#CubaVsBloqueo: ¿Qué notas tomó Estados Unidos?

Lea más de: , ,

Por Nestor Nuñez

Caricatura que denuncia el cruel bloqueo impuesto a Cuba por el gobierno de los Estados Unidos de América y recrudecido por el actual presidente Donald Trump. 1 de noviembre de 2017. ACN CARICATURA/ Osvaldo GUTIÉRREZ GÓMEZ/ogm

Si alguien de la Casa Blanca tuvo la peregrina idea de que este jueves los titulares de la prensa cambiarían con relación al rechazo de la inmensa mayoría de los países del planeta frente el cerco económico, comercial y financiero impuesto a Cuba, sin dudas, la frustración, la ira y el enojo resultaron sus únicos “logros”.

Y es que la verdadera comunidad internacional (y no el selecto grupo de privilegiados globales que se autootorga esa definición porque sí) refrendó, por veintisiete años consecutivos, que no concede una pizca de avenencia con una práctica genocida que por seis décadas ha pretendido rendir a la nación cubana mediante el hambre, las enfermedades y las carencias de toda suerte.

No obstante, este año la batalla política tuvo un sesgo más que notoriamente bochornoso para Donald Trump y sus retorcidos adláteres, si realmente observaran un comportamiento decente con relación a los demás que habitamos este mundo.

Ocho enmiendas que la Casa Blanca intentó “colgar” a la declaración cubana contra el bloqueo, y que motivaron presiones, amenazas y torceduras de brazo norteamericanas con respecto a las delegaciones en ONU de numerosos países, fueron rechazadas una a una en votaciones individuales con montos promedios de 115 sufragios en contra, tres a favor y unas sesenta abstenciones por turno.

Al final, llegada la hora de respaldar o no el clamor cubano, 189 integrantes de la Asamblea General volvieron a expresar su apoyo a las demandas del archipiélago, no mediaron abstenciones y solo los dos “clásicos oponentes”, los Estados Unidos y su primogénito sionista, se pronunciaron otra vez por el No. Hubo dos países ausentes de la votación (Ucrania y Moldova).

Vale indicar, y ojalá algunos aficionados a la prepotencia aprendieran de la vida real, que lo ocurrido especialmente este inicio de noviembre en el seno de la máxima organización internacional, reconfirma que los tiempos de las bravatas van pasando de moda, por mucho que desde la Oficina Oval se hable y predique que “nosotros estamos primero”.

Hay, sin dudas, un ambiente global que, a pesar de adversidades tácticas lógicas de todo enfrentamiento, muestra que la estrategia de conformar un entorno multilateral, equilibrado y objetivo en sus apreciaciones y comportamiento, ya se erige como un importante valladar a los muchos desboques reaccionarios y egocentristas de los que siguen importunando los oídos de la gente con la historia de los “elegidos por la Providencia para liderar al mundo”.

Y en esa puja, Cuba y su lucha contra el cerco imperial hacen sin dudas un aporte esencial en materia de ejercicio de la dignidad y defensa de derechos cruciales.

Cierto que, como  hasta ahora, y mientras la democracia no establezca su reino total en la ONU, seguramente Washington seguirá desconociendo la voluntad de la mayoría de los Estados miembros sobre la necesidad de poner fin al bloqueo, pero la candente huella del bofetón moral, ético y político que le fue propinado este primero de noviembre ya no se la quita nadie. Seguramente, tomaron nota.

Y si todavía pueden existir dudas de la epidemia de guapería, irracionalidad y ultraconservadurismo que recorre Washington, ahí está la inmediata tragicomedia del señor John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Trump, representada en el “escenario mágico de Miami” luego del cierre de la votación en la ONU.

El ya anunciado “bulto” de Bolton apunta a elevar el número de empresas cubanas que no podrán comerciar con sus pares norteamericanas, sancionará actividades financieras con Venezuela, y confirma el empeño norteamericano por “restaurar la democracia” en Nicaragua. Se trata de que estos tres países, “por fin van a tener enfrente a alguien que les planta cara”, precisó el funcionario ante un selecto auditorio donde se regodeaban figuras del “linaje” de “la congresista Ileana Ros-Lehtinen, quien hizo la presentación del orador, Mario Díaz-Balart y Carlos Curbelo, entre otros “dirigentes de la comunidad cubano-estadounidense”, al decir de ciertos medios de prensa. ¿Hasta cuándo? El mundo dice NO, ¿Estados Unidos está en otro planeta?

Cubahora

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

2 Comentarios

Elizabet dijo:

Una vez mas le mostramos al imperialismo la unidad de los paises del mundo ,que nosotros los cubanos decimos siempre la verdad y ayudamos a todos a una causa justa ,humana. que tenemos moral, dignidad, principio,resistiremos y no van a engañar a un MUNDO que sabe todas las patrañas que hacen. Confiamos en todo lo que hace nuestro PCC y Gobierno por salir de todas la necesidades que a provocado este BLOQUEO de esos Dirigentes Americanos. !VIVA CUBA!

2 noviembre 2018 | 12:13 pm
Eduardo González S. dijo:

Tuvieron que tragarse sus enmiendas. Los gringos son unos “comenmiendas”

2 noviembre 2018 | 12:37 pm