Cuba marca tasa de mortalidad infantil más baja de su historia

Lea más de: , ,

Por  Blog Miradas Encontradas

La nación cubana reportó la tasa de mortalidad infantil más baja de su historia, informó en La Habana (capital) el ministro de Salud Pública, Roberto Morales. El titular precisó que tras el cierre de noviembre, el país registró un índice de 4.2 de mortalidad infantil por cada mil nacidos vivos. El anuncio lo dio a conocer durante el acto de celebración por el Día de la Medicina Latinoamericana.

En todas las provincias -indicó- hay una estabilidad, un rango que parte de tres y no sobrepasa los 5.5. Según el ministro, este resultado evidencia la sostenibilidad del trabajo en el sector.

Según cifras oficiales, Cuba celebra esta jornada con más de 130 mil médicos graduados de 1961 a la fecha. Además, el Ministerio de Salud Pública reveló que más de 95 mil estudiantes de Ciencias Médicas estudian en el país, con 13 carreras de nivel superior, y 24 en el técnico.

Sumado a este logro, la isla del Caribe registró también la tasa de mortalidad materna más baja de su historia en 2012 que se ubicó en 21,5 por cada 100 mil nacidos vivos, lo que representa 15 decesos menos que en 2011.

El Día de la Medicina Latinoamericana se instituyó en 1933 en honor a Carlos J. Finlay, quien descubrió el agente transmisor de la fiebre amarilla (el mosquito Aedes Aegypti), y es considerado uno de los más grandes científicos cubanos.

Evitar 10 millones de muertes para 2035

El Banco Mundial presentó su ‘Informe sobre el Desarrollo Mundial 1993: Invertir en salud’, que pone como ejemplo lo ocurrido en 4 países, denominados los 4C: Chile, China, Costa Rica y Cuba, que han logrado reducir su tasa de mortalidad e igualarse a las de países ricos.

Ángeles López – El Mundo (Madrid).- Hace 20 años que el Banco Mundial presentó su ‘Informe sobre el Desarrollo Mundial 1993: Invertir en salud’ donde se demostraba que los gastos en salud, bien elegidos y basados en evidencias científicas, eran inversiones rentables no sólo desde el punto de vista de la salud sino también en términos de prosperidad económica. Ahora a poco más de un año de los Objetivos del Milenio para 2015, un equipo de 25 expertos en economía y salud global examina la inversión en salud hecha hasta ahora y propone un ambicioso plan para lograr reducir las infecciones, las muertes maternales e infantiles, prevenir las enfermedades no transmisibles y lograr una cobertura sanitaria universal en países de bajos y medianos recursos.

La ‘Comisión The Lancet’ se constituyó en diciembre de 2012 con la idea de hacer una valoración, en vísperas del aniversario del informe del Banco Mundial, sobre las políticas en salud establecidas en estos 20 años y establecer una hoja de ruta para lograr un importante beneficio en salud global a través de una serie de objetivos.

A lo largo de estos años, la mortalidad de niños menores de cinco años ha logrado reducirse de forma espectacular, las muertes en esta franja de edad han descendido de 12,6 millones en 1990 a 6,6 millones en 2012. Sin embargo, casi la mitad de la mejora proviene sólo de dos países: la India y China, mientras que en 38 países o no ha habido cambios o incluso ha aumentado la tasa de muertes en niños o recién nacidos. En cuanto a la mortalidad maternal, entre 1990 y 2010 se ha producido un descenso de 546.000 a 287.000 y el ratio global ha bajdo de 400 a 210 muertes maternales por cada 100.000 nacimientos. No obstante, esta mejora lograda en la mortalidad maternal e infantil no será suficiente para alcanzar dos de los Objetivos del Milenio en 2015.

“Parece un buen momento para dar un paso atrás y valorar objetivamente lo ocurrido para continuar avanzando”, explica en un comentario Richar Horton, director de ‘The Lancet’, la revista que publica el informe de esta comisión de expertos y varios editoriales al respecto.

