El artículo 68

Lea más de: , ,

Por Carlos Luque Zayas

Allá por los años finales de la década del 60, José Lezama Lima publicó Paradiso. La trascendental novela del autor de  Tratados en la Habana, tuvo entonces sus lectores de tan sólo el capítulo octavo. Alguien cuenta que se corría de la Universidad a las librerías atraídos por las noticias de los corrillos sobre aquel capítulo. Una edición de esa fundamental novela puede llegar hasta más 600 páginas, pero aquellos 20 pliegos dedicados a las aventuras homoeróticas de Farraluque, alebrestaron el morbo, no sólo el psicológico, sino también el político de aquel momento. De entonces acá, desde aquella época en que no sólo en Cuba, sino en casi todas las culturas del orbe, la homosexualidad incluso era clasificada como una enfermedad y necesitada de curación como cualquier otra, han transcurrido muchas jornadas, con, metafóricamente hablando, sus días y sus noches, de evolución y rectificación.

Apenas una década después que Paradiso fuera visto pasar como un dirigible incomprendido y maldito, y la miopía de algún funcionario lo sacó de las librerías, durante jornadas similares a las de estos días cuando se fraguaba la Constitución del 76, una mente preclara, valiente y digna, la de Vilma Espín, pugnaba porque en nuestra ley de leyes no sólo se hiciera justicia ante los entuertos pasados, sino para que Cuba diera el paso trascendental de reconocer un vital derecho humano, en este mundo en el que hoy, a más de 40 años, todavía se apedrean o asesinan a los homosexuales. Y no sólo allá en algunas culturas lejanas, sino en algunas calles y plazas de nuestra vecindad latina, al sur de nuestro Río Bravo.

igualdadPero, a no dudarlo, entre aquellas reacciones y las que en determinadas personas ha despertado el artículo 68 del Proyecto de Constitución actualmente en debate, al rechazar la propuesta de reconocer el matrimonio como unión legal entre dos personas, existen sus similitudes y correspondencias, quizás sólo ahora en el orden de los prejuicios a nivel individual, pues hace ya mucho tiempo que como política social, aquellos errores fueron reconocidos y erradicados.

Sin embargo, tal pareciera que el proyecto del 2018 tiene sus lectores del artículo 68. Compete a especialistas, sociólogos y psicólogos estudiar el tema y a otros seguir promoviendo medios de más efectiva educación sexual y ciudadana. Pero en un momento en que determinadas corrientes doctrinarias o intenciones políticas utilizan los prejuicios sociales que se manifiestan con respecto a este punto del Proyecto de Constitución para sus objetivos, creo que no debemos hacer silencio. Todo el que apoye la aprobación de ese tema y tenga medios para darlo a conocer, debiera hacerlo. No es sólo una cuestión de humanismo. Es un punto que engrandece y enaltece a una sociedad y que dignifica al ser humano.

El límite de la libertad personal queda trazado por el derecho ajeno. La sociedad, como ente electivo, tiene el derecho de escoger por decisión mayoritaria su sistema político, en cuanto esa elección afecta y compete al común. La propiedad privada, por ejemplo, incide en todos, pero sólo mediante complejas y múltiples mediaciones de causa y efecto, mas sus consecuencias no deciden directamente eventos de la vida espiritual e íntima de las personas, sino por medio de aquellas muy mediatas influencias. Pero la sociedad no debiera tener el derecho a votar sobre un aspecto de la vida más íntima de las personas, de tan delicadas consecuencias, que puedan gravitar decisivamente en la desgracia o la felicidad, tanto para decidir  la vida venturosa como en la muerte espiritual en vida, del ser humano.

La Pupila Insomne

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

15 Comentarios

Lia dijo:

Estoy a favor del matrimonio entre dos personas y el derecho q se deriva de esta union. Somos multitud y el machismo, la ignorancia y el egoismo no puede primar sobre el amor y el respeto a los seres humanos.

2 septiembre 2018 | 03:47 am
senelio ceballos dijo:

Estimado CARLOS luque y otros seguidores!!!!..No creen uds, que algunos funcionarios y periodistas de casi todos los medios cubanos…NOS TIRAN LO DEL 68.. …para desviarnos de otros articulos , que verdad necesitan discusiones serias……Alla las PAREJAS. HOMOSEXUALES.NO MOLESTAN A NADIE….vamos a discutir por favo el capitulo VII-articulo 164..Sobre estructuras del estado!!!! VAMOS A discutir por que esa tarea pasada de moda de Capitulo5–partido unico…VAMOS las leyes de inversions etc,etc… El guajiro chambero desde RUSIA

