo que luego emprendieron Fidel y sus compañeros.

Pero una delación puso punto final a ese propósito. Mientras esperaban por el yate que debía conducirlos, los esbirros asaltaron el lugar y en un enfrentamiento desigual abatieron a Guiteras y a su entrañable amigo de luchas, Carlos Aponte, quien abrazó la causa de Cuba e hizo cuanto pudo por favorecerla, relata.

Según definiciones extraídas de su exploración investigativa, Guiteras fue un joven sereno, que no toleraba la injusticia, y hasta algo temerario, rasgo por el cual le endilgaron el calificativo de hombre guapo, en el sentido estricto del término.

Pero insiste en que los mayores atributos estaban en la base de su pensamiento, en la integridad moral y el espíritu antimperialista.

Expone que nació en Estados Unidos y sus padres lo traen a Cuba a la edad de siete años. En 1924 se gradúa de bachiller y agrimensor, y luego estudia Farmacia en la Universidad de La Habana.

Durante ese tiempo tuvo una destacada labor político revolucionaria. Por su actividad como combatiente popular fue capturado y condenado a prisión. Tras la caída de Machado formó parte del Gobierno de los Cien Días. Durante esos meses tuvo la osadía de impulsar algunas de las más grandes transformaciones de una sociedad, subraya la historiadora.

Transidas de miedo, las fuerzas reaccionarias, en defensa de sus intereses y del imperialismo, con Fulgencio Batista al frente, perpetran un golpe de Estado.

En mayo de 1934, Guiteras funda la organización Joven Cuba, y define la lucha armada como estrategia para enfrentar al Gobierno. Concibió salir hacia México para desde allí preparar la lucha armada y organizar una expedición que desembarcaría por el oriente con el objetivo de marchar a la Sierra Maestra y a partir de ahí levantar el país en armas.

Al valorar la dimensión política de la figura de Guiteras, dijo Fidel: «…porque él quería hacer lo que nosotros hemos hecho y cayó como han caído otros muchos revolucionarios, porque se lanzó a hacer lo que nosotros estamos haciendo hoy…».

SOMOS EL EJEMPLO QUE ÉL SOÑÓ

A Ernesto Che Guevara lo impresionó aquel joven firme que representó la idea internacional de nuestra lucha antimperialista y americana. Dicen que muy a menudo, inclusive antes del triunfo de la Revolución, preguntaba sobre la figura de Guiteras.

Gisela Álvarez Polo, directora por más de dos décadas del Museo Memorial El Morrillo, significa que tan pronto como el 8 de mayo de 1959, el Guerrillero Heroico visitó el obelisco.

En la institución se conservan algunas fotos que atestiguan la evidente admiración del guerrillero argentino hacia Guiteras, de quien ya tenía información a través de Fidel en los días en que se entrenaban como expedicionarios del yate Granma, sostiene Álvarez Polo.

En dos de las gráficas se contempla al Che con su característica pose y en una tercera se le ve ensimismado, como reproduciendo imaginariamente los últimos instantes vividos por estos hombres.

Indica la también investigadora que en otras muchas oportunidades el legendario luchador concedió valor a la figura de Guiteras, y evoca la frase pronunciada el 8 de mayo de 1961. «Porque somos también lo que quería Guiteras, somos el ejemplo que el soñó para la América entera».

EL MORRILLO HOY

Gisela Álvarez Polo notifica que desde el mes de diciembre del pasado año los restos de Guiteras y Aponte se hallan bajo custodia en el Museo Farmacéutico de la ciudad de Matanzas.

Comenta que fue una decisión necesaria debido al mal estado del Museo Memorial, agravado tras el paso del huracán Irma.

Como detalle esencial, recalca que aunque está cerrado al público, el Museo apoya el trabajo investigativo de los estudiantes universitarios y continúa sus acciones en beneficio de otros centros de enseñanza y de la comunidad.

Estimula saber que cuando reabra sus puertas, el Museo Memorial El Morrillo dispondrá de un nuevo montaje museológico y museográfico, más didáctico e interactivo.

Será un buen homenaje a Aponte, y a Guiteras, el joven que el líder revolucionario e intelectual Pablo de la Torriente Brau calificó como la figura más empinada de la Revolución del 30.

Granma

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.