El alivio

Lea más de: , , ,
madre-recibiendo-a-hijo

Los gobiernos de Estados Unidos y Cuba firmaron un nuevo acuerdo migratorio, poner fin a la irracional política de “pies secos– pies mojados”.

Por Leticia Martínez Hernández

El “niño” no aparecía. Lo llamó enésimas veces a su celular, y nada. Tocó la puerta de sus compañeros de la escuela, y nada. La abuela no sabía, el padre tampoco.

Pasó un día entero, con sus miles de horas. Luego otro y otro más. No podía pegar un ojo y se mantenía bien cerquita de la puerta, por si llegaba. A sus 17 años, Fabián (llamémoslo así), salía algunas noches y casi siempre le cogía el amanecer. Ella trataba de consolarse; “seguro está con alguna muchachita por ahí”, se decía; pero las madres todo lo intuyen, tienen una alarma que se dispara sola cuando algún hijo está en peligro y una voz inmisericorde le gritaba que su “niño” la estaba pasando mal.

Se sentía exhausta. Dicen que se desmayaba constantemente, como no queriendo estar, como no queriendo saber. Cuando el rumor empezó a correr por el barrio, quiso cerrar sus oídos, pero era demasiado tarde, todos lo sabían. Su “niño” llevaba casi una semana en altamar. Se había sumado a una expedición suicida que intentó cruzar el estrecho de la Florida en una embarcación rústica. Fue el peor fin de año de su vida. Fue un infierno desde el 27 de diciembre hasta el cuatro de enero, cuando unos hombres que jamás había visto le trajeron al hijo querido hasta la puerta de su casa.

Entonces supo que Fabián se pasó semanas armando una chalupa con sus compinches, porque del otro lado del mar les habían anunciado el paraíso; que luego de dos días de travesía el motor dejó de funcionar y que estuvieron dos días más (casi una eternidad) al pairo. Supo que su hijo a duras penas se mantenía en pie, que vomitaba a mares y que un inexperto a su lado le iba poniendo dextrosa en vena, hasta que el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos los encontró, casi desfallecidos.

Ella escuchó cada palabra; los detalles la laceraron; quiso matarlo por hacerla sufrir así, pero cuando lo vio otra vez en casa lo abrazó con las pocas fuerzas que le quedaban. De momento se sintió aliviada, aunque sabía que el “niño” lo intentaría de nuevo en la primera oportunidad. A partir de ese día no volvería a dormir tranquila, pensó.

Pero llegó el 12 de enero del 2017. Era de noche y una vecina le gritó desde el patio contiguo: “¡pon el televisor, están dando la noticia! Ella no podía creérselo, el gobierno de Barack Obama había puesto fin a la irracional política de “pies secos – pies mojados”, que tantas muertes provocara en el intento de tocar suelo norteamericano, y los gobiernos de Estados Unidos y Cuba habían firmado un nuevo acuerdo migratorio.

De la primera lectura no entendió mucho, no pudo seguirle la rima al locutor del noticiero que tan rápido lee. Cuando cambiaron de tema, se paró del sillón, volvió al ajetreo, tenía demasiadas palabras en la cabeza y un alivio colosal en el alma.

Tomado de Cubahora

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

13 Comentarios

marthag dijo:

Es muy duro por lo que paso esa madre, pero al menos ella no tuvo que llorar su muerte, conozco de personas que si han tenido qu7e llorar a sus hijos y familiares perdidos en ese estrecho infernal, solo espero que estos nuevos acuerdos no sean un engaño mas de los gringos, esperemos que respeten y la emigracion sea por fin ordenada,

23 enero 2017 | 10:10 am
Yesney Jimenez Hernández dijo:

Es esta una de las tantas y muy tristes historias que se escuchaban de esposas,madres y abuelas que sufrieron esa lastimosa realidad,finalmente todas sentimos un gran alivio,pues sabemos que ya estarán seguros o menos tentados a partir hacia un incierto paraíso nuestros esposos,hijos y nietos.

23 enero 2017 | 10:49 am
ulises dijo:

De acuerdo fin a la irracional política de “pies secos – pies mojados, pero sigue vigente la Ley de Ajuste Cubano, que si bien la inmigracion se ordena y se hace mas segura todavia hay posibilidades de que incentiven el quedarse en ese pais al relizar una visita, las posibilidades son muchas, pero algo es algo al menos hay un gran alivio, para las madres cubanas en ese sentido

23 enero 2017 | 11:52 am
Barabara Fernandez Castellanos dijo:

Soy madre y aunque los mios aun son pequeño me conmovio el sufrimiento de esa madre al no saber de su hijo; gracias a Dios la ley de pies secos y pies mojados ya se termino para calmar el dolor de muchas madres cubanas .

