El Che habla de Fidel

Lea más de: , , , , , ,

Ernesto Guevara

Con motivo del 87 cumpleaños del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro, el Proyecto Editorial Che Guevara quiere compartir algunas líneas que el Che dedicara en diferentes momentos al líder indiscutible del proceso revolucionario. Próximamente el Centro de Estudios Che Guevara, y las editoriales Ocean Press y Ocean Sur pondrán a disposición de sus lectores el libro Che y Fidel. Imágenes en la memoria, dedicado precisamente a la amistad que unió a estos dos grandes hombres, hijos de su tiempo y de la América toda.

Lo conocí en una de esas frías noches de México […] a las pocas horas de la misma noche de la madrugada era yo uno de los futuros expedicionarios […].

[…] Hubo quienes estuvieron en prisión 57 días […] con la amenaza perenne de la extradición […] pero en ningún momento perdimos nuestra confianza personal en Fidel Castro. Y es que Fidel tuvo algunos gestos que, casi podríamos decir, comprometía su actitud revolucionaria en pro de la amistad. Recuerdo que le expuse específicamente mi caso: un extranjero, ilegal en México, con toda una serie de cargos encima. Le dije que no debía de manera alguna, pararse por mí la Revolución, y que podía dejarme; que yo comprendía la situación y trataría de ir a pelear desde donde me lo mandaran y que el único esfuerzo debía hacerse para que me enviaran a un país cercano y no a la Argentina. También recuerdo la respuesta tajante de Fidel: «Yo no te abandono» […] Esas actitudes personales de Fidel con la gente que aprecia son la clave del fanatismo que crea a su alrededor […].[1]

En realidad, después de la experiencia vivida a través de mis caminatas por toda Latinoamérica y del remate de Guatemala, no hacía falta mucho para incitarme a entrar en cualquier revolución contra un tirano, pero Fidel me impresionó como un hombre extraordinario. Las cosas más imposibles eran las que encaraba y resolvía.[2]

[…] esa fuerza telúrica llamada Fidel Castro Ruz, nombre que en pocos años ha alcanzado proyecciones históricas. El futuro colocará en su lugar exacto los méritos de nuestro primer ministro.

[…] Fidel es un hombre de tan enorme personalidad que en cualquier movimiento donde participe, debe llevar la conducción. […] Tiene las características de gran conductor, que sumadas a sus dotes personales de audacia, fuerza y valor, y a su extraordinario afán de auscultar siempre la voluntad del pueblo, lo han llevado al lugar de honor y de sacrificio que hoy ocupa[3].

[…] Y si nosotros estamos hoy aquí y la Revolución Cubana está aquí, es sencillamente porque Fidel entró primero en el Moncada, porque bajó primero del Granma, porque estuvo primero en la Sierra, porque fue a Playa Girón en un tanque, porque cuando había una inundación fue allá y hubo hasta pelea porque no lo dejaban entrar […], porque tiene como nadie en Cuba, la cualidad de tener todas las autoridades morales posibles para pedir cualquier sacrificio en nombre de la Revolución.[4]

Digo una vez más que libero a Cuba de cualquier responsabilidad, salvo la que emane de su ejemplo. Que si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi último pensamiento será para este pueblo y especialmente para ti. Que te doy las gracias por tus enseñanzas y tu ejemplo al que trataré de ser fiel hasta las últimas consecuencias de mis actos.[5]


[1] «Una Revolución que comienza», en Obras Escogidas, 1957-1967, t.1, pp. 192-193-194.

[2] América Latina, despertar de un continente, p. 203.

[3] América Latina, despertar de un Continente, p. 275.

[4] El Che en Fidel Castro, Selección temática 1959-1997, pp. 205-206.

[5] Carta de despedida del Che a Fidel.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

2 Comentarios

NAM dijo:

Casi todas las grandes peronalidades de Cuba y el mundo en estos últimos 60 años han hablado de Fidel Castro, unos pocos para odiarlo y criticarlo, mientras que la gran mayoría lo hecen admirados de su inteligencia, valor y perseverencia; lo cierto es que todavía Fidel es motivo de comentarios, críticas, asevaraciones y bendiciones de todo tipo, porque su carisma y lo locuacidad lo hacen único en su medio.Nadie como el para decir un buen discurso, coherente y veráz o para desemmascarar al enemigo que lo acosa sin éxito.Fidel es el paradigma de los que luchan y sufren por construir un mundo mejor y sobre todo , el más fiel exponente del Hombre Nuevo de nuestros tiempos; se ejemplo es descomunal y su virtud imponente.

18 junio 2016 | 12:27 pm
Rosa dijo:

Agradecidos por su comentario, siga siempre nuestro Sitio que lo actualizará sobre las verdaderas razones de nuestro país. Saludos

21 junio 2016 | 07:42 am