El humanismo cubano, una luz que recorre el mundo

Lea más de: , , ,

Por Anabel Madiedo Oropeza*

La catástrofe humana provocada por la erupción del volcán de fuego en Guatemala, los miles de damnificados, los desaparecidos y fallecidos en las aldeas tragadas por la lava de ese intenso volcán traen a mi memoria cuantiosos eventos naturales donde muchos seres humanos del planeta han perdido la vida y en los cuales la ayuda solidaria de nuestro país ha estado presente con el envío de profesionales médicos calificados en el enfrentamiento a grandes epidemias y desastres naturales.

medicos-cubanos-escuintla-1-1-580x384

La noche en que los medicos cubanos llegaron al Hospital de Escuintla a enfrentarse a la tragedia. Foto: Brigada Médica Cubana en Guatemala

Hoy nos duele Guatemala. Un país que está pasando por uno de los momentos más tristes de su historia y nuestra solidaridad está con ellos.

Cuba lo ha demostrado al poner a disposición de los departamentos afectados por el volcán a los colaboradores cubanos de la salud que trabajan en esta hermana nación, hoy enlutada por la muerte de muchos de sus habitantes.

La labor internacionalista cubana en la salud se inició en 1962 con el envío de la primera misión médica cubana a Argelia. Desde ese momento se ha colaborado con 120 países del mundo, desde misiones de ayuda por desastres naturales hasta la colaboración con personal médico en regiones donde antes no existía. Pero antes de esa fecha, y pese a las limitaciones del país la primera ayuda médica internacional fue en mayo de 1960, cuando fueron enviados a Chile una brigada de 25 médicos y varias toneladas de equipos e insumos por el terremoto allí ocurrido, que dejó como saldo miles de fallecidos.

índiceLos profesionales cubanos de la salud han trabajado con las herramientas más simples y económicas, también con las más sofisticadas. Aplican armoniosamente el arsenal científico con que cuenta Cuba y aquellos países afectados por desastres naturales, por lo que es válida una charla educativa, una vacuna aplicada, un acto quirúrgico, una bazuca para eliminar mosquitos adultos transmisores de enfermedades o un equipamiento médico de la más alta tecnología.

Esto facilita la oportuna aplicación de medidas factibles a las consecuencias de eventos naturales, los cuales devienen desastres y pueden acarrear problemas para la salud humana, inclusive después de su ocurrencia, pues aumentan los riesgos de enfermedades en zonas seriamente dañadas o de difícil hasta el acceso del personal calificado, por eso no falta una mochila, una casa de campaña y material de primeros auxilios en el equipaje de un colaborador cubano en tales condiciones.

Peacekeeping - MINUSTAH

Cuba ha prestado su ayuda solidaria en El Caribe, Centro y Suramérica, África, Asia y Europa, y estuvo a disposición de los Estados Unidos para dar su aporte a los damnificados por el huracán Katrina pero el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, no aceptó nuestra contribución.

Espacio ganado y bien merecido lo tienen los 250 colabores cubanos de la salud que fueron a África a combatir el ébola y que ganaron para orgullo de Cuba, junto a otras 24 brigadas médicas cubanas en 19 naciones, el Premio de Salud Pública en Memoria del Dr. Lee Jong-wook en Ginebra, el 26 de mayo de 2017 en el marco de la septuagésima Asamblea Mundial de la Salud.

brigada-medica-henry-reeve-en-cuba-1-580x326

Esta vocación cubana de solidaridad y humanismo tiene su esencia en la Revolución Cubana que nació con un programa que desde el alegato de autodefensa de nuestro líder histórico Fidel Castro Ruz, La Historia me Absolverá, enseñó al pueblo el camino del bien común no solo para los cubanos, sino para todos los seres del planeta.

De ahí nuestro accionar altruista y solidario, nuestro respeto por el dolor de los cubanos, que en esta ocasión sufrimos la muerte de más de 100 de nuestros hermanos en un siniestro aéreo, por lo que la labor de los médicos encargados de atender a las víctimas fue reconocido por el Parlamento Cubano en días recientes, como también ha sido valioso y reconocido el apoyo de cada cubano a los familiares de las víctimas del fatal accidente y la atención ofrecida a ellos por varias instituciones cubanas y por la máxima dirección de nuestro país, por lo que me enorgullece afirmar que el humanismo cubano nació en nuestra heroica isla, pero su luz recorre el mundo.

* Médico interncionalista cubana

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

1 Comentario

Hugo Orozco dijo:

Gracias Cuba

9 junio 2018 | 01:39 pm