2 septiembre 2018 | 04:47 am
MANOLOGLEZ dijo:

Tambien las personas que no esten de acuerdo con el cambio que se propone en el Art 68,deben tener tambien el derecho de manifestarse en su contra.
Y que se apruebe por mayoria no por el deseo de una u otra parte.
Hay quienes piensan que eso favorece a la sociedad otros no.
Con el envejecimiento de la población,con la infertilidad que hay,con que las mujeres,por las condiciones económicas que existen no quieren tener mas de un hijo,con la emigración de los jóvenes y con que esta fórmula no procrea,no veo muy claro el futuro de nuestra población.
Aclaro que no discrimino a nadie por su orientación sexual,mas bien les trato con respeto a los que conozco.
Gracias por darme la oprtunidad de opinar.

2 septiembre 2018 | 05:24 am
Plug&PLay dijo:

Es de mi opinión que hay asuntos mucho más importantes y prioritarios de que tratar y/o mencionar en la nueva Carta Magna de este país y que por razones X no se hace. Estoy hablando de que nadie habla de una Ley de Protección Animal, o de una Ley contra el Acoso Sexual hacia la mujer. Por mencionar dos ejemplos, y ya que nos gusta ser vanguardista, pregunto: Por qué nadie menciona o habla del temido y eludido tema del salario del trabajador? Queremos darle cabida al matrimonio entre dos personas del mismo sexo pero nadie expresa su inconformidad en cuanto a los elevados “precios de la vida” y las bases salariales obsoletas.

Pienso que debemos primeramente hacer VALER y CUMPLIR la ya instaurada del 1976, para luego colgarnos el “cartelito” de querer ser más “humanistas” que nadie.

No es cuestión de quitar una cosa para poner otra. Sencillamente pienso que hay otras razones de mucho más peso que deberían ser discutidas y amparadas.

2 septiembre 2018 | 05:53 am
David dijo:

Caros, estoy de acuerdo contigo en lo q planteas, lo que me parece es que debes de pensar también en los problemas de vivienda, educación, salud, Inmigracion, y otros que conoces que afectan a millones de cubanos, no creo que sea sano usar el artículo 68 para esconder el debate sobre otros temas como control constitucional o la doble moneda x ejemplo… gracias

2 septiembre 2018 | 06:05 am
Habanera 100% dijo:

El articulo es bien escueto y podría decir un poco más.no han publicado muchos sobre el 68.creo que es justo.hay que saltar la barrera de la desigualdad.en Cuba hay muchas personas con criterios diferentes por los enormes prejuicios.romperlos no ha sido una tarea prioritaria en nuestros país nunca, muchos no valoran que lo importante son los valores humanos,no sexuales.La historia de la humanidad tiene infinitos ejemplos de grandes hombres y mujeres homosexuales y han pasado a la posteridad.hoy son historia porque han legado a todos lo mejor de si.los que viven en nuestro país también lo son y nosotros no tenemos derecho alguno en tronchar la posibilidad de que sean reconocidos sus derechos Legales y Constitucionales.no pequemos de ser un pueblo pequeños y seamos un pueblo justo.

2 septiembre 2018 | 06:47 am
jose carlos dijo:

aa pesar de que el telvisor salen varias opiniones en contra, todavia no he visto un articulo publicado en la prensa que este en esa corriente, por que?

2 septiembre 2018 | 06:52 am
Francisco Varona dijo:

Muy de acuerdo con que la sociedad no debiera tener el derecho de votar sobre la vida íntima de las personas. No soy homofóbico, respeto los gustos y preferencias sexuales de cada quien, pero tampoco estoy de acuerdo con darle tanta importancia a este asunto. Hay otros más importantes de urgente solución. Y que decir de la familia: esa que tanto se ha vilipendiado y que en la práctica destruimos día a día. No voy a poner ejemplos, no es mi objetivo, pero estoy convencido que se me entiende, al menos por los que sufren está separación oficialista en misiones y otras tareas. La familia como célula fundamental de la sociedad no podrá ser nunca funcional con la legalización de un matrimonio del mismo sexo; digan ahora lo que digan los sicólogos modernos. Si hacemos eso generaremos situaciones mucho más complejas como la adopción de hijos por estas parejas, etc. No estoy de acuerdo con el artículo 68. Concentremos en asuntos vitales para la subsistencia de nuestra sociedad.

