Democracia a la española

Lea más de: , , , , ,

Arthur González

Como una bomba de tiempo explotó ayer España, cuando varios diputados le exigieron al presidente Mariano Rajoy, explicaciones respecto a los nuevos casos de corrupción que sacuden a la más “democrática y veladora” de los derechos humanos, de las naciones que integran la Unión Europea.

Al “ilustre” presidente no le quedó otra alternativa que pedirle perdón a la ciudadanía por tanta corrupción. Algo semejante no se había visto en la historia del país.

Cuál epidemia del Ébola, los casos de corrupción se multiplican por día, sin que se tomen medidas de control y supervisión por parte del estado para evitar que proliferen con tanta impunidad. Hasta la realeza se ha infestado en esta epidemia y ningún poderoso parece estar vacunado.

Meses atrás el Partido Popular amanecía embarrado hasta el mismísimo cuello, ante el descubrimiento de hechos similares que cual fichas de dominó arrastraban a sus principales figuras.

¿Qué ha pasado? Nada.

Rajoy sigue al frente del gobierno acusando a otros países de falta de democracia y otras falacias más, inmiscuido en los asuntos internos de Venezuela, en respaldo a las acciones de Estados Unidos, en vez de ocuparse de los problemas que sufre su propio pueblo.

Cada mes son más altos los niveles de pobreza en la península, y así mismo proliferan los casos de contratos ilegales, el blanqueo de dinero, el cohecho, la compra de acciones, estafas en ventas de terrenos, malversación y solicitudes de comisiones ilegales que van a engrosar los bolsillos de muchos dirigentes.

El Partido Popular ha sabido sacarle el jugo a la crisis económica que afecta a España, situando en puestos claves a sus miembros para que lucren y ayuden a lucrar a otros partidarios, al menos es lo que se ha visto desde la toma del poder de Don Mariano.

La más reciente Operación de corrupción denunciada, arrastra en su primera fase investigativa nada menos que a 6 alcaldes, 4 de ellos del PP, uno del PSOE y uno de UDMA, al presidente de la diputación de León, al informático de la comunidad de Madrid y al ex número dos de Esperanza Aguirre, la misma que envió a Cuba al homicida Ángel Carromero, para que repartiera dinero a la contrarrevolución con el propósito de ejecutar acciones contra el gobierno de Raúl Castro.

La petición de perdón de Rajoy no es suficiente, si fuera el PSOE el que estuviera envuelto en el escándalo, sus acusaciones serían implacables y sin dudas exigiría la dimisión del presidente.

¿Con qué moral puede este presidente exigirle democracia y respeto de los derechos civiles a Venezuela y Cuba?

España es uno de los países con mayores índices de desempleo juvenil y de pobreza infantil en la Unión, según un informe del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y posee el 23,1% de tasa de fracaso escolar y el 23,5%, de abandono escolar, la más alta de la UE.

La cifra de personas que viven en situación de pobreza extrema superan los tres millones; la renta familiar ha caído a niveles del año 2001; los ingresos han disminuido en un 4%, mientras que  los precios aumentaron un 10%.

Sin embargo, los ricos aparecen como los más favorecidos. Ninguno ha dejado de vacacionar en Marbella ni en otros sitios del Caribe, las bodas, bautizos y cenas continúan con la fastuosidad de siempre.

Para ese pequeño sector de la sociedad no hay problemas, a fin de cuentas ellos disfrutan de mucha democracia y jamás son criticados o molestados.

Por eso Mariano Rajoy puede darse el lujo de pedir perdón y continuar gobernando, como si fuera un niño que hizo una simple bribonada.

Esa es la “democracia a la española”. Pero el pueblo no es Dios y por tanto que se busque a otro que lo absuelva.

Tomado del Blog El Heraldo Cubano

http://heraldocubano.wordpress.com/2014/11/01/democracia-a-la-espanola-2/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.