El fundamento de la #Revolución

Lea más de: , , , , ,

Ramadán Arcos

El 6 de junio pasado llegó a sus 54 años de creado el Ministerio del Interior, cuyos primeros integrantes provenían de las filas del Ejér­ci­to Rebelde, la lucha clandestina o el Mo­vi­miento 26 de Julio.

Posteriormente, con méritos de tal magnitud y sujetos al principio de la voluntariedad, varios combatientes formarían parte de la or­ga­nización de vanguardia y compromiso ex­tremo que hoy nos guía: el Partido Co­munista de Cuba (PCC), dentro del Mi­nisterio del In­te­rior (Minint).

Mario Rodríguez Valdés trabaja en la Di­rec­ción Política del Ministerio del Interior (Minint). Le llegó la jubilación en  1991, pero pre­firió continuar trabajando hasta la actualidad por tal de ser útil, como él mismo dice.

Llegó al Minint , luego de haber participado en la lucha clandestina. Era miembro además del M-26-7, pero al triunfo de la Re­vo­lu­ción le fue orientado colaborar con el De­par­ta­mento de In­ves­tigaciones del Ejército Rebelde (DIER), fecha en que recibió “su primer sueldo” —enfatiza— como miembro de ese de­par­tamento.

“A finales del 59 fui trasladado para depurar la Policía Técnica Judicial, subordinada al Mi­nis­terio de Justicia en aquella época, y luego me en­viaron al DTI como jefe de la sección de investigaciones judiciales hasta el año 1967, cuando fui evaluado para el ingreso al Partido y para integrar lo que era la comisión de construcción del Partido en el Ministerio del In­t­erior”.

Cuenta Mario que este proceso comenzó el 5 de agosto de 1965 por Cien­fue­­gos, como una labor que en lo adelante con­tinuó extendiéndose a la entonces provincia de Oriente, hasta llegar finalmente a La Ha­ba­na, tiempo durante el cual integró estas comisiones hasta noviembre de 1969.

“Antes de ingresar al Minint era casi analfabeto, por las escasas oportunidades de estudiar antes del triunfo revolucionario, y me desempeñé en labores de albañilería hasta inicios del año 59”.

Entre 1981 y 1982 se inició un proceso para otorgar la condición de fundador del PCC a al­gunos compañeros que reunieran los parámetros establecidos por el Comité Central, en­tre los que figuraban haber luchado en el Ejér­­cito Re­belde, combatiente de la lucha clan­des­tina o miembro activo del Partido Socialista Popular, y él reunía las condiciones.

“Ya hoy la lucha no es con el fusil en la ma­no, más bien la lucha es ideológica, y no podemos dejarnos confundir por ningún motivo”, suscribe Mario como un consejo a quienes corresponde continuar la obra que él defiende to­davía. “El Partido es el fundamento de la Re­vo­lución y cada día tenemos que fortalecerlo más”.

El coronel de la reserva José Canasí López in­gresó en las filas del Minint en 1961, y es uno de sus fundadores. Te­nía en­tonces 16 años.

Cuando le incorporaron a las comisiones de construcción del Partido en el Minint ya tenía 21 años. Este hombre lleno de méritos, que trabajó como cuadro profesional desde agosto de 1966 hasta julio del 2007, acumula más de 30 años en la Dirección Política del Minint y varios como jefe del departamento de organización del Par­ti­do.

“Tomamos la experiencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, porque ellos fundaron algunos años antes el Partido en sus fi­las”, explica.
“Este fue un proceso muy bien concebido por la dirección del Partido en el país, porque había muy poca experiencia de crear y establecer el Partido dentro de instituciones militares, y porque además, la experiencia más cercana la teníamos de la antigua Unión So­vié­tica, que lo había constituido en sus fuerzas ar­madas también.

“Quienes integrábamos las comisiones, al­gunos jóvenes como yo, tuvimos la experiencia de analizar las particularidades de ca­da ca­so que procesábamos con la comisión na­cional, porque en las manos de esa comisión es­taba el análisis de un hombre que había combatido en el Ejército Re­belde, otros que habían sido torturados por la tiranía, o sea, que había un nivel de responsabilidad enorme en la tarea que hacíamos”, destaca.

Tomado de Granma

http://www.granma.cu/cuba/2015-06-22/el-fundamento-de-la-revolucion

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.