2 septiembre 2018 | 09:59 am
Likos1989 dijo:

Una duda, q cree el autor sobre incluir en el artículo 68 la frase entre dos o más personas q despenalice delitos como la bigamia y poligamia, pues como bien usted dice, las diversas relaciones interpersonales no deben ser impedidas

2 septiembre 2018 | 10:47 am
Lizandra dijo:

Como ven, la inmensa mayoría de los foristas que están en desacuerdo con la aprobación del matrimonio igualitario, solo utilizan el corta y pega. Todos dicen lo mismo: que si la iglesia, que si la reproducción, que si en envejecimiento poblacional, que si los niños preguntan. El caso es que una vez aprobado el matrimonio igualitario, se acabarán los tabúes. Los gays y lesbianas tienen todo el derecho de legalizar su relación y quieran o no, siempre van a existir. No todos se casarán porque en la mayoría de los casos ¿quién forma pareja con un gay? sino los machotes de doble vida que engañan a su mujer, hijos, amigos, familia, llevando una doble vida, viviendo en lo oscuro una relación con un gay. Entonces ¿creen que muchas parejas homosexuales se casarán? Pues a esas que desean legalizar su relación, a esas parejas que no se escudan detrás de mentiras, que son parejas estables, trabajadoras, que dan el paso al frente para lo que haga falta, que defienden la patria como buen cubano.

3 septiembre 2018 | 02:39 pm
Lía dijo:

Estoy muy de acuerdo con el comentario de Habanera100%. Por mi parte votaré a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo.Ellos merecen una oportunidad y ningún homofóbico puede truncar el sueño de ellos a que sean de una vez reconocidos y amparados por las leyes, lo mismo que se hace con las parejas heterosexuales. Este es el momento. No lo dejemos para mañana.

3 septiembre 2018 | 02:43 pm
meril dijo:

Yo estoy a favor del matrimonio igualitario. Y si no están de acuerdo de la forma que se enfocó en el Proyecto de Constitución, pueden modificarlo de esta forma: El matrimonio es la unión voluntariamente concertada entre un hombre y una mujer o entre personas del mismo sexo, con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común, siempre y cuando, ninguno de los contrayentes tenga lazos de consanguinidad.

3 septiembre 2018 | 02:44 pm
Henry dijo:

..OJOOO..:!!!, la prensa escrita sigue parcializada a favor de este tema…creo que sobran los comentarios. Es una pena que la constitución de mi país no desarrolle la crianza de nuestros hijos hacia orientaciones sexuales naturales. Las consecuencias a largo plazo pueden ser desastrosas, ¿han pensado en que estos matrimonios entonces pueden comportarse como pareja públicamente delante de nuestros niños?…es realmente decisorio incluir este tema ahora…? esta iniciativa no termina solo con el matrimonio, seamos responsables con los valores que queremos para nustros jóvenes.

4 septiembre 2018 | 03:52 pm
Esperanza Arcaño dijo:

Estoy totalmente de acuerdo con el matrimonio entre 2 personas, me disgustan las razones poco inteligentes que muchos dan al tema para esconder su discriminación y homofobia, yo pensaba que en Cuba éramos mas culto, el hecho de decir que no podemos disgustar a los religiosos es penoso, cuando los religiosos deben de ser los primeros en respetar a todos los seres humanos. Si vamos a respetar solo el criterio de los religiosos pertenecientes a las iglesias protestantes como muchos dicen, estamos dejándonos pisotear por ellos, pues en su caso existen otras muchas mas discriminaciones las cuales no podemos permitir, como es el caso de las religiones africanas las cuales marginan y fuertemente critican, mientras que a ello la mayoría los respetamos. Igualmente decir que el envejecimiento poblacional y la baja natalidad se puede agudizar por ello, es otro disparate ya que el hecho de que se puedan casar o no, no van a cambiar su preferencia sexual.

12 septiembre 2018 | 12:56 pm
moense dijo:

La Ideología de Género, ideología que poco a poco ha ido entrando en nuestra sociedad cubana, conceptos y términos heredados del viejo Continente y de países desarrollados. Pero ¿Qué es la Ideología de género o Identidad de género? No es más que una idea aberrante de una minoría que pretenden imponer el concepto de que el sexo ahora es electivo, que ahora depende de un concepto socio-cultural, por lo que un hombre si se siente ser mujer puede declarar que es mujer y viceversa.

Tal ideología pretende imponer que cada cual es libre de escoger su sexo y se obvia el factor biológico, el fenotipo y el carácter genético de una persona. La¨ identidad de género¨ proyecta una nueva realidad que trata de dejar a un lado el concepto tradicional de la familia, formado por un hombre y una mujer que procrean su descendencia.

Un recién nacido tiene un rasgo biológico y viene al mundo con marcadores genéticos que indican la masculinidad o femineidad del bebé. Por tanto, el diseño genético humano es

13 septiembre 2018 | 12:49 pm