Derechos Humanos y Cuba ¿Controversias?

Lea más de: , , ,

Marah Paes

Hablar de Derechos Humanos y Cuba, para cualquiera de los que habitan en la isla, resulta un asunto zanjado desde hace medio siglo, un tema central en la atención del gobierno y en cuyo respeto y cumplimiento descansa la construcción de la sociedad.

Sin embargo, cada año se reitera –como si pudieran convencer por cansancio- la condena de Estados Unidos a Cuba: “en la isla se violan los derechos humanos”.

Así, mientras el país caribeño ha ratificado 42 de los sesenta instrumentos internacionales relativos al tema, Washington solo ha corroborado 15.

La trama del cuento sigue siendo la misma: libertad de prensa, expresión, culto, Internet. No me detengo en ellos porque basta conocer la Constitución de la República de Cuba para constatar las leyes que respaldan tales derechos. Y con respecto a Internet, ¿no es la política de Estados Unidos una de las principales limitantes para que los cubanos puedan acceder a todos los servicios y páginas de la web?

Sería conveniente si los que critican se miraran antes en el espejo. Hay una porción de Cuba donde se violan los más elementales derechos humanos todos los días, es la base militar en Guantánamo, territorio ocupado ilegalmente por Estados Unidos. Ni hablar de las masacres en Oriente Medio, o de los tiroteos en escuelas norteamericanas.

Al otro lado del Atlántico, la llamada Posición Común de la Unión Europea, se hace cómplice de las condenas a Cuba. Al parecer, la salud y la educación para ellos no constituyen derechos básicos, al contrario, lo inviolable para ellos es el derecho a la privatización.

¿Cómo puede una nación que supuestamente viola los derechos humanos ser paradigma de colaboración internacional en los tópicos de salud y educación?

¿Hasta qué punto entonces hay una controversia con respecto a los derechos humanos en Cuba? La respuesta es la misma desde hace medio siglo: denuncias que responden a una posición arcaica de Estados Unidos (¿el imperio de los “derechos humanos”?) que pretende negar la soberanía de otras naciones.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.