“Una característica única de esta generación es que tenemos la capacidad financiera y técnica para comenzar a cerrar el vacío en la salud global. La historia muestra que incluso los países más pobres pueden lograr un rápido descenso en las tasas de mortalidad al invertir en salud”, señala el informe. En este sentido, se pone como ejemplo lo ocurrido en 4 países, denominados los 4C: Chile, China, Costa Rica y Cuba, que han logrado reducir su tasa de mortalidad e igualarse a las de países ricos.

Si 34 países implementaran las medidas que han llevado a cabo, podrían evitarse 10 millones de muertes para 2035, según calculan estos expertos. Para ello tendrían que invertir anualmente de media 23.000 millones de dólares de 2016 a 2025 y aumentar a 27.000 millones desde 2026 a 2035. “El crecimiento económico esperado en estos países de medianos y bajos ingresos les permitirá financiarse por completo con sus propios recursos, aunque algunos continuarán necesitando una ayuda externa”, señala el artículo.

¿Hacia donde se deberían priorizar esas inversiones en salud global? Según indica el informe, no hay duda de que se deben seguir poniendo recursos en la salud de los niños menores de cinco años, de las madres y de los recién nacidos. Sin olvidar tampoco invertir en nutrición, sida/VIH, tuberculosis y malaria.

Sin embargo, estos expertos ponen su foco en otro aspecto clave para que los países de bajos y medianos recursos puedan mejorar sus cifras de salud: las enfermedades no transmisibles. Porque una paradoja del éxito en salud global es que al reducir las muertes por infecciones y otros problemas de la infancia se produce un trasvase rápido a otras enfermedades como el cáncer, la diabetes o la patología cardiovascular.

Los gobiernos podrían evitar esto “aumentando considerablemente los impuestos en tabaco y otras sustancias dañinas, como el alcohol”. También se podrían tomar otras medidas como reducir la contaminación ambiental que puede promover otras patologías. “En los próximos 50 años, por ejemplo, un aumento del 50% en los impuestos al tabaco podrían prevenir 20 millones de muertes en China y cuatro millones en la India y generar cada año en ambos países unos ingresos de 20.000 millones de dólares y 2.000 millones, respectivamente”.

Otro aspecto clave para la mejora de la salud, y por tanto el aumento de ingresos y años de vida ganados en estos países, es promover la cobertura sanitaria universal. “Más de un cuarto de millones de personas son empujados a la pobreza cada día como resultado de pagar sus atención sanitaria […] Invertir en salud no es sólo un crecimiento económico sino también un tema de equidad […] Países como México, Tailandia y Turquía están demostrando cómo programas de cobertura sanitaria pueden mejorar la salud y el bienestar de sus ciudadanos”, explica en otro editorial Jim Yong Kim, del Banco Mundial.

Estas inversiones, concluye este informe, además de salvar vidas generarán riqueza. “Entre el año 2000 y 2011, en torno al 24% del crecimiento de los ingresos de países con pocos y medianos recursos procedía de las inversiones en salud. El valor del aumento anual en expectativa de vida ha sido igual a un incremento del 1,8% en el producto interior bruto […] Nuestro informe apunta la posibilidad de lograr una drástica mejora en la salud global para 2035. Existen buenas razones para el optimismo viendo el panorama de salud global completamente transformado tan solo en una generación. El mundo ha hecho un gran progreso desde 1993 […] Con la revolución digital, visualizamos una aceleración en la expansión del conocimiento sanitario entre el público y los trabajadores de la salud y en la diseminación de políticas que permitan recoger los frutos de la ciencia global”.

Tomado del Blog El Adversario Cubano

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

1 Comentario

Victoria dijo:

Nuestro sistema de salud mantendrá a nuestra Cuba en los lugares simeros en lo que respecta al programa materno infantil, los indicadores que tiene hoy son y serán los sueños de todo el mundo. Gracias cuba por tener esos resultados para su pueblo

13 diciembre 2013 | 03:03 am