23 enero 2017 | 12:01 pm
Aldeidis Nuviola Riera dijo:

Así la muerte ha sorprendido a tantos, incluso familias que se han llevado sus niños pequeños para pasar por esas odiseas indescriptibles. Yo creo que el que no sepa sobrevivir en Cuba, que al menos tenemos derecho a exigir lo que nos corresponde, porque lo sabemos, no lo hará en otro sitio. Generalmente se van personas que ni han estudiado o terminado de estudiar, allí te puede alcanzar la suerte o te puede masacrar la desgracia. Ojalá que con esta nueva ley no haya vuelta atrás, ya que nos alegramos por los que abrazan al menos parcialmente el sueño anhelado, pero jamás se compara con el dolor de perder una vida fértil en busca de mejoría.

23 enero 2017 | 12:11 pm
Edilia Yamile dijo:

Es cierto que esa ley era un incentivo a que personas sin mentes claras hicieran cualquier locura por llegar a los estados unidos y encontrarse el sueño prometido. En lugar de pensar en prepararse para la vida con todas las oportunidades que nuestro gobierno cubano brinda, esas presonas se ponían a pensar en “largarse” a cualquier precio para obtener beneficios gratis. Muchas perwsonas murieron en el intento (recordemos el caso vivido por Elian) y también muchas personas mataron por irse. Conocí un caso de que asaltaron un joven (lo mataron) para robarle la moto, venderla y con el dinero pagar para irse, y de paso queda impune el asesinato. Ejemplos existen muchos

23 enero 2017 | 01:06 pm
suneidi dijo:

Cuando se hacen decisiones sin meditar en las consecunecias,suceden cosas como esas.Claro los padres no son culpables de las decisiones de sus hijos.La felicidad verdadera no está en lo último de la moda,ni tener mucha ropa o zapatos,sino más bien en asuntos espirituales.

23 enero 2017 | 02:24 pm
Juan Carlos Corcho Vergara dijo:

Esa ley es una asesina, está más que súper bien que la hayan eliminado

23 enero 2017 | 02:34 pm
Irene dijo:

Es cierto que es muy duro pero todos piensan en los que murieron en el mar por gusto propio, yo también lo hago y mas por aquellos inocentes que murieron en manos de los que quisieron marcharse, eso para las madres es mas doloroso aun

23 enero 2017 | 02:49 pm
cubana_de_a_pie dijo:

Estoy muy de acuerdo en que se quitara la ley pies secos pies mojados porque incitaba a la locura de lanzarse al mar. Pero para los cubanos que pudieran llegar a EEUU por frontera o en viaje de visita creo que la ley les daba un beneficio único en el mundo. Es triste los muchos de cubanos que se quedaron en México y no pudieron cruzar a los EEUU. Cubanos que vendieron lo poquito que tenían por buscar un futuro mejor. Cubanos que el día de mañana ayudarían enviando remesas familiares a su gente, remesas que mucho ayudan a la economía de este país.

23 enero 2017 | 04:17 pm
Yunier dijo:

Hasta que por fin se dieron cuenta de cuantas vidas se perdian en el mar, y actuaron algo tarde pero como dice el dicho mas vale tarde que nunca, al menos desde aca de la Isla las salidas eran casi que diarias, es cierto que la economia o mejor dicho el bolsillo esta sin fondo, pero siempre se sobrevive, no hay q llegar al extremo de correr tal riesgo, como tambien hay un dicho que dice , que el que no se arriesga no gana muy cierto, pero un paso asi tan fuerte hay q pensarlo bien por sus consecuencias, nada los que lograron llegar y estan bien Felicidades y que nunca pierdan su espiritu de Cubano, saludos desde la Isla

23 enero 2017 | 09:28 pm
minerva dijo:

Es muy triste y dolorosa la historia aqui contada , el sufrimiento de un madre no se paga con nada , asi como el riesgo de perder la vida en busca de la pesadilla americana.A buena hora Obama puso fin a la ley asesina.

24 enero 2017 | 07:42 am
aurora dijo:

Ojala q el cobierno de los Estados Unidos cumpla con lo dicho ya q de esta forma se acaba la insertidunbre de muchas familias cubanas , pero q el nuevo presidente se comporte q a mi juicio no lo va hacer pues es un gran Millonario y no politico no lo veo con hancias de compartir e unir al mundo y nos hace falta union desarrollo a nivel mundial y que nuestro pais avance en la economia no nos confiemos en los Estados Unidos .Recuerden siempre las citas y discursos de nuetro Fidel en ellos no podemos confiar .

24 enero 2017 | 09:08 am