El dolor de un Ingeniero de Vuelo

Lea más de: ,

Por RHC

2r6okQ_18-05-2018_16.05.31.000000

Sé que el dolor debe ser muy grande para ustedes. Imagínense para mí como ingeniero de vuelo con 17 años de experiencia, colega y amigo de los tripulantes del Boeing 737-200; que trece minutos antes de su caída, la tripulación de nuestro otro vuelo nacional de Cubana, había despegado hacia la provincia Santiago de Cuba.

Y hasta nos comunicamos por la radio entre ambas naves, mientras realizábamos nuestras operaciones habituales de carreteo (impulso) en la pista de despegue.

El dolor es muy inmenso y de eso uno no se recupera nunca, a pesar de estar entrenado para estas emergencias y a pesar de frecuentemente exponernos al riesgo de un simple vuelo en estos espectaculares; pero peligrosos aparatos.

En el día de hoy alrededor de las 11 de la mañana, coincidentemente, los miembros de las tripulación de ambas naves; nos reunimos en el protocolo de la terminal aérea para almorzar y dialogar un rato antes de volar. Y sin embargo al parecer un fallo técnico de la aeronave; no permitirá jamás que esto vuelva ocurrir entre nosotros.

Estamos aún en Santiago de Cuba y seguimos cada paso de lo ocurrido hasta el momento en la capital. Solo les pido; más que pretender criticar, cuestionar o distorsionar este lamentable suceso. Favor muestren el gran sentido de pertenencia y solidaridad que durante años ha caracterizado a nuestro pueblo cubano.

Ing. Yoanner

RHC

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.