Descubren otro sistema ilegal de la USAID contra Cuba

Lea más de: , , ,

Arthur González

A inicios del mes de abril, la agencia norteamericana de prensa AP, descubrió un programa ilegal y clandestino, diseñado por la USAID contra los jóvenes cubanos, una especie de Twitter nombrado Zunzuneo.Esa información dio lugar a que el Senado de Estados Unidos iniciara una investigación especial, en la que se pusieron de manifiesto irregularidades y violaciones, además de los millones de dólares que gastó ese país para intentar derrocar al gobierno cubano.

Nuevamente salen a luz otros programas subversivos contra Cuba, esta vez revelados por el diario New York Times.

De acuerdo con esa publicación, el Departamento de Estado proporcionó 2,8 millones de dólares a un equipo de hackers y activistas comunitarios conocedores de programación, para desarrollar un sistema de redes que permita a personas afines a los intereses de Washington, comunicarse por Internet sin interferencias de sus gobiernos.

Esa red fue probada en la ciudad de Sayada, en Túnez, iniciada por expertos informáticos tunecinos que participaron en revueltas en el 2011 que derrocaron al presidente Zine al-Abidin Ben Ali. La red establecida en esa ciudad no estaba conectada a Internet, pero cubría grandes áreas donde residen unas 14 mil personas.

Para el New York Times, el programa ejecutado en Túnez fue un ensayo antes de desplegarlo en zonas más disputadas, similares a las que financió la USAID para los programas de OTI con el diseño del Twitter para Cuba, conocido como ZunZuneo.

Entre los nuevos descubrimientos de las acciones ilegales que ejecuta la USAID, está la entrega de una subvención por tres años a la New America Foundation, para hacer la plataforma disponible en Cuba”, según confirmó Matt Herrick, un portavoz de la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos.

Aseguró el diario que la USAID entregó 4,3 millones para crear ese tipo de redes en Cuba, con el diseño de un software al que nombraron “Commotion”, para la conexión inalámbrica por redes WIFI, el cual se ejecuta desde años por expertos de toda Europa.

El software persigue la forma de relacionar varios enrutadores WIFI, en una red ilegal, sin autorización ni pago por los servicios a la empresa cubana dedicada a ofrecerlo, con el marcado propósito de evadir el control del gobierno.

El pretexto esgrimido para instalar en Cuba ese programa es “el prolongado compromiso del gobierno estadounidense de facilitar las comunicaciones abiertas entre el pueblo cubano y el mundo externo”, algo que nadie le ha solicitado y es violatorio de las leyes internas de todos los países, incluidas las del propio Estados Unidos.

Con esta misma intención fue enviado a la isla el norteamericano Alan Gross, a sabiendas de que estaba actuando de forma ilegal al violar las leyes y regulaciones cubanas.

En contraposición con esos argumentos, la emisora Radio Free Asia, financiada por el gobierno de los Estados Unidos, otorgó un presupuesto de un millón de dólares para explorar la implementación de este tipo de redes en el extranjero, información publicada por el New York Times.

En una prueba de la doble moral de Estados Unidos y sus aliados, recordamos como el Buró Federal de Investigaciones y Scotland Yard en el Reino Unido, crearon unidades especializadas para interceptar mensajes encriptados trasmitidos por Twitter y Blackberry, durante los disturbios creados por el movimiento de los “Indignados” y los “Ocupantes de Wall Street”, en el año 2011.

Ante la avalancha de críticas a la USAID, causadas por sus acciones ilegales contra el pueblo cubano, su portavoz Herrick no tuvo más opciones que declarar: “estamos revisando el programa y no es operativo en Cuba en este momento”.

Para intentar derrocar a la Revolución cubana, el gobierno norteamericano nunca ha escatimado dinero, son cientos de miles de millones los que se han derrochado en los últimos 54 años sin poder obtener resultados.

Desde el arribo del presidente Barack Obama a la Casa Blanca, asigna anualmente 20 millones de forma pública para actividades subversiva, más otros cientos de millones a través de Programas de Acciones Encubiertas de la CIA y otras agencias federales como la USAID.

Sascha Meinrath, uno de los fundadores del “Open Technology Institute at the New America”, declaró respecto al software “Commotion”, que es un proyecto ejecutado por su Instituto por iniciativa de la New America Foundation, un tanque pensante con sede en Washington DC (EE.UU.) y añadió que no puede hablar de lugares específicos, debido a que muchas vidas podrían estar en peligro.

Si el proyecto persigue el beneficio de grandes comunidades de personas, ¿por qué tener miedo a perder la vida? ¿A quién le teme el Sr. Meinrath?

Es evidente que las agencias de inteligencia de Estados Unidos están detrás de todo este andamiaje subversivo, y a sus jefes y oficiales no les tiembla la mano para eliminar a todos los que hablen más de la cuenta.

Al final es parte de un mismo negocio, donde los millones de dólares se reparten a manos llenas entre unos pocos, mientras los ciudadanos se ven obligados a dar su aporte a partir del pago de sus impuestos.

Tomado del Blog El Heraldo Cubano

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.